El JR Pass al mejor precio
El monte Shosha: la morada del último samurai
Puntuación de este artículo: 5 (100% de 2 votos)

Un lugar de película

La primera vez que visitamos el monte Shosha (書写山, Shoshazan) no sabíamos apenas nada de este paraje y, de hecho, nos enteramos de su existencia buscando información sobre los lugares de rodaje de la película “El Último Samurai“, protagonizada por Tom Cruise y Ken Watanabe.

El templo Engyōji (円教寺), en el Monte Shosha (書写山), localización de rodaje de la película "El Último Samurai" (2003)

Debido a los hermosos paisajes y la ausencia de infraestructuras modernas en los terrenos del templo, el Monte Shosha no solo fue escenario para el rodaje de algunas escenas de dicho film, sino que se utiliza habitualmente para rodar películas y series de TV japonesas de carácter histórico.

Ya se sabe que habitualmente los budistas gustaban de alejarse de la sociedad en busca de la meditación y el ascetismo, por lo que en Japón solían elegir ubicaciones en los montes y montañas.

Ese es el caso del monte Shosha.

La elección de las localizaciones de rodaje: algo más que mera casualidad

Como siempre decimos, no hay nada de casualidad en la elección de las localizaciones de rodaje de las grandes producciones cinematográficas.
Si se ha rodado una película en un determinado lugar, estamos seguros de que se trata de un sitio espectacular.

El Monte Shosha y el complejo de templos Engyōji

El monte Shosha (書写山), situado en los límites de la ciudad de Himeji, a unos 25 minutos en autobús al norte de la estación, es el lugar en el que se encuentra Engyōji, un templo formado por varios edificios relativamente desperdigados a lo ancho de la cima de dicho monte.

La gran mayoría de turistas que visitan la ciudad de Himeji suelen pasar por alto este enclave, debido seguramente al fuerte poder de atracción del famoso castillo conocido como “la garza blanca”, sin duda el castillo más importante de Japón.

Engyōji

Engyōji (円教寺), el templo budista situado en el monte Shosha, no es realmente un lugar secreto aunque sí poco conocido, sobre todo si lo comparamos con el castillo de Himeji, ubicado a poca distancia de allí.

A la cima de este monte puede accederse mediante un funicular o caminando algo más de kilómetro y medio desde la base.

Se trata de un complejo de varios edificios construido hace más de 1.000 años y esparcidos sobre una zona amplia de bosque en la cima del  monte.

Los edificios que más nos gustan y que consideramos los principales son el Maniden y los edificios que forman el Mitsunodō (ver más adelante).

No obstante, el caminar por la cima del monte supone en sí misma una actividad inolvidable, no solo por el calmado ambiente, bastante alejado del turismo, sino también por la preciosa naturaleza (sobre todo en otoño) y la colección de imágenes que iremos encontrándonos por el camino. Además, en algún momento del camino podremos disfrutar de una imponentes vistas de Himeji.

 

Un paraje singular

Para nosotros, la visita a este monte reviste una espiritualidad especial.

Tanto los edificios que conforman Engyōji como el paraje en el que se encuentran ubicados resultan espectaculares en todas las épocas del año, reuniendo la belleza y el ambiente ascético propios de los grandes templos budistas de Japón.

Recorrer el monte Shosha nos hizo sentir la serenidad de la filosofía budista mientras disfrutábamos de la delicada belleza de los árboles en otoño, sintiéndonos por un momento como el capitán Nathan Algren (Tom Cruise) en la producción cinematográfica de 2003.

Nada más llegar a la cima (caminando o por medio del funicular), y tras pasar la entrada (donde nos darán un panfleto informativo), nos recibe una enorme campana budista (慈悲の鐘, “campana de la misericordia”) que podemos hacer sonar tras dejar un pequeño donativo.

Desde allí debemos caminar alrededor de 10 minutos subiendo una cuesta poco pronunciada hasta llegar a la imponente puerta Niōmon (仁王門).

Monte Shosha (Himeji): puerta Niōmon (仁王門)

(Si se padece alguna discapacidad o simplemente no se desea caminar, se puede tomar un microbús que opera entre la parada del teleférico de la cima y una parada muy cercana al Maniden cada 20 minutos y cuesta 500 yenes).

El camino desde la campana está flanqueado por estatuas de Kannon de 33 sitios de peregrinación. La atmósfera solemne es relajante y muy especial.

Una de las 33 estatuas de Kannon situadas en el sendero principal del Monte Shosha

Dado que se trata de un monte, en ocasiones nos encontraremos con caminos alternativos a los trazados, por la ladera del monte, que podremos recorrer, pero siempre con cuidado porque pueden ser resbaladizos.

El Maniden

Desde allí, en otros 15 minutos andando se llega al Maniden, un impresionante templo de madera construido sobre enormes pilares clavados en una escarpada cuesta.

Monte Shosha (Himeji): Maniden

La terraza del Maniden es, definitivamente, uno de los lugares más impactantes de todo Engyōji.
En otoño, todo el Maniden se ve envuelto por árboles rojos y naranjas. Una imagen inolvidable.

Monte Shosha (Himeji): Terraza del Maniden

En la base de este edificio se asientan algunos negocios de dulces y recuerdos donde parar a tomar algo.

El Mitsunodō: los tres edificios principales de Engyōji

Si se continúa caminando por el sendero marcado, en unos pocos minutos más se llega al conjunto de edificios conocido como Mitsunodō (三之堂) o Patio de Engyōji (円教寺境内), formado por tres enormes templos de madera: el Daikōdō (大講堂) o edificio principal, el Jikidō (食堂) o sala para comer y dormir que actualmente sirve para exhibir algunos tesoros del templo, y el Jōgyōdō (常行堂) o sala de ejercicios físicos.

Monte Shosha: Mitsunodō (三之堂) o Patio de Engyōji (円教寺境内)

El edificio principal, el Daikōdō, alberga una sobrecogedora imagen de Buda realmente antigua (la misma que aparece en la película de la que ya hemos hablado).

Y es que algunas escenas de “El Último Samurai” se rodaron en los alrededores del Mitsunodō, en el interior de Daikōdō y en el sendero que sube hasta Sengakuin (仙岳院).

Escena de "El Último Samurai" rodada en el interior de Daikōdō

Además, creemos que en las tumbas de la familia Honda (本多家廟所), situadas justo enfrente del Jikidō, posiblemente se rodó esta escena:

Por cierto, si deseas saber más sobre el Bushido y el significado de los pétalos de cerezo, no te pierdas nuestro artículo:

Los pétalos de sakura

Si se sigue caminando más hacia el oeste del monte, se llega hasta la zona conocida como Okunoin (奥の院) o santuario interior, donde se encuentran los edificios Fudōdō (不動堂), Gohōdō (護法堂), Kaizandō (開山堂) y Haiden (ver mapa) y un punto desde que se pueden disfrutar de unas vistas panorámicas de Himeji.

Aquí puedes ver el mapa con todos esos lugares.

Tras visitar los tres edificios, si aún se tiene tiempo y ganas, se pueden visitar el resto de edificios. Recomendamos hacerlo en el sentido contrario a las agujas del reloj (ver mapa), es decir, comenzando por Sengakuin (仙岳院) y acabando en Engyōji Shōrō (圓教寺 鐘楼).

Monte Shosha (Himeji)

Hemos visitado este lugar varias veces, pero todavía seguimos recordando con especial cariño la primera de ellas, cuando uno de los monjes de Daikōdō nos proporcionó gratis el goshuin del templo sin pedir nada a cambio, pero haciéndonos la señal de que no dijéramos nada.

Descubrir Japón: excursiones organizadas y guías en español

Cuándo visitar el Monte Shosha

Engyōji y el monte Shosha son un destino perfecto para ir en cualquier época del año, pero su belleza es particularmente exuberante durante el otoño, cuando los colores rojizos de los árboles sirven de marco espectacular para los impresionantes edificios de Engyōji.

Monte Shosha: Templo Engyōji en otoño

Si se tiene mucha suerte, visitar este monte tras una nevada es una experiencia mágica.

Mapa del Monte Shosha

Hemos elaborado este mapa con todos los puntos de interés que se pueden visitar en el Monte Shosha.

Cómo llegar

Antes de leer los detalles sobre cómo llegar al monte Shosha, recomendamos leer el artículo sobre cómo planificar los trayectos en tren por Japón:

Cómo viajar en tren y metro por Japón y cómo planificarlo

Llegar a Himeji

La manera más común de llegar a Himeji para los turistas es mediante shinkansen a través de la línea JR Tokaido/Sanyo Shinkansen, haciendo uso del Japan Rail Pass, pues se trata de una ciudad que está a tan solo una hora de Kioto en tren bala.

Un tren Hikari directo entre Tokio y Himeji tarda 3 horas y media en llegar aunque lo más habitual es viajar de Kioto a Himeji porque el trayecto es tan solo de una hora.

Consultando Hyperdia aparecen algunas otras opciones, pero nos parecen poco razonables.

 

Llegar al Monte Shosha

Para llegar hasta la base del monte, debe tomarse el autobús número 8, que sale desde la estación de trenes de Himeji.
La dársena de autocares está en la salida norte de la estación. El autobús 8 sale desde la parada número 10.

También puede tomarse el autobús con destino a la base del monte  desde la parada del castillo de Himeji.

El autobús tarda una media hora en llegar desde la estación hasta la base del monte. Sale uno desde la estación cada 20 minutos.

El funicular del monte Shosha (書写山ロープウェイ) cuenta con billetes de viaje sencillo (500 yenes) y billete de ida y vuelta (900 yenes). Sale uno cada 15 minutos.

Pero también se puede subir a pie hasta la cima del monte en aproximadamente una hora.

Sendero de subida al Monte Shosha
Sendero de subida al Monte Shosha

Pero la mejor opción es adquirir en la ventanilla de la terminal de autobuses Shinki (situada en frente de la estación de Himeji) el billete combinado llamado “Shoshazan Ropeway” que por 1.300 yenes incluye billete de autobús de ida y vuelta y de funicular de ida y vuelta.

Descubrir Japón: excursiones organizadas y guías en español

Conviene recordar que el monte se abre a las 8:30 y se cierra a las 18:00 aunque la hora de cierre puede alargarse o acortarse en función de la luz solar.

No hay días de cierre, pero a mediados de diciembre el funicular deja de funcionar durante una semana para ser revisado.

Disponible en Amazon España para compra y entrega inmediata

Una última recomendación

Como en otros artículos sobre lugares de Japón, os dejamos unas cuantas fotos disponibles aunque os recomendamos evitar ver demasiadas fotos y vídeos en internet.

Visitar estos lugares sin saber apenas nada de ellos convierte el viaje en algo especial.

Es la manera en la que nosotros viajamos y creemos que es la mejor y más intensa.

Japón Secreto

Japón Secreto

Somos Javi y Pilar.
Tras 13 largos viajes por Japón en 8 años hemos aprendido mucho de aquel país y hemos descubierto muchos lugares ocultos.
Hace algún tiempo decidimos hablar sobre todo ello.
Esperamos que sea útil para todos aquellos que, como nosotros, no se conforman con la información común de las guías y el turismo habitual.
Japón Secreto

Últimos artículos de Japón Secreto (ver todos)

(Visited 454 times, 1 visits today)
Nuestra agencia de confianza

¡Déjanos aquí tus preguntas o comentarios!

¡Déjanos tu comentario!
Introduce tu nombre