Situada en la costa del Mar de Japón, la villa de Kinosaki Onsen (城崎温泉) representa la quintaesencia de la cultura de los balnearios japoneses y está considerado el mejor pueblo onsen de Japón.

Por ello, Kinosaki es uno de los mejores lugares de Japón en los que vivir la clásica experiencia de los baños termales onsen y de disfrutar de su rica gastronomía.

Suscripción al boletín informativo de Japón Secreto

 

Enclavado en un valle, rodeado de montañas y mar, este encantador pueblo de aguas termales mantiene la tradición y la cultura del antiguo Japón.

Un pueblo de montaña que nos enamoró en nuestro primer viaje a Japón por lo que hemos vuelto allí en varias ocasiones.

 

Si deseas conocer el lujo rural japonés y las tradiciones más arraigadas en un entorno lleno de encanto del pasado, te recomiendo descubrir Kinosaki Onsen y sus 7 casas de baños.

 

 

Su indescriptible y encantadora atmósfera

Tras un viaje de menos de dos horas y media en un añejo tren construido específicamente para comunicar Kioto con Kinosaki, atravesando parajes rurales de montaña de gran belleza, llegamos a nuestro destino.

El tren se detiene en la pequeña pero encantadora estación de Kinosaki.

Al salir de la estación, el ambiente nostálgico te da la bienvenida.

Kinosaki Onsen

 

Los edificios clásicos y tal vez algunas personas paseando en yukata o sentadas disfrutando de un baño termal de pies en el onsen que hay situado justo a la izquierda de la salida de la estación, te hacen sentir que has llegado a un sitio muy especial.

Sigues caminando hacia el centro del pueblo y llegas al río que, como casi todos los de Japón, está canalizado.

Las orillas, llenas de sauces, y algunos preciosos puentes de piedra iluminados con faroles cruzando el río crean una estampa que parece extraída de un cuento romántico o un film de Studio Ghibli.

Kinosaki Onsen, el mejor pueblo balneario de Japón

 

En tan solo unos minutos, y sin haber probado aún el mayor atractivo de Kinosaki, sus baños onsen, es fácil comprender por qué este pueblo atrae a tantos visitantes japoneses (y cada vez a más extranjeros que deciden descubrir Japón en profundidad).

 

 

Un pueblo muy especial

Si pronuncias el nombre de Kinosaki Onsen a un japonés, lo más probable es que te responda con una expresión de admiración.

No es para menos.

De los más de 223 pueblos onsen catalogados en Japón, Kinosaki es probablemente el más famoso y mejor valorado.

Esta encantadora villa situada a menos de 3 horas en tren desde Kioto y construida a lo largo de las orillas llenas de sauces del río Otani, ocupa un espacio en nuestro corazón, pues es uno de los primeros lugares “ocultos” de Japón que descubrimos (en nuestro primer viaje).
Desde entonces no hemos dejado de visitarlo cada cierto tiempo.

Kinosaki Onsen, el mejor pueblo balneario de Japón

 

De hecho, fue el primer lugar de nuestra vida en que probamos los baños onsen.

 

 

Una historia envuelta en las leyendas

Tan legendario es este destino turístico como su historia.

Sus orígenes están envueltos en una leyenda budista de un monje que hizo brotar aguas termales tras 1.000 días recitando un sutra.

Santuario Shisho Jinja (四所神社). Kinosaki Onsen
Santuario Shisho Jinja (四所神社) en invierno. Kinosaki Onsen

 

Se dice que, en 1913, el escritor Shiga Naoya se hospedó en Kinosaki durante tres semanas y esa inolvidable experiencia le sirvió de inspiración para su cuento Kinosaki Ni Te” (城の崎にて, “En Kinosaki“) publicado en 1917.

En 1925, el enorme terremoto de Tajima provocó un gran incendio que devastó Kinosaki Onsen y nada quedó en pie.

Sus habitantes decidieron levantar de nuevo el pueblo manteniendo la arquitectura tradicional de ryokanes de madera de tres plantas en lugar de construir grandes hoteles contemporáneos.

Kinosaki Onsen, el mejor pueblo balneario de Japón

 

Quizás sea esa la razón principal por la que Kinosaki Onsen se mantiene tan pintoresco y tranquilo.

 

 

Sotoyu meguri: pasear y bañarse

La imagen más típica de Kinosaki Onsen es la de los visitantes y los lugareños paseando por las calles vestidos con yukata (kimono ligero de algodón) y geta (zuecos de madera) para visitar alguna de las casas de baños.

 

Yukata y geta

El sonido de las geta es el sello inconfundible de Kinosaki.

Desde que viajamos allí por primera vez, siempre hemos sentido nostalgia al visitar otro pueblo onsen y escuchar ese sonido.

Por su parte, el yukata te permite sentir la historia de Japón, además de que resulta muy útil para poder visitar varias casas de baños sin perder el tiempo vistiéndote y desvistiéndote.

 

El sonido de las geta se puede escuchar a cierta distancia y crea una atmósfera habitual en los pueblos onsen más tradicionales.

Paseando en yukata hacia los onsen (sotoyu meguri, 外湯めぐり). Kinosaki
Sotoyu meguri: mujeres paseando en yukata hacia las casas de baños de Kinosaki.

 

Esta costumbre de pasear para probar diferentes casas de baños se conoce en Japón con la expresión “sotoyu meguri” (外湯めぐり).

 

Omiyage: no olvides comprar algún recuerdo o regalo

Las calles principales de Kinosaki están llenas de pequeñas tiendas de recuerdos, artesanía, dulces…

No dejes de entrar en alguna. Seguro que acabas comprando algún bello recuerdo para ti o para alguna persona querida.

A los japoneses les encanta salir a pasear en yukata y comprar dulces o helados así como algún producto típico de Kinosaki.

De hecho, existe en Japón una tradición llamada “omiyage”, que significa comprar un pequeño recuerdo (generalmente dulces) para llevar a sus familiares y compañeros de trabajo. Una manera de decir “estuve aquí y me acordé de ti”.

 

Los siete baños públicos de Kinosaki se encuentran repartidos por todo el pueblo, con una distancia máxima de 400 metros entre ellos por lo que se puede llegar a todos caminando.

Más abajo hablaré de cada una de las casas de baños de Kinosaki y de su ubicación, precio de entrada, etc.

Si te alojas en un ryokan de Kinosaki Onsen, recibirás un pase para poder entrar en todas las casas de baños.

 

El ticket Yumepa

Este ticket permite la entrada ilimitada a las siete casas de baños de Kinosaki durante un día y cuesta tan solo 1.300 yenes.

Este ticket se puede comprar en cada casa de baños.

Recuerda que las entradas individuales a cada casa de baños cuesta 700 yenes (800 yenes para Satonoyu).

 

Se recomienda llevar una toalla a las casas de baño aunque, si lo prefieres, hay toallas a la venta y toallitas de baño en alquiler allí (aquí explicamos todos los detalles sobre el uso de los onsen).

 

Al igual que sucede en algunos otros distritos onsen de Japón, la costumbre es visitar el mayor número de casas de baño para disfrutar de sus diferentes ambientes, aguas e instalaciones.

Pero ¡ten mucho cuidado! no es buena idea probarlos todos seguidos.

 

Lee aquí nuestros consejos:

Consejos para disfrutar de un onsen

 

Caminar por el centro de Kinosaki vestido con yukata, bañarse e incluso beber agua de manantiales termales es algo inolvidable.

Fuente de agua termal para beber. Kinosaki Onsen

 

 

Gastronomía de Kinosaki: el cangrejo

Hay un hecho que no admite dudas: bañarse abre el apetito.

Pero eso no es problema en Kinosaki. La gastronomía es un tema tan serio como los baños.

El plato estrella del pueblo es, sin duda alguna, el cangrejo Matsuba (松葉ガニ) que, por supuesto, está presente en numerosos platos durante su época de pesca, en invierno, y hasta abril.

Kinosaki Onsen nevado. El mejor pueblo balneario de Japón
Kinosaki en invierno

 

Cómo no, también en los maravillosos y sofisticados menús servidos en los ryokan.

Si eres más de carne que de pescado, tienes una interesante alternativa: la carne de ternera o res Tajima (但馬), una variedad local de la famosa wagyū.

Kinosaki Onsen. Cangrejo kani. Excursión cerca de Kioto. Kansai.

 

 

Pero, como ya he dicho, el principal atractivo de Kinosaki son sus baños onsen.

Voy a describir ahora cómo son cada una de sus 7 casas de baños y cuáles son nuestras favoritas.

Sigue leyendo.

 

¡Déjanos aquí tus preguntas o comentarios!

¡Déjanos tu comentario!
Introduce tu nombre