El shodō o arte japonés de la escritura es una disciplina que lleva años de esfuerzo y dedicación hasta dominarla. Incluso algunas personas creen que no llega a dominarse nunca.

Voy a explicar los detalles de este arte milenario y tan representativo de Japón.

 

Shodō, el arte japonés de la escritura

El shodō (書道, traducido literalmente como “el camino de la escritura”) es el arte japonés de la caligrafía, una de las disciplinas más influyentes de la cultura japonesa que nuestra querida amiga Akiko practica y enseña desde hace varios años. Y como arte que es, resulta una disciplina muy difícil de perfeccionar.

El shodō (書道), el arte japonés de la caligrafía

La caligrafía japonesa proviene de una costumbre milenaria china que los monjes budistas japoneses importaron de allí. La figura más importante es Kobo Daishi.

Actualmente este arte se practica a la vieja usanza: con un pincel de bambú, un tintero en el que se prepara la tinta china sacada de una barrita, un pliego de papel de arroz y un pisapapeles.

Se trata de un modo de arte (como puede verse en la ceremonia del “kanji del año”), por lo que es común encontrar exposiciones de shodō en muchos lugares de Japón, incluso en escuelas.

Pero también es una disciplina muy difícil y dominada por muy pocos, por lo que existen expertos calígrafos a los que se puede contratar para que redacten documentos importantes.

 

Aprendizaje de la caligrafía

En Japón, la caligrafía comienza a aprenderse ya en las escuelas de primaria porque el shodō es materia obligatoria dentro de los planes de estudio.

Allí aprenden tanto los caracteres (kanji) como los conceptos básicos de la caligrafía.

Si se desea continuar con los estudios de shodō más allá de la educación primaria es posible hacerlo en escuelas privadas (como la que dirige la madre de nuestra amiga Mana).

 

El instrumental para practicar la caligrafía

Para practicar el arte de la caligrafía japonesa es necesario utilizar un pequeño conjunto de elementos que resultan bastante extraño y curioso para los profanos en esta disciplina.

Todo este instrumental es heredado de la tradición china de la caligrafía:

  • Pincel de bambú o fude (筆): actualmente los que se inician en este arte comienzan escribiendo con un fudepen, que es un rotulador relleno con tinta china que sustituye al pincel y hace que sea más rápido aprender porque evita manchas y errores al escribir.
  • Tintero o suzuri (硯): generalmente de forma cuadra en donde se prepara o se coloca la tinta sacada de una barrita
  • Barrita de tinta o sumi (墨): actualmente sustituida en las escuelas por el bote de tinta china. Pero todavía se utilizan en los templos.
  • Papel de arroz.
  • Pisapapeles o bunchin (文鎮): es quizás el más llamativo junto con el tintero. Resulta realmente útil para escribir porque impide que se mueva la hoja.

Instrumental para caligrafía japonesa: pincel (fude), tintero (suzuri) y barrita de tinta (sumi)

Además de estos instrumentos esenciales, existen otros que suelen usarse aunque no son tan necesarios:

  • Sello o rakkan (落款): su nombre más exacto es rakkan shirushi (落款印) y es un sello o tampón hecho de madera o piedra que contiene el nombre del autor, su seudónimo o cualquier carácter alegórico al artista. Sirve para firmar la obra.

Instrumental para caligrafía japonesa: sello (rakkan)

  • Paño de soporte o shitajiki (下敷き): es un paño de colo negro y se coloca debajo de la hoja de papel. No es esencial pero sí muy útil para no manchar la mesa y para hacer la escritura algo más cómoda.
  • Reposa pincel o fudeoki (筆置き): tan útil como el paño pues también impide que manchemos la mesa al posar el pincel después de escribir.
  • Jarrita para preparar tinta o mizusashi (水差し): contiene el agua con el que se prepara la tinta al mezclarla con el polvo que sale de la barrita de tinta o sumi.

Instrumental para caligrafía japonesa: jarrita (mizusashi) y tintero (suzuri)

  • Fudemaki (筆巻き): una esterilla de bambú donde se guardan los pinceles. Se ven habitualmente en los templos y es un gran regalo para quien practica la caligrafía, pues no es común tenerla. Es un elemento típico de los maestros.

 

Estilos básicos de caligrafía japonesa

Pues bien, en realidad, no existe una única caligrafía japonesa.

Y no me estoy refiriendo a los silabarios, que ya sabemos que son tres (hiragana, katakana y kanji), por supuesto, sino a varios tipos de caracteres, desde los más primitivos hasta los actualmente utilizados, con nombres como tensho, reisho, koin

Ante tal confusión, decidí preguntar a Akiko por email y, justo ayer por la tarde nos explicó los tres tipos de escritura básicos de kanji que existen en Japón.

Para hacer la explicación más gráfica, utilizó como ejemplo el kanji 明 (メイ, あかり), que aparece en su propio nombre y significa brillo, luz, jovial, claro, etc. (y que nosotros mostramos a continuación, a la derecha).

Así, los tipos de letra que nos explicó fueron:

Kaisho (楷書)

Akari en kaishoEs el estilo común, estándar. Es el que se aprende al iniciarse en el arte de la caligrafía. Se conoce también como estilo formal o estilo cuadrado.

Es de suma importancia que un estudiante comience siempre por el aprendizaje kaisho, ya que es el estilo más básico y esquemático. De hecho, la palabra kaisho significa “escritura correcta” o “escritura ortodoxa”.

Este estilo permite una lectura clara y fluida, puesto que los trazos están predeterminados. Por ello, los caracteres kaisho son fácilmente reconocibles y reproducibles.

Cuando se escribe kaisho, el pincel es levantado de la página después de cada trazo, que es escrito de forma clara. Los caracteres lucen como si hubieran sido impresos por una máquina, ya que son perfectamente cuadrados y angulosos, y con un espaciamiento regular.

Pero además de enseñar los trazos base del shodō, el kaisho sirve para aprender lo esencial sobre la perfecta colocación de los caracteres, y el equilibrio entre izquierda y derecha, arriba y abajo, y blanco y negro.

 

Gyosho (行書)

Akari en gyoshoEs una escritura semicursiva, muy similar a la kaisho, aunque algo más informal, lo que facilita que se escriba más deprisa. Se plasma presentando ligaduras entre los caracteres.

En gyosho se permite que los trazos se liguen entre ellos, y los caracteres se muestran algo menos angulosos, más redondeados y fluidos, debido a que, en este estilo, la escritura se lleva a cabo levantando el pincel del papel muchas menos veces que en kaisho.

Generalmente, todo el mundo en Japón sabe leer estos caracteres con relativa facilidad, y somos los aprendices los que tenemos más dificultad para entenderlos a la perfección.

 

Sōsho (草書)

Akari en soshoTambién conocido como “escritura hierba”, es el estilo que otorga el máximo de libertad al trazo, si bien, su lectura resulta muy complicada.

Sólo los más expertos son capaces de leerlo. Habitualmente, según nos explicó 明子, suele necesitarse un diccionario para leer un texto completo escrito con este estilo (y eso incluye no solo a los aprendices o extranjeros, sino también a la gran mayoría de japoneses).

Escritura sosho o escritura hierba en Japón

Para poner las cosas aún más difíciles, el mismo carácter escrito por dos maestros en sosho puede tener un aspecto bastante distinto.

La aparente anarquía de este estilo de caligrafía se debe a que se puede escribir sin levantar el pincel del papel en absoluto, y los caracteres con frecuencia se ligan entre ellos, formando una especie de baile hipnótico de pincel.

Los trazos son a menudo modificados (o eliminados por completo) para facilitar la escritura suave y así transmitir el sentimiento y el significado de los kanji, lo que crea una apariencia simple y abstracta. Pero la dificultad es intrínseca al trazo.

De hecho, profanos en la materia podrían pensar que esta forma de escritura es de iniciados, y la kaisho es de expertos.

Esos son los estilos fundamentales.

Ceremonia de presentación del kanji del año 2017

 

Otros estilos de caligrafía más raros

Hay muchos más, como:

Tensho (篆書)

Akari en tensho

Se utiliza para la fabricación de los sellos (hanko) con los que se firman las obras de shodō (generalmente con tinta roja, para destacar de la caligrafía, que habitualmente es en negro). Para estos sellos se solía utilizar una tinta roja especial fabricada con cinabrio.

El tensho es un estilo arcaico, si bien, la variedad happo-tensho es todavía más arcaica.

 

Reisho (隷書)

Akari en reisho

Es el estilo de escritura de los escribanos. Es mucho más simple y tosco que el estilo tensho.

Este estilo puede verse en los carteles antiguos o en los letreros de las tiendas. Se distingue porque es achatado y aplanado, remarcando mucho los trazos del pincel. Hay dos tipos: Korei, más antiguo, y Hanrei.

 

En ocasiones pueden encontrarse escritos mezclando estilos.

En este vídeo se puede ver un ejemplo del estilo gyosho mezclado con sōsho:

 

El shodō y la meditación

El shodō está muy relacionado con la meditación y con la religión budista.

De hecho, entre las numerosas actividades que realiza un monje budista en Japón se encuentra la de estudiar y perfeccionar su nivel de shodō.

Entienden que el shodō, por su técnica pausada pero firme, ayuda a la meditación y al autocontrol personales.

Si te alojas en un templo budista, podrás practicar y aprender algunas nociones básicas de shodō.

También es una tradición comprar el goshuin (御朱印) o escritura budista de rezos en cada uno de los templos de Japón.
Nosotros lo hacemos siempre que visitamos un templo.

 

¿Quieres iniciarte en el arte de la caligrafía japonesa?

Antes era muy difícil conseguir material para practicar este arte, pero ahora ya es posible gracias a Amazon:

 

Artículo dedicado a nuestra maestra Akiko.


Artículo publicado originariamente en nuestro anterior blog el 16 de diciembre de 2010 y trasladado posteriormente a Japon-Secreto.com actualizado y con más imágenes.

Shodo: el arte de la caligrafía japonesa y sus estilos
¿Qué nota le das a este artículo? Puntuación hasta ahora: 5 (100% de 3 votos)

Descubre Japón con Civitatis y Japón Secreto: excursiones, guías en español, entradas, visitas, degustaciones, kimonos
¿Quieres que te avisemos cuando publiquemos nuevos artículos?

Suscríbete a nuestro boletín

Soy Javi, bloggero desde el año 2004. Tras un montón de viajes por Japón con Pilar y acompañado de amigos japoneses en algunas ocasiones, he aprendido mucho de aquel país y he descubierto muchos lugares ocultos. Ahora con mis artículos espero poder acercar el Japón "oculto" a mucha gente y que nuestra experiencia sea útil para todos aquellos que, como nosotros, no se conforman con la información común de las guías y el turismo habitual. Creo que hay mucho Japón por descubrir y quiero mostrarlo.

1 Comentario

¡Déjanos aquí tus preguntas o comentarios!

¡Déjanos tu comentario!
Introduce tu nombre