Viajar a Japón: volver desde el aeropuerto de Narita (Tokio)

El impuesto «Sayonara»