Durmiendo en Eiheiji: el templo de la paz eterna

La inolvidable experiencias de dormir en el templo en el que Steve Jobs pensó en convertirse en monje zen

Así fue mi experiencia de dormir en un templo zen de Japón.

No tenía con qué comparar. Era mi primera vez alojándome en un templo, así que todo era nuevo y fascinante.

Confieso haber elegido Eiheiji seducida por un artículo que había leído meses atrás, donde mostraban un monasterio recóndito en las montañas de Japón en el que Steve Jobs había considerado convertirse en monje.

 

Viaje a Eiheiji

A Eiheiji se llega fácil y relativamente rápido desde Tokio.

Un Shinkansen hasta Kioto (2h 29m), un tren JR hasta Fukui (90m), un bus hasta Eiheiji (30m) y 5 minutos de caminata hasta el templo.

Viajar sin equipaje

En Japón existen multitud de servicios y opciones para que viajes sin maletas por el país.

Algo especialmente recomendable si visitas Eiheji

Viajar sin maletas por Japón

 

Budismo zen

El monasterio es poco conocido por los turistas, pero mundialmente famoso entre seguidores de la secta budista Soto Zen, quienes los fines de semana asignados suelen congregarse en grupos de hasta doscientas personas, con el propósito de hacer lo mismo a lo que yo iba: pernoctar en el templo y participar de los rituales.

Zen es uno de los conceptos más arraigados a la cultura japonesa. Puedes profundizar en éste y otros muchos términos japoneses en este libro:

Kotodama, el corazón de Japón, arte y cultura

 

Coincidí con una congregación de treinta japoneses. Mi amiga y yo éramos las únicas extranjeras.

Templo Eiheiji (Fukui, Japón). Budismo zen.
Foto: Patricia Bohórquez

 

Nos asignaron un guía que hablaba inglés. Se trataba de un monje que en un mes termina su entrenamiento. Un joven amable y sonriente, quien fue muy abierto y generoso para contestarnos las preguntas (algunas impertinentes) que le hicimos cada vez que lo vimos.

El vasto complejo de Eiheiji, repartido en un bosque milenario de sugis de 330.000 metros cuadrados, está compuesto por decenas de salas y torres, siendo siete los edificios principales los cuales se conectan por pasillos.

Uno de esos edificios se llama Kichijokaku, que es el alojamiento de los visitantes.

 

El alojamiento

A la entrada de Kichijokaku se encuentra un casillero para dejar los zapatos. Enseguida se hace un registro en la recepción llenando un documento de viaje (recomiendan llegar a las dos de la tarde), se pagan 9.000¥ y se recibe la llave de la habitación.

Templo Eiheiji (Fukui, Japón). Budismo zen.
Foto: Patricia Bohórquez

 

Son varios pisos de recámaras y salas de actividades, con las comodidades del modernismo: ascensor, cajas de seguridad, máquinas dispensadoras y sala de fumadores (vi monjes fumando).

 Aquí puedes conocer todos los detalles sobre la experiencia de dormir en un templo budista:

Dormir en un templo en Japón

 

Es alojamiento tradicional japonés: futón sobre tatami y baño compartido tipo sentō. Mi habitación tenía una terraza desde la cual divisaba el complejo Eiheiji por un lado, y las montañas por el otro.

Llevamos muchos años trabajando en esta página web y dando información detallada y actualizada.

Cada reserva o compra que hagas desde Japón Secreto nos ayudará mucho y no te costará ni un céntimo más.

Templo Eiheiji (Fukui, Japón). Budismo zen.
Foto: ana-cooljapan.com

 

Kichijokaku se comunica a través de corredores con los edificios principales del complejo, entre ellos la sala Dharma (centro de ceremonias), y el Sodo (Sala de los Monjes) que es el lugar donde ellos duermen, meditan y comen.

 

Actividades en el templo

Después del ingreso fui conducida a un pequeño salón. Allí me mostraron un video en inglés sobre Eiheiji; y de nuevo a mi habitación donde me llevaron la cena: una preparación vegana hecha por los monjes, basada en setas, arroz, algas, vegetales, semillas y frutos.

Información sobre alergias alimentarias y veganismo en Japón

 

Una hora después fui conducida a la misma sala de la película.

Allí hicimos Zazen: un tipo especial de meditación y fundamento de la escuela Soto Zen.

Había un monje que nos explicó cómo hacerla y nos corregía la postura (lo ideal es la posición de loto completa).

Se acercaba cada tanto por detrás con su “palo de la iluminación” (con el que golpean a los monjes que se duermen) y nos lo ponía en la espalda para que nos enderezáramos.

Templo Eiheiji (Fukui, Japón). Budismo zen.
Foto: ana-cooljapan.com

 

Nos asignaron la hora a la que podíamos ir al sentō (para que no coincidiéramos con el otro grupo).

A las nueve y treinta de la noche apagaron las luces del edificio, e indicaron que nos levantáramos a las cinco y treinta de la mañana para la ceremonia.

 

Ceremonia religiosa matutina

Nos recogieron en la habitación poco antes de las seis de la mañana y a través de unos pasillos oscuros y con largas escaleras, empezamos a subir y terminamos en la sala Dharma, el edificio más grande y alto de Eiheiji.

Allí estaban los de la congregación también.

Nos sentamos en el piso. Poco a poco, empezaron a entrar los monjes con una sincronía fantástica. Uno de ellos destacaba: alto, ojos grandes, nariz respingaba. Es un australiano que está en periodo de formación.

Templo Eiheiji (Fukui, Japón). Budismo zen.
Foto: ana-cooljapan.com

 

En cuestión de minutos nos vimos rodeadas de más de un centenar de monjes que sentados sobre el tatami (excepto por el sumo jerarca que estaba en una silla predicando) empezaron a recitar sutras con una voz grave y perfectamente sincronizada.

El aire vibraba con sus cánticos.

Mientras tanto, los visitantes en posturas similares participábamos de la ceremonia del incienso, realizábamos reverencias, seguíamos los sutras y nos embelesábamos con estos ritos maravillosos que subliman el espíritu, haciéndonos olvidar el frío o el entumecimiento de las piernas.

Terminada la ceremonia, hicimos un tour guiado por todas las instalaciones del templo; luego nos llevaron de vuelta a la habitación y nos trajeron el desayuno.

Nos indicaron que a las nueve de la mañana debíamos hacer el check-out.

Nos regalaron varios libros y los palillos que usamos para comer. Son preciosos.

 

La naturaleza que envuelve Eiheiji

Dejamos nuestras maletas en la recepción y nos fuimos a recorrer los exteriores del complejo.
No habíamos alcanzado a hacerlo el día anterior.

El terreno es precioso.

  Japan Gourmet Pass y Japón Secreto

Varios edificios, un pequeño cementerio, puentes y esculturas, en medio de un gigantesco bosque de sugis, la montaña y el murmullo del arroyo.

Templo Eiheiji (Fukui, Japón). Budismo zen.
Foto: Patricia Bohórquez
 

No olvides tu seguro de viaje para Japón. Nosotros contratamos siempre Intermundial por sus coberturas. Y con el código de descuento JAPONSECRETO10 te ahorrarás un 10% aquí.

 

 

Una experiencia memorable

Compartir con los monjes en ese remanso de paz, experimentar de cerca sus rutinas, y conocer con mayor profundidad la doctrina Zen, me hizo olvidar por completo que Jobs estuvo allí.

Templo Eiheiji (Fukui, Japón). Budismo zen.
Foto: ana-cooljapan.com

 

Solo pensé en mi propia vivencia, atesorándola, como una de las más memorables de mi historia en Japón.

El mejor seguro de viaje para Japón

Los shukubō son uno de los tipos de alojamientos típicos japoneses que te permiten vivir una experiencia diferente y comprender mejor su cultura:

Alojamientos para sumergirse en la cultura japonesa

 

Dormir en Eiheiji

¿Te gustaría vivir esta experiencia única?

Aquí explicamos cómo hacerlo:

Dormir en el monasterio zen Eiheiji

 

Todo sobre el templo zen Eiheiji

Si quieres visitar el templo Eiheiji, tienes toda la información para viajar hasta allí en nuestro artículo:

Eiheiji, un templo zen en las montañas de Fukui

 

Patricia Bohórquez publicó también un detallado y precioso artículo en su propio blog sobre esta experiencia que te recomendamos leer. Lo tienes aquí.

 

 

¿Te gustaría vivir la experiencia de dormir en un templo zen?

¿Qué es lo que te atrae y lo que no?

Déjame un comentario más abajo. Me encantará leerlo.

Ahorra en tu viaje a Japón con todo esto:

Artículos relacionados

Patricia Bohórquez
Patricia Bohórquezhttps://www.unacolombianaenoriente.com
Soy una colombiana que lleva la tercera parte de su vida viviendo en el exterior. Si quisiera contar algo más de mí, diría que soy una médica de profesión, mamá de ocupación y viajera por pasión, quien decidió estudiar medicina en contra del instinto de ser periodista. Y aunque reconozco lo feliz que fui ejerciendo el noble arte de curar enfermos, prefiero pensar que simplemente soy una contadora de historias... o al menos, eso es lo que pretendo.

¿Desactualizado o insuficiente?

Nos esforzamos por ofrecer siempre la información más exacta y actualizada, pero debes comprender que somos humanos y a veces cometemos errores.

Si ves aquí algo que no funciona, que está desactualizado o te gustaría obtener más información, contacta con nosotros.

Planifica tu viaje a Japón con nuestra información y comparte nuestros artículos con tus amigos y conocidos.
De ese modo nos ayudarás mucho a seguir funcionando.

¡Muchas gracias por tu apoyo!

Novedades

Déjanos un comentario

2 COMENTARIOS

  1. Hola éste mes de noviembre estaré por Japón y me gustaría dormir en el Templo Eiheiji, debo reservar por fax, el fax lo tengo que enviar a través de una copistería, mi pregunta es recibes contestación por parte del Templo?
    Les puedo poner mí dirección de e-mail?
    Si ellos me confirman la reserva no me voy a enterar ya que el fax es externo.
    Me puedes informar cómo lo reservasteis vosotros.
    Muchas gracias de antemano, tenéis unos artículos magníficos, ayudáis muchísimo

¡Déjanos aquí tus preguntas o comentarios!

¡Déjanos tu comentario!
Introduce tu nombre

Japón Secreto en tu teléfono

Viajar a Japón

Encuentra tu vuelo a Japón

Traslados desde aeropuertos

Itinerario esencial: dos semanas por Japón

¡Reserva ya tus alojamientos en Japón!

Date prisa antes de que se llenen:

Alojamientos en Japón

 

Suscríbete al boletín de Japón Secreto

Índice