El JR Pass al mejor precio

El grupo sanguíneo y el destino

En Japón (aunque también en Corea del Sur y otros países de Asia) existe una creencia popular en el llamado “Horóscopo Sanguíneo” (血液型占い, “ketsuekigata uranai“).
Se cree que este horóscopo determina la personalidad, el temperamento y la compatiblidad con los grupos sanguíneos de otras personas.

Es algo similar a lo que sucede en occidente con el Horóscopo Zodiacal, aunque en Japón es mayor la importancia que se da al grupo sanguíneo de cada persona.

Orígenes de esta creencia

La creencia popular en el Horóscopo Sanguíneo se basa en las ideas del “racismo científico (hipótesis aparentemente científicas o pseudocientíficas para apoyar o justificar la creencia del racismo, inferioridad racial, racialismo o superioridad racial).

Esas ideas surgieron en 1926, con la publicación del artículo pseudocientífico y poco riguroso titulado “Tipos de sangre biológicamente relacionados” de Rin Hirano y Tomita Yashima.

Al año siguiente, Takeji Furukawa, profesor de la Escuela de Profesores de Mujeres de Tokio, publicó otro artículo titulado “El estudio del temperamento a través del tipo de sangre“, que encontró bastante apoyo popular y del gobierno militarista-imperialista de la época, que decidió encargar un estudio a su autor para instruir a los soldados ideales para la Segunda Guerra Mundial.

Tras la derrota de Japón, las ideas se abandonaron hasta que en 1970 Masahiko Nomi, abogado y locutor sin estudios médicos, publicó varios libros al respecto, con mucho éxito popular. Posteriormente su hijo continuó promoviendo la teoría con una serie de libros, y mediante la creación del Instituto de los Tipos de Sangre Humanas.

Por supuesto, la comunidad científica hoy en día rechaza todos esos planteamientos y los tilda de superstición o pseudociencia.

Cómo afecta supuestamente el grupo sanguíneo en la personalidad

Según esta creencia, los grupos sanguíneos determinan estos rasgos de personalidad:

Grupo A: los metódicos

Modestos, minuciosos, artísticos y perfeccionistas, por lo que se les dan bien los trabajos que requieren alto nivel de atención y cuidado. Pero, aunque parecen pacientes, son también intranquilos y nerviosos cuando las cosas no son lo perfectas que esperan.

Consideran esencial cumplir y hacer cumplir las normas y reglas.
También son conservadores; no les gustan las sorpresas ni los cambios. Prefieren las cosas tranquilas, serenas y los detalles sutiles.

Colocan las prioridades sociales y a la familia por encima de sus propios intereses. Creen que deben ayudar a todo el mundo.

Pueden llegar a ser tímidos, desconfiados y cerrados; prefieren tener pocos amigos y sólo mantener la amistad de los que son fieles. También son apasionados y estar completamente dedicados a la pareja.

Grupo B: los originales

Son intelectuales siempre en busca de respuestas; de sus respuestas. Buscan el trabajo que satisfaga sus intereses por lo que, si lo encuentran, acaban mezclando trabajo y ocio.

Nunca siguen a los demás. Son individualistas e independientes, por lo que odian ser controlados. Así, valoran la libertad por encima de todo lo demás, aunque ello suponga, en ocasiones, olvidarse del orden y las reglas sociales.

Son emocionalmente volubles y su humor cambia en función de lo que estén pensando en cada momento.

Grupo AB: los justos

Poseen un fuerte lado racional, que analiza todos los factores antes de tomar decisiones. Por ello, se mantienen siempre en un debate interior entre lo bueno y lo malo, ya que les gusta actuar con justicia y evitar confusiones. Tienen al ángel sentado en un hombro y al demonio en el otro.

Valoran mucho la lógica y la palabra. Se les da bien manejar varias cosas al mismo tiempo porque son organizados y muy responsables.

Tienen buen ojo para sopesar el carácter de las personas. Saben en quien pueden confiar y en quien no, lo que provoca que a veces sean tachados de orgullosos y poco amigables, aunque en realidad son dignos de confianza y les gusta ayudar.

Como su personalidad es la mezcla de las del tipo A y el B, emocionalmente pueden ser tímidos o sociables, ingenuos o atrevidos. Es un grupo sanguíneo que convive bien con el resto.

Grupo O: los egocéntricos

Son los creativos y populares, les encanta ser el centro de atención.

Dan la impresión de ser sumamente seguros de sí mismos porque siempre dicen exactamente lo que piensan.

Son buenos en los deportes. Les gusta la libertad luchar por ella. Adoran cultivar hábitos y mantener la misma rutina, principalmente en lo que se refiere a la alimentación.

En el aspecto laboral, respetan la jerarquía y suelen iniciar proyectos, aunque a veces no los completan. Son muy competitivos y ambiciosos por el poder, el control y la prosperidad.

Suelen ser emocionalmente estables aunque si son presionados pueden perder el control. Son muy amigables, cercanos, fieles y abiertos cuando confian en los demás.

Viñeta manga sobre los grupos sanguíneos en Japón

La compatibilidad de los grupos sanguíneos en las relaciones personales

Las personas que comparten el mismo grupo sanguíneo se entienden y respetan fácil y naturalmente, aunque a veces la similitud de personalidad puede hacer que choquen por querer las mismas cosas.

Todos los grupos sanguíneos se relacionan bien con los AB.

Ello porque existen similitudes de personalidad entre las AB y las A o las B.

También hay atracción entre AB y O por su personalidad tan diferente.

Compatibilidad emocional de los grupos sanguíneos en Japón

Una pregunta popular entre los jóvenes

Éste es un tema que sigue presente en las nuevas generaciones según nos han confirmado varios amigos japoneses con los que hemos hablado de ello.

Aunque es evidente que esta creencia no se sostiene sobre ninguna base científica, es muy común que los jóvenes japoneses se pregunten entre ellos a qué grupo sanguíneo pertenecen a la hora de comenzar una relación.

La sangre es un tema que se tiene en cuenta, de manera más o menos profunda, en todas las creencias y religiones desde el principio de los tiempos, por representar la vida.

Por ese mismo motivo, los vampiros, que no son más que no-muertos, necesitan beber sangre, líquido vital.

En la religión shinto, se tiene también bastante en cuenta el tema de la sangre. Hay ejemplos concretos, como el de que está prohibida la asistencia de las mujeres a los templos durante la menstruación ya que, en esos días, son consideradas impuras.

Omikuji basados en el grupo sanguíneo

En nuestra visita a Amanohashidate, nos encontramos precisamente un expositor con una especie de omikuji (tiras de papel que contienen textos sobre la fortuna y el destino y que, generalmente, pueden adquirirse en templos sintoístas o budistas) pero basados en el grupo sanguíneo.

Como puede verse en las fotos que hicimos, se depositan 100 yenes en la ranura amarilla del centro y luego escoge un sobre en función del grupo sanguíneo (una de las cuatro columnas principales). En esa columna elige según su mes de nacimiento y el color en función de si es hombre (azul) o mujer (rojo).

Grupo sanguíneo en Japón: Leyendo el destino en unos omikuji especiales

Ya luego solo queda leer el destino que esté escrito. Eso sí, en japonés.

Grupo sanguíneo en Japón: Leyendo el destino en unos omikuji especiales

Grupo sanguíneo en Japón: Leyendo el destino en unos omikuji especiales

Por cierto, el grupo sanguíneo más común en Japón es el A.

Fuentes: “Tipos de sangre en la cultura japonesa” y CrunchyRoll

 

Javi

Javi

Tras 13 largos viajes por Japón en 8 años acompañado de Pilar y, en ocasiones, de amigos japoneses, he aprendido mucho de aquel país y he descubierto muchos lugares ocultos.
Ahora, con mis artículos, espero poder acercar el Japón "oculto" a mucha gente y que nuestra experiencia sea útil para todos aquellos que, como nosotros, no se conforman con la información común de las guías y el turismo habitual.
Javi

Últimos artículos de Javi (ver todos)

Nuestra agencia de confianza

Escribe aquí tu comentario