Dónde ver a los tengu en Japón

Como ya dije antes, los tengu son unos de los personajes más importantes de la mitología japonesa.

Por ello, gozan de una gran presencia en forma de esculturas y grabados en los lugares de culto religioso (principalmente en todos los lugares consagrados por los yamabushi), pero también en forma de representaciones teatrales y en festivales o “matsuri.

 

Famosos lugares de culto a los tengu

Como es de esperar, son decenas (quizás cientos) los lugares en los que se pueden encontrar lugares consagrados a los tengu o con estatuas de tengu.

Y también son muchas las listas que se han confeccionado a lo largo de los siglos, intentando reunir los tengu más importantes.

En el siglo XVII el filósofo Hayashi Razan afirmó que los tres tengu más importantes de Japón son:

  • el Sōjōbō de Kurama (Kioto)
  • el Tarōbō de Atago (Kioto)
  • el Jirōbō de las montañas Hira (Shiga)

En el siglo XVIII se publicó otra lista llamada Tengu Meigikou con los 17 más importantes.

Y en el período Edo, otra lista llamada Tengu Tate (天狗経) reunía hasta 48 tengu.

 

En la actualidad la lista más popular es la de estos 8 tengu famosos:

 

Sōjōbō (Monte Kurama, Kioto)

Sōjōbō (僧正坊) es un tengu particularmente famoso e importante, por lo que es también conocido como Rey de los Tengu.

 

Según la leyenda, éste fue el tengu que enseñó a Minamoto No Yoshitsune a manejar la espada.

Hay otra leyenda que dice que también enseñó artes marciales a Morihei Ueshiba, fundador del Aikido.

¿Sabías que…?

Existe un libro llamado Tengu Geijutsuron (天狗芸術論, “El sermón del demonio sobre las artes marciales”) escrito por Issai Chozanshi, un samurai del siglo XVIII.

Es una colección de parábolas presentadas como la historia de un espadachín que conversa con un tengu sobre la filosofía de las artes marciales en el monte Kurama.

 

 

Tarōbō (Monte Atago, Kioto)

El tengu Tarōbō (太郎坊) está considerado el representante de todos los demás tengu en Japón.

Santuario Tarobogu. Monte Atago (Kioto)

 

Protege el santuario de Atago, dedicado a la deidad Izanagi, una de las principales del sintoísmo. Una tarea que, según la leyenda, le asignó Buda hace unos 3.000 años.

Su nombre deriva del que originalmente recibió (Tarōshōbō, 太郎焼亡) tras un incendio declarado en Kioto en el año 1.177 y que se dijo que fue obra suya. Por ese motivo, se conoce a ese incendio como el Fuego Tarō.

 

 

Jirōbō (Montañas Hira, Shiga)

El tengu Jirōbō (治朗坊) se dice que era tan fuerte como Tarōbō.

Aparece mencionado en algunos cuentos violentos de finales del período Heian, atacando a un dragón y arrojando a un monje a una cueva en la que vivía un dragón.

Este tengu originalmente vivía en el monte Hiei pero posteriormente se mudó a las montañas Hira, una cadena montañosa al oeste del lago Biwa en el límite de la prefectura de Shiga y la prefectura de Kioto.

 

 

Ōyamahōkibō (Sagami)

Jirōbō no es el único tengu que se mudó de residencia. También Ōyamahōkibō (大山伯耆坊), que vivía en la montaña Houki Daisen (en Tottori) y que se mudó a la montaña Soushu Ooyama (en Sagami) cuando su anterior residente, el tengu Sagamibō se mudó a Shiramine (en Kagawa, Shikoku) para consolar el espíritu del emperador Sūtokujōkō.

 

 

Sagamibō (Shiramine)

Como acabo de explicar, el tengu Sagamibō (相模坊) se mudó a Shiramine (en Shikoku) para consolar el espíritu del emperador Sūtokujōkō por toda la eternidad.

Tengu Sagamibō en Shiramine (Shikoku)

 

El emperador murió después de ocho años de exilio en Shikoku, con el deseo incumplido de regresar a Kioto.

 

 

Saburō (Izuna)

La leyenda dice que el tengu Saburō está orgulloso de tener más aprendices que la mayoría de tengus.

Y no es de extrañar, pues se le atribuyen algunos grandes milagros.

Por ejemplo, en una ocasión en que todo Japón sufrió una mala cosecha, este tengu salvó muchas vidas al distribuir la mágica arena de la cima de la montaña Izuna (llamada iizuna 飯砂, una especie de maná similar al arroz integral).

Por ese motivo, el tengu Saburō es también conocido como Izuna Gongen (飯縄権現).

Por cierto, un claro ejemplo de sincretismo religioso puede verse en las imágenes de este tengu, habitualmente representado montando un zorro blanco. Recordemos que los tengu son de origen budista y que las deidades zorro procedentes de la creencia sintoísta.

 

 

Buzenbō (Hikozan)

El tengu Buzenbō (豊前坊) habita en el pequeño santuario Buzenbo, ubicado en la falda noreste del monte Hiko (o Hikozan, 英彦山), en la frontera entre las prefecturas de Fukuoka y Ōita, en la isla de Kyūshū.

 

Se le conoce como el teniente general de los tengu de Kyushu.

Él se encarga de mantener un registro de quién es malo y quién es amable, enviando a uno de sus tengu para que golpee a las personas que son arrogantes y codiciosas.

Pero no te preocupes. Si adoras a los tengu yokai, harán realidad tus sueños.

 

 

Zenki (Monte Ōmine, Nara)

Zenki (前鬼) y Goki (後鬼) eran una pareja casada de oni (demonios) que dedicaban su vida a hacer todo tipo de cosas malvadas.

Sus nombres en japonés incluyen el carácter 鬼, que significa “demonio”.

Tras obligar al fundador del Shugendō, En No Ozuno, a esconder a uno de sus hijos en una olla de hierro para evitar que los demonios le causaran algún daño, los demonios entendieron la tristeza de los padres a cuyos hijos habían matado.

A partir de entonces, se dedicaron a proteger a En No Ozuno, y Zenki más tarde se convirtió en tengu.

 

 

¿Nuestros tengu favoritos?

Si tenemos que elegir nuestros tengu preferidos, sin duda uno de ellos es el del monte Kurama, ya que se trata de un pueblo pintoresco, muy fácil de visitar, pues se encuentra muy cerca de Kioto.

Además allí se celebra cada año en octubre un festival de fuego espectacular: el Kurama No Hi Matsuri.

Festivales de Japón: el Kurama No Hi Matsuri (鞍馬の火祭) o Fiesta del Fuego de Kurama (Kioto)

 

En Kurama verás una enorme cabeza de tengu, situada al lado de la estación de tren, que recuerda la importancia de este pueblo en la mitología japonesa.

Al lado de una enorme máscara de Tengu de Kurama (Kioto, Japón)
El Tengu de Kurama

 

Otro lugar que también destacamos es el templo del monte Takao de Tokio, otro lugar muy sencillo de visitar y en el que la naturaleza se mezcla de manera pintoresca con el fabuloso templo situado en lo alto.

Allí puedes ver dos estatuas de tengu delante de la sala Izuna Gongendo.

Estatuas de O tengu y Karasu Tengu en el Templo Yakuoin. Monte Takao o Takaosan en Tokio. Otoño. Momiji.
Estatuas de tengu en el templo del monte Takao de Tokio.

 

 

Tengu en los festivales japoneses

Además de los templos y santuarios de Japón en los que se supone que residen los tengu (y en los cuales pueden verse estatuas e imágenes de ellos), existen algunos festivales (o “matsuri“) en los que es posible ver representaciones de ellos.

Si tienes la suerte de que se celebre alguno de estos festivales durante tu estancia en Japón, no desaproveches la oportunidad de incluirlo en tus planes.

 

El festival de Shimokitazawa (Tokio)

El famoso barrio de Shimokitazawa (en Tokio) celebra cada año el Shimokita Tengu Matsuri (しもきた天狗まつり, “Festival de los tengu de Shimokita“), con motivo de la festividad del Setsubun.

El evento más importante es un desfile organizado por el templo Shinryuji, no muy lejos de la estación de Shimokitazawa.

La leyenda dice que la deidad budista Doryosatta se convirtió en tengu para proteger ese templo.

 

Festival de Numata (Gunma)

Se celebra a principios de agosto en la ciudad de Numata (prefectura de Gunma).

Dicha ciudad está situada el monte Kashōzan, conocido por habitar en él un tengu.

Durante el desfile principal puede verse un enorme mikoshi (altar portátil) con forma de cabeza de tengu.

Ese mikoshi gigante solo pueden llevarlo a hombros las mujeres, pues se dice que favorece el embarazo y los partos.

Es tan grande que suelen llevarlo más de 200 mujeres.

 

Festival tengu de Ōsaka

Los orígenes de este festival se remontan al período Edo.

Se celebra en Ōsaka en octubre.

Se dice que si una mujer es golpeada por el tengu, tendrá buenos hijos que crecerán fuertes y sabios.

 

Festival Donki (Toyokawa)

El Donki Matsuri (どんき祭り) es un festival celebrado en la ciudad de Toyokawa (豊川市), en la prefectura de Aichi, el tercer domingo del mes de diciembre.

Se trata de un extraño festival en el que un zorro, un tengu rojo y un tengu azul persiguen a mujeres y niños con un donki (鈍器), un palo impregnado con pintura.

A los niños que atrapan les pintan la cara y las manos con pintura roja.

Aunque se llevan el susto de ser atrapados, se dice que acabar con la cara pintada con Benigara trae buena salud para el año que ya llega.

 

Festivales de Furubira (Hokkaidō)

En la ciudad de Furubira se celebran cada año dos festivales sobre los tengu: en verano y en otoño.

En ambos la celebración termina con un tengu caminando sobre una hoguera.

 

El festival de Otaru (Hokkaidō)

Hay un monte llamado Tengu en Otaru (isla de Hokkaidō), considerado uno de los tres lugares de vista nocturna más hermosos de Hokkaidō.

Con ese nombre, sobra decir que allí se celebra un festival sobre los tengu.

De todas maneras, no está claro que allí viva un tengu.

Hay una leyenda que dice que sí, pero también hay quien dice que ese monte se llama así por tener forma de cara de tengu e incluso otras personas afirman que el nombre se lo pusieron quienes se mudaron desde Tōhoku y vieron en él un parecido con el monte del mismo nombre en dicha región.

 

 

Libros sobre los tengu

Si deseas profundizar en el mundo de los tengu y del resto de yokai japoneses, existe un libro excelente en español.

Se trata de “Yokai Attack!“, escrito por Matt Alt y Hiroko Yoda.

 

Puedes verlo y comprarlo aquí al mejor precio y recibirlo cómodamente en casa:

Yokai Attack!

 

 

Cultura japonesa

¿Te atrae la exótica y desconocida cultura de Japón?

No te pierdas nuestra sección especial:

 

 

 


Fuentes de información:

 

Artículo publicado originariamente en nuestro anterior blog el 21 de julio de 2010. Actualizado y ampliado posteriormente para incluirlo en este blog.

¡Déjanos aquí tus preguntas o comentarios!

¡Déjanos tu comentario!
Introduce tu nombre