Disfrutar de los baños termales japoneses tradicionales onsen es una de las experiencias más inolvidables y relajantes que se pueden experimentar en un viaje a Japón, donde es toda una cultura.

Los alojamientos suelen contar también con ofuro (bañera privada) así como rotenburo con preciosas vistas en los casos de ryokan (alojamientos tradicionales) ubicados en zonas rurales.

En este artículo explicaré todos los tipos de baños japoneses tradicionales (incluyendo los baños onsen mixtos y los reservados) que existen y, por supuesto, la manera de bañarse en ellos para no cometer ningún error.

 

La cultura del baño en Japón

Una vez una mi amiga japonesa Chiori me dijo que Japón es el país del agua. ¡Qué razón tenía!

Baños en Japón. Onsen. Infiernos de Beppu (Kyushu)

La cultura del baño en Japón se remonta a cientos de años atrás y está fuertemente arraigada a la forma de vida de los japoneses.

De hecho, algunos historiadores afirman que el único aspecto totalmente autóctono de la cultura japonesa, es decir, lo único que no tiene influencias del resto de Asia, es el baño japonés.

La importancia de los baños es tal, que hay incluso templos y santuarios dedicados a ellos.

E incluso existen baños termales en Japón que son Patrimonio de la Humanidad, como sucede con el baño Tsuboyu de Yunomine Onsen, en el Camino de Kumano o Kumano Kodo (prefectura de Wakayama).

Onsen Tsuboyu, en el Camino de Kumano, Yunomine Onsen (Wakayama, Japón), Patrimonio de la Humanidad (octubre de 2009)

En Japón el baño no tiene como único fin el aseo y la limpieza del cuerpo. Al igual que en la antigua Roma, tiene un carácter lúdico y social.

Además, la costumbre dicta que los baños deben tomarse por la noche, justo antes de cenar o antes de dormir. Ello proporciona un nivel extra de relajación y permite dormir con un sueño más profundo, como han demostrado numerosos estudios científicos.

Japón cuenta en la actualidad con miles de baños públicos sento aún en funcionamiento y, por supuesto, cientos o tal vez miles de onsen (baños termales naturales) repartidos por todo Japón, lo que demuestra la pasión por esta actividad que existe en Japón.

 

Baños separados y baños mixtos

Hasta la época de la restauración Meiji (en la que Japón sufrió enormes cambios sociales gracias a la fuerte influencia de los valores y costumbres occidentales), lo habitual era que los baños fueran de tipo konyoku, es decir, mixtos.

Pero tras la restauración Meiji y la llegada de los valores judeocristianos a Japón, comenzaron a proliferar los baños separados por sexos.

En la actualidad prácticamente todos los baños públicos japoneses son separados por sexos y tan solo sobreviven unos pocos baños mixtos en zonas rurales alejadas de las grandes ciudades, como es el caso de los maravillosos baños mixtos de Nyūtō Onsen.

Nyuto Onsen y Tsurunoyu: los baños mixtos más famosos y exóticos de Japón. En Akita (Tohoku)

Hay muchas personas que viajan en pareja y desean bañarse juntos y en privado, sin compartir el baño con desconocidos.

Actualmente también existen baños kashikiri (貸し切り, “reservados”), es decir, privados para parejas o familia. A veces están en las propias habitaciones (en el caso de alojamiento lujosos) o en zonas comunes pero que requieren una reserva previa.

logo simbolo onsen
Símbolo de onsen (baños termales japoneses)

 

Una experiencia imprescindible en Japón

Créeme si te digo que bañarse en un onsen es una de las tres experiencias imprescindibles en un viaje a Japón (junto con las visitas a bellos lugares y la comida, por supuesto).

Los japoneses dicen que el objetivo de los baños termales es llegar al estado de yudedako (ゆでダコ, “pulpo hervido”) o estado de relajación y felicidad. Y eso es justamente lo que se consigue. Pero no se puede describir con palabras; hay que vivirlo.

Nosotros somos unos auténticos fanáticos de los baños japoneses y en todos nuestros viajes disfrutamos de ellos cada día.

De hecho, hasta ahora hemos disfrutado de más de un centenar de onsen y sento en Japón. Es nuestra gran pasión cuando viajamos al país del sol naciente.

Además nos encanta descubrir muchos de los onsen secretos que hay escondidos por Japón y que poco a poco vamos contando en nuestros artículos.

Disfrutar de un baño japonés es una experiencia cultural inolvidable.

Sí, ya sé que bañarse desnudo puede resultar intimidante y más cuando las instrucciones para el baño parecen confusas o extrañas, sobre todo por el salto del idioma. Pero en cuanto lo disfrutas la primera vez, ya solo piensas en repetir y repetir.

Recomendación

Una experiencia típicamente japonesa es pasar una o dos noches en un “ryokan” (alojamiento tradicional) de un pueblo onsen y pasear por el pueblo vestido con un “yukata” (kimono ligero de algodón) y unas “geta” (sandalias de madera). 

Si te gusta la idea, contacta con nosotros y te explicaremos más.

Yunomine Onsen (Camino de Kumano o Kumano Kodo, prefectura de Wakayama)
Yunomine Onsen (Kumano Kodo)

Podría hablar durante horas sobre lo que significan los baños en Japón así como su historia, pero eso lo dejaré para otro artículo.

Ahora quiero centrarme exclusivamente en la manera apropiada de utilizar los baños públicos (y privados) en Japón así como los tipos de baños que existen.

Un artículo eminentemente práctico para que disfrutes de uno de los tres mayores placeres que ofrece Japón.

 

Cómo bañarse al modo japonés: el placer de desnudarse

Voy a explicar la manera en la que debe usarse generalmente un baño japonés, tanto público como privado.

Para ver la manera en la que usar los baños en Japón, describiré el proceso según las zonas a las que irás entrando.

Consejo

Ante cualquier duda, haz siempre algo que hacen siempre los japoneses: fíjate bien en lo que hacen los demás e imítalo.
Así evitarás cometer errores y vivir situaciones incómodas.

 

Áreas o zonas del baño

Entrada

Tradicionalmente las entradas a los baños están señalizadas con cortinas japonesas a media altura llamadas “noren” (暖簾) que siempre cumplen un código de color:

  • rojas o rosas para indicar la entrada a los baños de mujeres
  • azul, morado, verde, gris o algún otro color diferente al rojo para indicar la entrada para hombres.
Cortina noren de acceso a baños onsen
Cortina noren de acceso a baños onsen. Foto: spa.s5.xrea.com

Aunque lo más habitual es que en dichas cortinas esté escrito “ゆ” (es decir, “agua caliente”), es posible que aparezca escrito “女” para mujeres y “男” para hombres, o alguna palabra o expresión más larga que incluya esos caracteres.

Consejo

Por lo general, es muy útil llevar dinero en metálico (especialmente algunas monedas) antes de entrar en algún baño público en Japón puesto que hay numerosos servicios que funcionan con moneda: taquillas, máquinas de masaje y hasta los propios baños (que a veces se contratan mediante una máquina expendedora de tickets o “vending“).

Generalmente hay que descalzarse antes de entrar a la siguiente zona: los vestuarios.

A la entrada verás que hay una tarima de madera. Se llama “genkan” y es para sentarse y descalzarse.

Importante: evita que tus zapatos toquen esa tarima y el suelo del interior de los baños (que suele ser de tatami).

Si vas a bañarte en un baño público (onsen o sento), es muy probable que antes de acceder a la zona de baños tengas que dejar tus pequeñas pertenencias valiosas (reloj, joyas, teléfono) en unos pequeños casilleros o taquillas cerrados con llave.

Consejo

Si vas a bañarte en un onsen es recomendable que te quites las joyas y todo aquello metálico que lleves puesto, ya que el agua de los baños suele tener una alta concentración de ciertos minerales, como los sulfuros, y tus joyas quedarán negras o de color extraño si las llevas puestas (aunque si se te olvida, no te preocupes, porque volverán a su color original en unos días).

Anillo de plata ennegrecido por efecto de los minerales de las aguas de los onsen (baños en Japón)

 

Vestuarios

Recomendamos viajar a Japón con conexión a internet en el teléfonoInternet en Japón

Lo primero que encontrarás al acceder a los vestuarios es una o varias hileras de taquillas para dejar la ropa y la toalla de baño, aunque si se trata de un baño situado en zona rural o con un diseño más tradicional, en vez de taquillas verás filas de cestos.

Baños tradicionales en Japón: zona de vestuarios de un onsen. Cestas para la ropa a la derecha.
Zona de vestuarios de un onsen. Cestas para la ropa a la derecha.

En los vestuarios suele haber también lavabos, inodoros, secadores de pelo, sillones de masaje, básculas y otras facilidades relacionadas con el cuidado del aspecto y la limpieza corporal.

Si antes de acceder a los vestuarios no se te ha indicado que dejes tu calzado, deberás dejarlo en las taquillas o en estanterías específicas para calzado que seguramente estarán justo al entrar en los vestuarios.

En el caso de que se trate de cestos, no te preocupes por dejar tu ropa allí. En Japón nadie roba (además, si no te fías, habrás dejado tus pertenencias de valor en los casilleros de la entrada, si es que existen).

Desde los vestuarios hay siempre una puerta que conduce a la zona de baños.

Si ya estás de vuelta de la zona de baños, procura caminar por la parte de los vestuarios cuyo suelo esté cubierto con esterillas o toallas y, en general, sécate deprisa para mojar lo mínimo posible el suelo.

 

Zona de baños

Recuerda que para acceder a la zona de baños y para bañarte debes quitarte toda la ropa.

En Japón debes bañarte completamente desnudo

Es el modo en que se hace, salvo tristes excepciones (como los baños de Takaragawa Onsen o Nyuto Onsen) o como en el caso de Kawayu Onsen, un baño termal situado en pleno cauce del río de un pueblo de la ruta Kumano Kodo).

Tan solo se permite llevar una pequeña toalla de mano (que suele llamarse “toalla de la vergüenza”) para taparse al entrar en la zona de baños y caminar por ella.

Realmente esa toalla no sirve para secarse por su pequeño tamaño.

La zona de baños se divide en dos partes: la zona de lavado y la zona de baño relajante.

Baños en Japón: onsen, sento y rotenburo. Guía de uso. Zonas de baño.

La zona de baños se divide siempre en dos zonas: la zona de lavado y la zona de baños propiamente dicha.

La zona de lavado se distingue porque en ella verás unos cubos o cazos grandes y unos pequeñísimos taburetes junto a unos grifos situados muy cerca del suelo y unos espejos, así como unos botes de jabón (generalmente champú, gel de ducha y acondicionador para el cabello).

Baños tradicionales en Japón: zona de baño y aseo de un onsen. Cubo, taburete y jabones.

Los grifos cuentan generalmente con dos salidas, una de ellas con cabeza de ducha, alcachofa o regadera.

Antes de entrar en el baño relajante, debes lavar todo tu cuerpo y tu cabeza y aclararla perfectamente para eliminar todo resto de jabón.

Si no quieres estropear tu peinado, puedes no lavar tu cabello, pero recuerda no sumergirlo en el agua.

Mientras te bañas, debes mantener la pequeña “toalla de la vergüenza” encima de tu cabeza o apoyada muy cerca de ti, pero nunca dentro del agua.

Ahora explicaré en detalle cómo bañarse en Japón y cómo utilizar cada baño y cada utensilio.

Todo lo que voy a explicar es válido para todos los tipos de baños que hay en Japón, sin distinción.

 

Cómo comportarse en los baños públicos de Japón

La rutina que deberás seguir en Japón para bañarte en cualquier baño público (tanto onsen como de otro tipo de baño) o en los privados (si eres invitado a una casa) es la siguiente:

  1. Desnúdate en el vestuario y entra en la zona de baños
  2. Lávate entero (o al menos el cuerpo) en la zona de lavado
  3. Ya lavado y sin restos de jabón, entra en el baño, relájate y disfruta

Esa es la rutina básica para bañarse en Japón.

Baños en Japón. Normas de educación. Reglas de utilización de un sento tradicional de barrio. Tennoji (Osaka). Enero de 2015

Aunque existen una serie de detalles que deberás tener en cuenta en el momento de bañarte, recuerda siempre ese esquema básico.

Mucha gente se lía y confunde las cosas por no entender claramente el ritual básico del baño.

Ahora explicaré los detalles de lo que deberás hacer para disfrutar de un baño en Japón:

 

Primero: lavarse a conciencia

Tras entrar en la zona de baños, lo primero que deberás hacer es ir a la zona de lavado (donde verás grifos, taburetes, cubos y jabón) y allí lavarte concienzudamente.

Ten cuidado al caminar porque el suelo está siempre mojado y puede resbalar.

La pequeña toalla de mano puedes usarla como esponja para frotarte el cuerpo.

Si miras a tu alrededor, verás a más gente lavándose meticulosamente el cuerpo y la cabeza.

El objetivo de lavarse concienzudamente es
no contaminar con gérmenes el agua de los baños comunitarios

Para lavarte, deberás comportarte de manera similar a como lo haces en una ducha, pero sentado en uno de los taburetes y evitando siempre salpicar a quienes estén a tu lado.
Si te lavas de pié, salpicarás a los demás.

Recuerda también que no debes salpicar a quienes ya se encuentren dentro de los baños comunitarios.

Habitualmente encontrarás tres tipos de productos de higiene: gel de baño (ボディーソープ o ソープ), champú para el cabello (シャンプー) y acondicionador/suavizante para el cabello (リンス).
En ocasiones, si el baño es de más calidad, puede haber algún producto más. Y si es un baño antiguo en zona rural, al menos contará con gel de baño y champú.

Al acabar es de buena educación dejar todo como lo encontraste, es decir, el cubo encima del taburete y frente al grifo, y todo ello perfectamente aclarado y sin restos de jabón.

Por cierto, los grifos suelen cerrarse automáticamente. Si no es así, ¡no olvides cerrarlo al acabar!

Las normas más importantes que no debes olvidar cumplir son:

No entrar en los baños sin haberte lavado antes y aclarado perfectamente sin dejar restos de jabón en tu cuerpo

No bañarte con ningún tipo de ropa ni introducir toallas en el agua

Comportarte con educación, cortesía y de la manera más calmada y silenciosa que puedas

 

Segundo: relajarse en los baños sin molestar

Tras el paso anterior ya puedes sumergirte en la bañera de agua caliente para relajarte y disfrutar.

Si las personas que están ya en el baño te saludan, salúdales amigablemente pero en voz baja. Si no, te recomiendo que ni siquiera les mires.

Vuelvo a recordarte que no introduzcas la toalla de mano en el agua y que entres en la bañera comunitaria de manera calmada, sin molestar ni salpicar a quienes ya se encuentren allí.

Si tienes el pelo largo, debes recogértelo para que no toque el agua. Muchas mujeres se recogen el pelo con un lazo hecho con la toalla de mano.

No debes sumergir tu cabeza en el agua.

Recuerda que es un baño relajante, por lo que no se permite saltar al agua ni nadar ni chapotear.

Tampoco se permite entrar con teléfonos móviles, cámaras de foto o vídeo, libros o revistas, ni juguetes o artículos deportivos. Es solo un baño relajante.

Está prohibido fumar en las instalaciones (tanto la zona de baños como los vestuarios) y lavar la ropa o cualquier otro objeto en los baños (nunca he visto a nadie que lo haga pero siempre se avisa de esa prohibición en los carteles).

Baños tradicionales en Japón. Zona de relax para después del baño (onsen de Kioto durante el florecer del sakura en 2016)
Zona de relax para después del baño (onsen de Kioto durante el florecer del sakura en 2016)

 

Consejos de salud y seguridad en los baños

Pues bien, ya he explicado la manera educada y cortés en la que deberás comportarte en un baño japonés.

Ahora voy a dar algunos consejos que también deberás tener en cuenta para evitar problemas de salud y posibles accidentes:

  • Caminar lentamente por los baños. El suelo está mojado y puede ser resbaladizo.
    Por desgracia hemos visto a gente darse fuertes golpes contra el suelo por no seguir este consejo.
  • Evitar las bebidas alcohólicas y las comidas copiosas antes del baño. Entre otras cosas, provocan dolor de cabeza e incrementan el riesgo de mareos.
  • Entrar despacio en el agua. El agua está a más de 40 grados (a veces incluso supera los 44ºC) por lo que es recomendable evitar el choque de calor. Además, en el caso de los onsen, el agua está turbia en muchas ocasiones y el fondo del baño es irregular, por lo que puedes caerte en el agua de manera violenta. Una buena idea es tomar una palangana o cubo de los que a veces hay al lado del agua para tomar agua del propio baño y remojarse con ella y así acostumbrar al cuerpo.
  • Salir despacio del baño. Dado que la alta temperatura del agua provoca una bajada de tensión, levantarse demasiado rápido puede provocarte un desmayo, especialmente si tu tensión arterial es habitualmente baja. Cada año se producen en Japón un buen número de lesiones debidas a desmayos en los baños.
  • Evitar los golpes de calor. Si sientes mareo o te suda bastante la frente, es buena idea que salgas del agua y te quedes sentado en la orilla tomando aire. Es común que la gente entre y salga varias veces de los baños para evitar los golpes de calor.
  • No permanecer demasiado tiempo dentro del agua, especialmente si está muy caliente. Generalmente es suficiente con permanecer unos 5 minutos dentro del baño. Si estás en un onsen, los rotenburo permiten estar algo más de tiempo en el agua, pues la temperatura ambiental refresca el aire. Puedes salir y entrar varias veces de cada baño para evitar excederte en el tiempo. Además, es más agradable. No es una competición para ver quién aguanta más.
  • ¿Enjuagarse tras el baño o no?. En el caso de los onsen, cuyas aguas tienen minerales disueltos, a veces no se recomienda enjuagarse el cuerpo después del baño para mantener el efecto beneficioso de los minerales sobre la piel, a menos que tu piel sea sensible. Aunque el olor del agua sulfurosa pueda resultarte extraño o un poco desagradable, no lo es para los japoneses, que lo valoran por lo que significa.
  • Beber agua u otras bebidas tras el baño. Es importante rehidratarse (y además es un placer después de un buen rato de baño).
  • No llevar bebés a los baños si existe la posibilidad de que orinen o defequen.
  • Vigilar las medicaciones. Ciertos medicamentos provocan una reducción en la presión arterial. Si se combinan con los baños de agua caliente, la bajada en la presión sanguínea puede ser excesiva y muy peligrosa. Lee bien los prospectos de tus medicamentos antes de bañarte o pregunta a tu médico antes de viajar.
  • No bañarse más de 3 veces al día. Es una recomendación típica de los que acuden a menudo a los baños termales. Yo creo que un buen rato disfrutando en un baño es suficiente para todo el día. Dos veces al día puede ser algo repetitivo e innecesario.
  • Prohibido bañarse con tatuajes. En la mayoría de baños públicos de Japón no se permite el uso a personas con tatuajes por diversos motivos. Poco a poco esta prohibición está desapareciendo. Pregunta antes de entrar si está permitido.

 

Otros consejos prácticos

Finalmente, éstos son algunos consejos más que hemos aprendido durante todos nuestros viajes y es bueno conocerlos antes de visitar un baño japonés.

No son normas, solo consejos, pero te aseguro que son muy útiles:

  • Los ryokan (alojamientos tradicionales) que cuentan con onsen a veces cambian el acceso a los baños de modo que, por ejemplo, el que era para hombres la noche anterior pasa a ser de mujeres a la mañana siguiente. Eso sucede generalmente en los casos en que cuenten con rotenburo de diferentes características y/o vistas.
  • Los sentō más humildes (los situados en barrios populares o en zonas rurales) en ocasiones no disponen de accesorios para el aseo como toallas o jabón. Asegúrate de llevarlo.
  • En el caso de que el onsen o sentō no cuente con dichos accesorios, es posible que los ofrezca a la venta directa o a través de máquina expendedora (vending).
Máquina expendedora de tickets (vending) para baños onsen. Incluyo accesorios como toallas y gomas de pelo.
Máquina expendedora de tickets (vending) para baños onsen. Incluye accesorios como toallas y gomas de pelo.
  • Al tratarse de alojamientos familiares y humildes, los sentō de barrio y los sentō y onsen de los pueblos no aceptan el pago con tarjeta. Necesitas llevar dinero en metálico.
  • Muchas veces las taquillas de los vestuarios cuentan con llaves sujetas a una muñequera para que puedas llevarla contigo mientras te bañas.
  • Los onsen y sentō más sofisticados suelen contar con diversos baños diferentes. ¡Cuidado! Asegúrate de aprender la palabra 水風呂 (“mizuburo”), pues si la ves escrita significa “baño de agua fría”. ¿Te atreves a meterte?
  • Los onsen y sentō más lujosos cuentan con sauna, bañeras de hidromasaje e incluso baños eléctricos (電気風呂, “denkiburo“). ¡Son toda una experiencia!
Baños en Japón. Baño eléctrico (電気風呂, denkiburo) en un sento tradicional de barrio. Tennoji (Osaka). Enero de 2015
Baños eléctricos (電気風呂, “denkiburo”)

¿Tienes alguna duda sobre cómo usar los baños japoneses?

Puedes preguntarme todas tus dudas al final de este artículo.

 

Algunas costumbres muy japonesas en los baños públicos

Puesto que este blog se llama Japón Secreto, me gustaría explicarte algunas costumbres japonesas poco conocidas que a veces ves en los baños termales, algunas de las cuales están desapareciendo.

Solo las enuncio para que no te quedes extrañado si las ves:

  • Beber leche o bebidas lácteas
  • Pesarse antes y después de tomar un baño
  • Hacer estiramientos en el baño y fuera de él
  • Charlar en voz baja con otros bañistas
  • Disfrutar en silencio de los preciosos paisajes desde los rotenburos

 

Tipos de baños en Japón

En Japón existen tres tipos de baños de agua caliente: los onsen (温泉), los ofuro (お風呂) y los sentō (銭湯). También hay unos tipos particulares de baños: al aire libre (o rotenburo) y los baños de pies (o ashiyu).

Existe bastante confusión en la terminología de los tipos de baños que existen en Japón.

De hecho, en ocasiones esa confusión es fomentada por algunas casas de baños que buscan aumentar su clientela.

Por eso voy a explicar cada uno de los tipos de baños que podrás encontrar en Japón para que entiendas perfectamente cada uno y no te confundas al elegir dónde disfrutar de esta maravillosa experiencia.

Los ofuro se utilizan del mismo modo que los sentō y los onsen, ya que todos ellos son baños comunitarios

 

Los ofuro

Los ofuro (お風呂) son los baños de las casas particulares de Japón. El equivalente a lo que en Occidente son las duchas y/o bañeras.

Lo que les diferencia de los baños occidentales es la manera de utilizarlos (que es justamente la que he explicado al comienzo de este artículo) y su estructura o construcción, ya que, a diferencia de las bañeras occidentales, el ofuro está dentro de un espacio de la casa separado del lavabo y el inodoro (WC), que están situados en otro lugar distinto.

El cuarto del ofuro está a su vez dividido en dos zonas: la zona de la ducha y la bañera o furo.

La ducha (con el taburete y todo lo que he explicado antes) se encuentra sobre el suelo y es ahí donde hay que lavarse antes de entrar en la bañera, que contiene agua caliente y limpia que no se debe ensuciar con jabón ni con el cuerpo sucio, ya que su única función es calentar el cuerpo y provocar relajación.

El ofuro también es un baño comunal, pues lo usan todos los miembros de la familia con el mismo agua (ver más abajo los capítulos de Shinchan sobre el ofuro familiar). Por eso es importante mantener el agua perfectamente limpia.

Estas bañeras suelen tener una tapa que sirve para mantener el calor del agua cuando no se está utilizando.

Así que si eres invitado a una casa familiar, recuerda comportarte adecuadamente siguiendo los pasos que ya he explicado.

Normalmente a los invitados se les deja pasar los primeros al ofuro por la noche (al menos, así nos han tratado siempre nuestros amigos japoneses).

 

Los sentō (銭湯):

Los sentō (銭湯) son las casas de baños públicos tradicionales de Japón que ofrecen bañeras de agua caliente y otros servicios relacionados con la higiene corporal.

Hace algunas décadas eran muy populares y podían verse las famosas cortinas a media altura (llamadas noren, 暖簾) indicando la entrada en casi todas las calles de las grandes ciudades y pueblos de Japón.

Baños en Japón. Sento de barrio. Tennoji (Osaka). Enero de 2014

Baños en Japón. Con la cortina noren regalada por el dueño del sento tradicional de barrio. Tennoji (Osaka). Enero de 2014

Hasta hace unos años eran uno de los servicios más demandados por los habitantes de ciudades y pueblos, ya que por un precio muy bajo podían acudir todos los días a bañarse y a relajarse a los sentō.

Había un montón de locales sentō en cada barrio. Casi uno en cada calle.

Son la versión comunitaria de los ofuro familiares, pensados para las personas cuyas casas son tan pequeñas que no pueden tener un ofuro en ellas.

Aunque también hay personas que solían ir a los sentō a reunirse con familiares, amigos o vecinos aunque ya tuvieran un ofuro en casa.

Con el dueño del sento. Baños en Japón. Sento de barrio. Tennoji (Osaka). Enero de 2014

Cortina noren. Baño relajante en un sento tradicional de barrio de Japón. Tennoji (Osaka). Enero de 2014

Por desgracia la cultura y tradición de los sentō está muriendo debido a que cada vez más gente cuenta con ofuro en casa o en el bloque de apartamentos, pero también a la proliferación de los sofisticados y modernos Supa Sentō (スーパー銭湯), que cuentan con numerosas bañeras (de agua caliente, fría, de hidromasaje e incluso con hierbas y aromas), piscinas, rotenburos, saunas e incluso servicios de masaje. Muchos de ellos basados en el estilo coreano.

Lo que diferencia a los sentō de los onsen que explicaré ahora es que el agua de los onsen procede de manantiales naturales de aguas termales mientras que los sentō, al igual que los ofuros de las casa, toman el agua del sistema municipal de suministro. Es decir, de los grifos.

 

Los onsen (温泉):

Japón es un país cuyo subsuelo tiene una gran actividad volcánica, lo que permite que existan un elevado número de manantiales de aguas termales por casi todo el país.

Baños en Japón. Onsen. Infiernos de Beppu (Kyushu)

Se calcula que en Japón hay más de 28.000 fuentes termales.

Algunas de esas fuentes se han aprovechado para construir los famosos onsen o balnearios. En la actualidad hay cerca de 3.000 establecimientos onsen abiertos al público.

Algunos de los más populares y lujosos se encuentran en los alrededores del Monte Fuji.

Reservar un balneario onsen en Hakone

La popularidad de los onsen creció extraordinariamente durante el pasado siglo y surgieron incluso pueblos onsen donde casi todo el pueblo vive de estos negocios, como sucede con el precioso pueblo de Ginzan Onsen, escondido en las montañas de la región de Tōhoku.

Viajando a Ginzan Onsen (銀山温泉), pueblo balneario en la prefectura de Yamagata (Tohoku, Japón). Ryokan Fujiya (旅館藤屋) a la derecha
Ginzan Onsen

Normalmente solo se consideran onsen aquellos que cuentan con agua caliente. ¡Cuidado! algunos de ellos (los de zonas rurales) pueden llegar a superar ampliamente los 40ºC. Por eso hay que saber utilizarlos.

Además de su carácter relajante y lúdico, los onsen aportan ventajas terapéuticas gracias a la riqueza en sales minerales de sus aguas termales. En muchos de los establecimientos onsen explican detalladamente las propiedades de sus aguas.

Otra de las características notables de los onsen (y por las cuales somos grandes aficionados) es que muchos de ellos están situados en parajes naturales de gran belleza o bien en pueblos antiguos que conservan la atmósfera del Japón rural que hace décadas que se perdió en las ciudades. Por eso, los situados en lugares bellos suelen contar con un tipo de baño al aire libre llamado rotenburo que explicaré más abajo.

 

Los curiosos onsen naturales de zonas rurales

Si visitas alguna zona rural famosa por sus onsen (como es el caso de algunos pueblos del Camino de Kumano) podrás disfrutar de baños onsen rurales, excavados directamente del suelo, como el famoso Tsuboyu de Yunomine Onsen, declarado Patrimonio de la Humanidad.

Onsen Tsuboyu, en el Camino de Kumano, Yunomine Onsen (Wakayama, Japón), Patrimonio de la Humanidad (octubre de 2009)

Debes entender que si son auténticos onsen naturales situados en zonas rurales, es muy posible que apenas cuenten con comodidades que sí tienen los más sofisticados o de ciudad.

Por ello, es posible que este tipo de onsen:

  • no cuente con jabones ni toallas
  • los grifos no cuenten con alcachofa o regadera
  • tengan un grifo de agua fría sobre el baño para enfriar el agua un poco
  • tengan solo una palangana o pequeño cubo para remojarse antes de entrar en el baño

En esos casos no necesitas lavarte con jabón porque se entiende que el agua tiene suficientes minerales disueltos como para mantener la asepsia y, por lo tanto, solo necesitarás remojarte con agua del propio onsen tomándola con el cubo antes de meterte en el baño.

En este tipo de onsen verás un grifo que apunta directamente al baño termal (en ocasiones está rotulado como 水).

Baños tradicionales japoneses. Interior del onsen Tsuboyu (Patrimonio de la Humanidad). Octubre de 2009
Baños tradicionales japoneses. Onsen rural (Tsuboyu). Grifo de agua fría rotulado como 水

Se trata de un grifo de agua fría cuya finalidad es enfriar un poco el agua termal que, por ser de naturaleza volcánica, puede superar los 45 grados centígrados y provocar quemaduras.

 

Los ashiyu o baños de pies

En todos los pueblos onsen (pueblos que cuentan con manantiales de aguas termales en su subsuelo) es tradición que el ayuntamiento construya un baño termal de pies o pediluvio (en japonés se llaman ashiyu, 足湯) en un sitio céntrico (como las salidas de las estaciones de tren) para dar publicidad a sus aguas y también un servicio para los cansados pies de los habitantes y de los visitantes.

Onsen en Japón. Baños de pies o pediluvios (ashiyu, 足湯)

También existen en la entrada de famosos establecimientos de aguas termales como reclamo publicitario.

Los ashiyu ofrecen tres ventajas: se pueden disfrutar sentados, solo requieren desnudar los pies, y son siempre gratuitos.

E incluso existen casos, como el santuario interior de Yudonosan (en la ruta de peregrinación Dewa Sanzan) donde forman parte del ritual de purificación de los visitantes.

Japón. Ruta de peregrinación Dewa Sanzan. Monte Yudono (Yudonosan). Yudonosan Jinja. Pediluvio para lavarse los pies antes de entrar en terreno sagrado
Pediluvio en Yudonosan

Son realmente relajantes después de una intensa caminata.

 

Los rotenburo (露天風呂)

Como ya expliqué al hablar de los onsen, dichos baños termales naturales suelen estar ubicados en lugares de especial belleza natural. Por eso muchos de ellos cuentan con algún baño al aire libre o rotenburo (露天風呂), donde además del relajante baño, puedes disfrutar de unas vistas increíbles en lo alto de una montaña, al lado de un acantilado, al borde del mar o en alguna isla. E incluso con vistas al Monte Fuji.

Rotenburo kashikiri en un ryokan (baños en Japón)

Conocemos decenas de rotenburo en lugares increíbles. Te recomiendo descubrir todos los que puedas durante tu viaje por Japón.

 

Shinchan y los baños públicos

Si has leído algunos de nuestros artículos sobre tradiciones japonesas habrás visto que nos gusta hacer referencia a nuestra querida serie de animación Shinchan, pues muestra muy bien el modo de vida de los japoneses.

¿Recuerdas que al principio dije que los baños son una costumbre muy japonesa?

Pues bien, al igual que sucede con otras muchas tradiciones japonesas, en Shinchan se hace referencia a los baños. De hecho, existen un buen número de capítulos que se desarrollan en ofuro, onsen y sentō.

Shinchan se baña solo en el ofuro de su casa:

Shinchan se baña con su madre:

Shinchan se baña con su padre:

Bañarse para quitarse el frío:

Shinchan va a un sentō:

Shinchan en un onsen mixto:

 

Y recuerda que disfrutar de un baño en Japón (especialmente si es en un onsen) es una experiencia extraordinaria, muy japonesa e increíblemente relajante que siempre recomiendo a todos mis amigos y familiares cuando viajan a Japón.

Aquí puedes encontrar un listado de lugares de Japón donde disfrutar de la experiencia onsen.

Te recomiendo leer la cómo fue la experiencia para Patricia Bohórquez, cronista de excepción de Japón. Un artículo maravilloso sobre la sensación de bañarse en un onsen.

Y como dije al principio, nosotros siempre buscamos cualquier momento para disfrutar de un baño relajante en Japón.

¿Tienes dudas sobre lo que he explicado? Puedes preguntar todo lo que quieras justo un poco más abajo, en la sección de comentarios.

¡Disfruta de esta maravillosa experiencia!

 


Artículo publicado originalmente el 2 de febrero de 2011 en nuestro anterior blog. Rescatado del olvido, actualizado y muy ampliado posteriormente para incluirlo en Japon-Secreto.com 

Los baños japoneses: onsen, sento, ofuro, rotenburo. Guía de uso
¿Qué nota le das a este artículo? Puntuación hasta ahora: 5 (100% de 1 voto)

Descubre Japón con Civitatis y Japón Secreto: excursiones, guías en español, entradas, visitas, degustaciones, kimonos
Planifica y organiza tu viaje a Japón con Japon-Secreto.com
Soy Javi, bloggero desde el año 2004. Tras un montón de viajes por Japón con Pilar y acompañado de amigos japoneses en algunas ocasiones, he aprendido mucho de aquel país y he descubierto muchos lugares ocultos. Ahora con mis artículos espero poder acercar el Japón "oculto" a mucha gente y que nuestra experiencia sea útil para todos aquellos que, como nosotros, no se conforman con la información común de las guías y el turismo habitual. Creo que hay mucho Japón por descubrir y quiero mostrarlo.

2 Comentarios

  1. Hola Javi
    Tenéis un blog increíble. Toda vuestra información me está siendo muy útil para mi próximo viaje.
    Habláis de unos lugares únicos que no he encontrado en ninguna otra página web.

    Dices que los sento y onsen cuentan con sauna algunas veces.
    ¿Es necesario entrar también desnudo?
    ¿Es necesario entrar con una toalla para sentarse encima?

    Gracias

    • Hola Marta

      Buena pregunta

      En los que hemos estado nunca hemos necesitado toalla.
      Los asientos estaban ya cubiertos por toallas.
      Y se sobreentiende que la gente que entra está completamente limpia y recién duchada pues es lo primero que se debe hacer al entrar en un onsen o un sento.
      Al salir, por cierto, recuerda remojarte con agua o con la ducha antes de entrar en los baños termales.

      Gracias por tu opinión sobre Japon-Secreto.com

¡Déjanos aquí tus preguntas o comentarios!

¡Déjanos tu comentario!
Introduce tu nombre