Ningyo Kuyo o Funeral de las Muñecas

    0
    Festivales de Japón: el Ningyō Kuyo (人形供養) o Funeral de las Muñecas (Kioto, Japón)
    El JR Pass al mejor precio
    Cuando:
    viernes, 14 de octubre de 2016 a las 10:30
    2016-10-14T10:30:00+02:00
    2016-10-14T10:45:00+02:00
    Donde:
    Hōkyō-ji
    Dodocho
    Kamigyo Ward, Kyoto, Kyoto Prefecture 602-0072
    Japón
    Contacto:
    Templo Hōkyō-ji
    075-451-1550
    Ningyo Kuyo o Funeral de las Muñecas
    Puntúa este artículo

    Ningyō Kuyo (人形供養) o Funeral de las Muñecas es un ritual que se lleva a cabo dos veces al año (en primavera y en otoño) en el templo Hōkyō-ji de Kioto, conocido como el “Templo de las Muñecas“.

    El templo de las muñecas

    Durante la Edad Media, Kugon Risho Zenni, una hija del emperador Gomizuno, decidió vivir aquí, por lo que Hōkyō-ji se convirtió en un monzeki, es decir, un templo dirigido por un miembro de la familia imperial japonesa.
    Desde entonces, las princesas imperiales han practicado aquí el budismo.

    Surgió entonces una curiosa costumbre: las princesas recibían a menudo muñecas de sus padres, los emperadores, con el cambio de las estaciones del año o para celebrar determinados eventos. De ese modo intentaban mitigar los rigores de una forma de vida más austera que la de palacio.

    En la actualidad Hōkyō-ji todavía tiene muchas de estas muñecas cuidadosamente conservadas.

    Festivales de Japón: el Ningyō Kuyo (人形供養) o Funeral de las Muñecas (Kioto, Japón)

     

    El espíritu de las muñecas

    En Japón, las creencias religiosas (particularmente el shintoismo) son animistas, lo que significa que a los objetos inanimados se les otorga alma.

    Así, existe la creencia en un cierto tipo de espíritu llamado tsukumogami (付喪神), criaturas que surgen cuando un objeto llega a los cien años de edad.
    Los objetos con forma humana se cree que son especialmente susceptibles a de convertirse en tsukumogami y, para algunas personas, los objetos con tsukumogami tienen algo alma.

    Pues bien, el templo Hōkyō-ji celebra su Ningyō Kuyo (人形供養) o Funeral de las Muñecas con el fin de calmar los ánimos de los muñecos que ya no son necesarios o que se han estropeado con el paso del tiempo.

    Con este ritual funerario, los dueños de los muñecos se sienten mejor, al darles una despedida más digna que el simple gesto de tirarlos a la basura, agradeciendo todos los años que han pasado con ellos, al ser un elemento integral de la educación de un niño.

    El funeral de las Muñecas

    Se trata de un ritual budista realmente extraño.

    Con el objetivo de deshacerse dignamente de las muñecas usadas y viejas, y para evitar las repercusiones espirituales o la mala suerte de simplemente tirarlas a la basura, el templo Hōkyō-ji, abierto al público solo dos veces al año (otoño y primavera), y coincidiendo con las exposiciones de muñecas de las princesas imperiales, lleva a cabo un servicio funerario especial conmemorativo de las muñecas que aquellos que deseen presentar sus respetos.

    Días antes de la celebración de este ritual, quienes deseen deshacerse de una o varias muñecas, deben entregarlas en el templo y pagar una cantidad de dinero por cada una. Después se exhiben en una zona pública del templo para que todo el que visite el lugar pueda verlas por última vez.

    Las muñecas son colocadas con sumo cuidado y delicadeza para que muestren una postura y un rostro bonitos.

    Finalmente, cada 14 de octubre, a las 10:30 de la mañana, las monjas del templo Hōkyō-ji se reúnen delante del túmulo funerario de las muñecas, situado en el recinto del templo, donde yacen las cenizas de las muñecas incineradas en años anteriores.

    Una mujer vestida como menina o tayū (太夫), preside el ritual junto con otras dos mujeres vestidas como princesas imperiales medievales.

    Ésta es la oportunidad de dar un final digno y muy especial a alguna muñeca vieja que se tenga por casa y ya no sirva para nada.

    ¿Un ritual absurdo?

    Cuando se pregunta a los asistentes si realmente puede dar mala suerte tirar las muñecas simplemente a la basura, lo habitual es obtener una respuesta de duda.

    Quienes acuden a este ritual lo hacen por evitar la posible mala suerte, pero reconocen no estar seguros.

    Como ya dijimos en otro artículo, los japoneses no tienen muy claro el hecho religioso y, aunque celebran numerosos rituales religiosos a lo largo de su vida, lo hacen más por superstición que por una fe profunda, aunque por supuesto existen excepciones.

    Supersticiones japonesas

    Lo más divertido es ver a algunos niños acercarse a los muñecos y mirarlos con deseo, preguntando algunas veces a sus padres si pueden rescatar alguno llevándoselo a casa. ¡Qué ricos!

    Otros lugares de celebración del funeral de las muñecas

    El santuario Meiji Jingu de Tokio celebra también este ritual, aunque lo hace el 15 de octubre.

    Festivales de Japón: el Ningyō Kuyo (人形供養) o Funeral de las Muñecas en el santuario Meiji Jingu (Tokio, Japón)

    Javi

    Javi

    Soy Javi, bloggero desde hace más de una década.
    Tras 13 largos viajes por Japón en 8 años acompañado de Pilar y, en ocasiones, de amigos japoneses, he aprendido mucho de aquel país y he descubierto muchos lugares ocultos.
    Ahora, con mis artículos, espero poder acercar el Japón "oculto" a mucha gente y que nuestra experiencia sea útil para todos aquellos que, como nosotros, no se conforman con la información común de las guías y el turismo habitual.
    Javi

    Últimos artículos de Javi (ver todos)

    (Visited 116 times, 1 visits today)
    Nuestra agencia de confianza

    ¡Déjanos aquí tus preguntas o comentarios!

    ¡Déjanos tu comentario!
    Introduce tu nombre