El JR Pass al mejor precio

Nadie sabe

Ayer por la noche vimos una impresionante película japonesa.

Se trata de “Nadie Sabe” (“誰も知らない”, 2004) dirigida por Hirokazu Koreeda.

Sinopsis

Cuatro niños se mudan a un pisito de Tokio con su madre.

You en "Nadie Sabe" ("Daremo Shiranai") de Hirokazu Koreeda

Nada más llegar al nuevo hogar, la madre presenta a su hijo mayor, Akira (柳楽優弥, Yuuya Yagira) a los vecinos, dando a entender que es el único hijo que tiene. El resto aparecen dentro de las cajas de la mudanza.

Entre todos han fijado unas normas sagradas que deben cumplir. Solo el hemano mayor puede salir de casa. El resto de ellos, ni siquiera deben asomarse al balcón.

Además, no deben hacer ruido en casa.

No tienen padre y ninguno de ellos ha ido jamás al colegio. El propietario del piso ni siquiera conoce a tres de ellos.

"Nadie Sabe" ("Daremo Shiranai") de Hirokazu Koreeda

La madre tiene por costumbre desaparecer por temporadas para, según dice, trabajar y ganar dinero. Ella dice que busca su felicidad, aunque no reprocha nada a sus hijos.

Una de las veces, la madre desaparece demasiado tiempo, dejando un poco de dinero y una nota en la que deja al hermano mayor al cargo de sus hermanitos. Así empieza una nueva vida para los cuatro niños que sólo se tienen a sí mismos, mientras nadie sabe nada.

"Nadie Sabe" ("誰も知らない", 2004)

Los hermanos continúan su vida diaria entre juegos y trabajos domésticos, pero el dinero cada vez escasea más y la comida cada vez se les hace más cara.

Basada en hechos reales

Nadie Sabeestá basada en un suceso acaecido en 1988 y conocido como “el asunto de los cuatro niños abandonados de Sugamo.

"Nadie Sabe" ("誰も知らない", 2004)

Estilo documental

Una de las cosas que más llaman la atención de este soberbio film es ese estilo sencillo, directo, fresco y poco intrusivo con que está contado, tan realista, en el sentido más transparente y depurado del término, que a ratos se tiene la sensación de estar presenciando un documental.

Disponible en Amazon España para compra y entrega inmediata

Un drama con aire naíf

La película es un conjunto de momentos, de detalles, de gestos. Todo es sencillo, algo pueril, y transmite la felicidad de los momentos dentro de un universo de soledad y cierta tristeza. Un film de desarrollo lento no apto para todos los públicos.

"Nadie Sabe" ("誰も知らない", 2004)

Un triste asunto tratado sin dramatismo

El director consigue transmitir la sensación de desatención creciente de los niños, aunque lo hace de un modo suave, tranquilo, sin dramas.

Al igual que el hermano mayor, el espectador ve cómo los días transcurren sin que la madre vuelva a casa y, como él duda, de si realmente volverá o no, y si ello depende de la voluntad de la madre o de una serie de sucesos que escapan a su control.

"Nadie Sabe" ("誰も知らない", 2004)

Dudas sobre la voluntad de la madre

Realmente, el espectador espera que la madre vuelva. No la convierte en culpable de una situación que desconoce en su totalidad.

Cartel de "Nadie Sabe" ("誰も知らない", "Daremo Shiranai") de Hirokazu Koreeda

Por lo demás, se trata de un relato sosegado, con un trasfondo triste, quizás algo melancólico, pero nada dramático; ni siquiera el final.

"Nadie Sabe" ("誰も知らない", 2004)

En cuanto al reparto, además de la mención especial del trabajo de todos los niños, que es fabuloso y muy especial teniendo en cuenta su edad, me gusta la interpretación de You (nombre artístico de 由希子江原, Yukiko Ehara) en el papel de Keiko, la madre, además de que me encanta su voz.

Disponible en Amazon España para compra y entrega inmediata

Pilar

Después de viajar a Japón 13 veces en 8 años con Javi y, en ocasiones, acompañada también de amigos japoneses, he descubierto muchos lugares mágicos y especiales.
Con mis artículos quiero mostrar ese Japón "oculto" a toda la gente que esté interesada y espero que nuestra experiencia sea útil para todos los que sean tan inconformistas como nosotros.

Últimos artículos de Pilar (ver todos)

Nuestra agencia de confianza

Escribe aquí tu comentario