¿Es un templo o un santuario?. Una pregunta que muchas veces nos hacemos cuando viajamos por Japón.

 

Actualidad sobre el COVID-19 en Japón

 

Existe una cierta confusión referida a los templos y santuarios de Japón.

De hecho, no son pocas las publicaciones sobre Japón en las que hemos visto utilizar erróneamente los conceptos de santuario y templo.

 

Voy a explicar algunos “trucos” para distinguirlos y hablar con propiedad.

Además, como podrás descubrir allí, cada uno de ellos cuenta con sus propias características y su belleza.

 

 

El origen de la confusión: el sincretismo

Dicha confusión procede, en parte, del tradicional sincretismo religioso practicado en Japón.

El sincretismo consiste en la mezcla de diversas creencias religiosas. En el caso de Japón, el sincretismo más extendido es el del sintoísmo con el budismo.

Es el resultado de siglos de convivencia entre la religión nativa de Japón (sintoísmo) y las influencias del budismo, originario de la India y que llegó a Japón a través de China gracias a los estudiosos de la escritura china y del propio culto budista.

Ese sincretismo ha provocado no solo la coexistencia de ambas religiones en Japón durante siglos, sino incluso la coexistencia de edificios budistas y sintoístas en un mismo terreno (e incluso la coexistencia de algunas de estas dos religiones con el cristianismo, presente sobre todo en la isla de Kyūshū).

 

 

Nomenclatura: templos y santuarios

Para no crear más dudas, utilizaré en este artículo el término “templo” para referirme a los edificios religiosos budistas, y el término “santuario” para referirme a los sintoístas.

Esa norma se mantiene en todos los artículos de Japon-Secreto.com

 

 

Diferencias visibles

Existe un gran número de elementos que permiten diferenciar visualmente un templo de un santuario.

 

Las puertas torii

Uno de los símbolos más famosos de Japón y, también, una de las maneras más obvias de saber que estamos ante un santuario sintoísta.

Los torii (鳥居) o puertas torii son construcciones que consisten en dos columnas que sustentan dos travesaños paralelos formando una especie de arco de forma cuadrangular.

Japón: disfrutar del momiji en Kioto en otoño. Santuario Shimogamo
Torii en el santuario Shimogamo de Kioto. Colores del otoño.

 

Se colocan a la entrada de los santuarios para marcar la frontera entre el terreno profano y el terreno sagrado.

Se dice que un torii es una puerta entre el mundo que conocemos y el mundo de los dioses.

Torii gigante a la entrada del santuario Heian. Kioto

 

Aquí explicamos todos los detalles de estas icónicas construcciones japonesas:

Torii: las puertas sagradas de Japón

 

 

Pagoda

Una pagoda es una construcción típica del culto religioso budista, por lo que pueden darnos una pista de que nos encontramos en un templo.

Habitualmente están construidas con varias plantas, aunque hay excepciones, como la curiosa pagoda Konpon Daito del monte Koyasan, que parece una estupa india.

Viaje al Monte Koya o Koyasan (Wakayama): Garan. Pagoda Konpon Daito

 

¡Cuidado!

Como ya expliqué al principio, debido al sincretismo religioso, en ocasiones podemos confundirnos y creer que estamos en un templo cuando en realidad se trata de un santuario, como sucede con el precioso santuario Tanzan Jinja de Sakurai (Nara).

Pagoda de 13 pisos del santuario Tanzan (談山神社) en Sakurai (prefectura de Nara). Única en Japón

 

 

Son una de nuestras construcciones favoritas.

Algunas son realmente espectaculares y preciosas, como las del templo Tōji y la pagoda Yasaka, ambas en Kioto.

También son muy famosas la pagoda de Nachi (peregrinación Kumano Kodō) y la Chureito, en la región de los Cinco Lagos del Fuji.

Pagoda de Nachi. Ruta de peregrinación Kumano Kodo. Japón
Pagoda de Nachi

 

Aunque quizás la más espectacular de todas ellas es la pagoda del Monte Haguro (en la región de Tōhoku), oculta en un bosque entre enormes cedros milenarios.

Dewa Sanzan: monte Haguro. Pagoda de cinco pisos Gojū No Tō

 

 

Color de los edificios

No es una norma general, pero sí habitual que los templos sean de colores sobrios, abundando la madera natural por todas partes, mientras que los santuarios suelen tener edificios de color rojo bermellón (mezclado en ocasiones con blanco).

Kioto en primavera: hanami en el santuario Heian y sus cerezos llorones
Santuario Heian (Kioto)

 

 

Enormes campanas

Un elemento que permite saber, sin género de dudas, que estamos en un templo budista es la presencia de una enorme campana en el patio principal.

Japón. Ruta de peregrinación Dewa Sanzan. Monte Haguro (Hagurosan). Gran campana en kanezakura. Sanjin Gosaiden o Sanzan Gosaiden. Santuario. Senderismo. Ruta a pie
Campana del Monte Haguro, la tercera más grande de Japón

 

Esta campana es usada para el ritual de celebración del Año Nuevo o Hatsumōde (las famosas 108 campanadas), para llamar a la oración, etc.

En ōmisoka (大晦日), la nochevieja en Japón, se celebra el hatsumōde (初詣), la primera visita del año al templo en Japón
Tocando la campana en un templo de Japón para dar la bienvenida al año nuevo

 

 

Imágenes de Buda o Kannon

Las estatuas de Buda o de Kannon son una prueba irrefutable de que nos encontramos en un templo budista.

Si son de tamaño “normal”, las estatuas de Buda reciben en Japón el nombre de Butsuzo.

 

Si se trata de enormes estatuas de Buda, se conocen como Daibutsu, y si lo son de Kannon, se llaman Daikannon (dai, 大, significa “grande”).

Buda gigante de Ushiku (Ushiku Daibutsu, 牛久大仏). Ibaraki
Buda gigante de Ushiku

 

Visitando Nihonji, en el monte Nokogiri, el templo con el Buda antiguo más grande de Japón, el más bello y más oculto.
Bajorrelieve de la Kannon gigante del templo Nihonji (Chiba), cerca de Tokio

 

Se trata de imágenes muy veneradas, pues en el budismo existe la creencia de que vive un espíritu de Buda dentro de cada estatua que lo representa.

Según la rama o “secta” del budismo a la que pertenezca el templo, el Buda gigante puede ser Dainichinyorai, Shokanzeonbosatsu, Yakushinyorai y muchos otros.

 

No es necesario conocer en profundidad el budismo para disfrutar de estas estatuas aunque, desde luego, es más interesante si profundizas un poco.

Generalmente, los Budas más famosos están acompañados de octavillas o carteles en inglés que explican todos los detalles.

 

 

Vestimenta de los sacerdotes

Son muy diferentes entre los santuarios y los templos.

En estos últimos, los monjes o sacerdotes visten al modo tradicional budista, es decir, con una túnica de colores sobrios y generalmente oscuros (aunque también coloridos en rituales especiales).

La característica más conocida es la cabeza rapada.

Monjes saliendo del templo Daigoji (Kioto) en la época de los cerezos en flor.
Monjes saliendo del templo Daigoji (Kioto) en la época de los cerezos en flor.

 

En el caso de los santuarios sintoístas, la vestimenta de quienes lo atienden es muy llamativa.

Se divide en dos partes. La superior es blanca (o blanca con algunos adornos de flores, etc), y la de abajo es roja, en el caso de las mujeres (miko), y generalmente azul celeste o morada en el caso de los hombres (kannushi), aunque puede ser de otros colores.

Miko (sacerdotisa) en el santuario Kasuga Taisha de Nara
Miko en el santuario Kasuga de Nara

 

 

Altares

En los templos budistas puede verse siempre la imagen de un Buda o Kannon en su altar principal mientras que en los santuarios shinto, los altares están vacíos generalmente, ya que las deidades adoradas en ellos (shintai) se encuentran en los alrededores y además son generalmente invisibles.

Sokushinbutsu, momias de Japón: en el interior del templo Dainichibo con el monje guía (Tsuruoka, Yamagata). Tohoku.
Altar del templo Dainichibo (Tsuruoka, Yamagata). Región de Tohoku.

 

 

Otros elementos característicos

Un daikoro (lugar en el que se quema el incienso) o un cementerio son elementos que generalmente solo se encuentran en los templos.

Buda gigante de Ushiku (Ushiku Daibutsu, 牛久大仏)
Daikōro (香炉) o incensario gigante del Buda de Ushiku

 

Viajar al Monte Koya o Koyasan (Wakayama): cementerio Okunoin
Cementerio Okunoin del templo del mismo nombre en el Monte Kōyasan, el más importante del budismo Shingon.

 

 

Por el nombre

Éste es un aspecto interesante y muy práctico que comencé a descubrir por mí mismo durante nuestro primer viaje por Japón, cuando no sabía nada de idioma japonés.

Los nombres populares de los templos japoneses van siempre acompañados de los sufijos -tera/-dera o -ji que simplemente se traduce como “templo” (寺). En ocasiones van acompañados del sufijo -in (院).

Como ejemplos de cada uno de estos sufijos encontramos los templos más conocidos de Japón, como el Sensōji de Tokio, el Kiyomizudera de Kioto y el Byōdōin de Uji.

Templo Byōdōin (平等院) de Uji, cerca de Kioto. Moneda de 10 yen
Templo

 

Siempre que hablamos de un templo japonés, nos referimos a él por su nombre popular, pues los nombres oficiales de los templos en Japón suelen ser largos, complicados y poco utilizados.

 

Son santuarios todos aquellos lugares cuyo nombre termine en -jinja (神社).

El nombre de un santuario a menudo está relacionado con las deidades consagradas o adoradas en él (Inari, Hachiman, Tenjin…).

Aquellos cuyo nombre termina en -gū (宮) o -jingū (神宮) generalmente tienen una relación directa con la casa imperial japonesa.

Y si su nombre termina en -taisha (大社) significa que se trata de un gran santuario de la región o área.

Uno de los santuarios más famosos de Japón en la actualidad es el Fushimi Inari Taisha de Kioto.

Tunel de toriis en el santuario Fushimi Inari Taisha de Kioto (Japón)
Famoso pasillo de toriis del santuario Fushimi Inari Taisha de Kioto

 

Una gran confusión

En muchas ocasiones, el nombre del lugar es el del templo o santuario primigenio, al que posiblemente se le añadió otro templo o santuario años después, debido al sincretismo religioso japonés del que hablé anteriormente, como sucede con el templo Tanzan Jinja de Sakurai (Nara).

 

 

Espero que toda esta larga explicación te sirva para distinguir más fácilmente los templos y santuarios de Japón.

¿Tienes algún truco para distinguirlos además de los que he explicado?

Cuéntamelo más abajo.

 

 

Disfruta la paz, la belleza y el misticismo

Tanto si visitas templos como si visitas santuarios, descubrirás siempre una atmósfera de paz y cierto aire mágico que te harán disfrutar.

No importa si no conoces los detalles de las religiones japonesas.

No obstante, te recomiendo descubrir un poco las creencias religiosas de Japón para que tu viaje sea aún más interesante y profundo.

En otros artículos hablaremos más en detalle de todo ello.

Si tienes dudas o quieres saber más, contacta con nosotros.

 

 

¡Déjanos aquí tus preguntas o comentarios!

¡Déjanos tu comentario!
Introduce tu nombre