El JR Pass al mejor precio

¿Qué es la huelga a la japonesa?

Esencialmente, la huelga a la japonesa es una leyenda, un concepto erróneo (que tal vez podría provenir de la inventiva de un periodista español, por cierto) que ha calado en la ciudadanía por resultar plausible, quizás debido a la imagen que tenemos de los japoneses.

La expresión significa trabajar por encima de lo que la empresa necesita, generando así un exceso de producción que la empresa no puede vender, y provocando así un grave perjuicio económico para dicha empresa.

Por ello, esto supone una medida de presión para que los huelguistas consigan del empresario aquello que le exigen.

El origen de la expresión “huelga a la japonesa”

La leyenda, como suele suceder, se basa en un dato cierto, que podría tener su origen en la década de los ’40, cuando la empresa automovilística japonesa Toyota puso en marcha el sistema de producción bajo pedido o “just in time (“justo a tiempo”).

El origen de la expresión "huelga a la japonesa"

Con este sistema, pretendía reducir sus graves problemas financieros provocados por los enormes stocks (existencias) de coches que tenía acumulados.

En Japón, en la actualidad, mucha de la producción industrial está basada en la producción bajo pedido o “push-pull” (sistema conocido también como just in time).

Este sistema consiste en que las empresas fabrican bajo pedido, lo que significa que fabrican productos ajustados a una demanda muy concreta, tanto en calidad como en cantidad, evitando en lo posible los stocks y el coste asociado a ellos.

El despegue de la economía japonesa de las décadas de los ’80 y los ’90 estuvo fuertemente sostenido por la implantación de este método de producción así como del sistema kaizen (改善, “cambio a mejor”), del que hablaremos otro día.

Cuanto más stocks, más presión de los huelguistas

Precisamente por eso, el concepto de huelga a la japonesa supone que, si los trabajadores deciden seguir trabajando más durante una o varias jornadas, se generarán stocks costosos para la empresa y, además, al no abandonar sus obligaciones laborales, seguirán cobrando su sueldo, al contrario que lo que sucede en una huelga tradicional.

Curioso pero falso

Como puede observarse, el concepto hace aguas por todas partes.

Los trabajadores de la industria y las grandes corporaciones en Japón tienen una relación muy estrecha, y casi de por vida, con la empresa.

Además, el sistema kaizen, implantado en la mayor parte de ellas, hace que cada uno de los trabajadores de una empresa pueda ser escuchado a la hora de tomar decisiones de producción, etc.

Y además, la propia idiosincrasia del pueblo japonés hace difícil que los trabajadores lleven a cabo huelgas; aunque no digo que no haya, por supuesto.

En conclusión, se trata de un concepto curioso e incluso divertido, pero falso.

Lo más curioso de todo es que esta expresión solo existe en el idioma español y, por tanto, solo es utilizada en España e Hispanoamérica.

Entonces, ¿en Japón no hay huelgas?

Por supuesto que sí.

¿Y cómo son las huelgas en Japón?

Cuando se decide ir a la huelga, los sindicatos de trabajadores acuerdan con la empresa el día y la hora en la que se realizará un acto de protesta que apenas dura una hora, y que consiste en portar pancartas y repetir eslóganes. El objetivo es protestar sin afectar a la producción ni causar pérdidas económicas a la empresa porque, como ya hemos comentado, en Japón los trabajadores se sienten parte de la empresa y, en muchas ocasiones, entran dentro del sistema de decisión. (De hecho, en determinados ambientes es habitual que las personas, al presentarse a otras personas, lo hagan diciendo, por ejemplo, “soy Takuya, de Panasonic”).

De todos modos, desde mediados de los años setenta el número de huelgas continúa descendiendo en Japón y el interés de la ciudadanía hacia ellas ha disminuido notablemente.

Pilar

Después de viajar a Japón 13 veces en 8 años con Javi y, en ocasiones, acompañada también de amigos japoneses, he descubierto muchos lugares mágicos y especiales.
Con mis artículos quiero mostrar ese Japón "oculto" a toda la gente que esté interesada y espero que nuestra experiencia sea útil para todos los que sean tan inconformistas como nosotros.

Últimos artículos de Pilar (ver todos)

Nuestra agencia de confianza

Escribe aquí tu comentario