No cabe duda de que un viaje a Japón es una experiencia inolvidable. Pero deben tenerse en cuenta sus normas de comportamiento y el protocolo japonés para evitar situaciones incómodas que molesten a los demás.

 

 

Un gran choque cultural

Uno de los aspectos que más suelen atraer a quienes viajan a Japón es su cultura milenaria que, a diferencia de otros países, ha sabido absorber los rápidos avances de su sociedad en una fusión única llena de encanto y que, en ocasiones, puede sorprender e incluso desconcertar.

Observar lo que allí se hace y cómo se hace es una regla de oro que suele funcionar bastante bien, pero en ocasiones puede no ser suficiente para comportarse de manera educada y no llamar la atención groséramente.

Por eso, voy a explicar aquí todas aquellas normas de etiqueta, comportamiento y costumbres sociales básicas que me habría encantado saber en mi primer viaje a Japón pero que sin embargo, tuve que aprender sobre la marcha.

 

 

Los saludos en Japón

Como quizás ya sabrás, los japoneses se saludan con una leve inclinación de cabeza, que suele ser más marcada cuanto más respeto se quiere mostrar.

 

Pero los japoneses saben perfectamente que los occidentales nos saludamos dándonos la mano, por lo que no se extrañan si lo haces.

No obstante, te recomiendo que esperes a que sean los japoneses los que extiendan su mano primero para evitar situaciones incómodas.

Y, sobre todo, evita dar abrazos y besos. Se creará una situación tremendamente incómoda y la otra persona se queda petrificada sin saber qué hacer.

 

 

No hagas ruido ni grites

Por muy bien que lo estés pasando, no grites si hagas ruido.

Incluso en calles ruidosas, compórtate de manera calmada y silenciosa.

Evita hablar en alto, especialmente en interiores silenciosos y en medios de transporte.

La excepción a todo ello son las izakaya, donde verás a muchos japoneses gritando y celebrando.

 

 

Tómate cada momento con tranquilidad

No seas maleducado ni metas prisa a quien está atendiéndote o intenta ayudarte.

En Japón la gente se toma su tiempo en su trabajo y al ayudar a los demás ya que allí todos intentan hacer su trabajo a la perfección.

 

Si por algún motivo ves que están tardando en atenderte y vas a perder el tren, por ejemplo, sonríe amablemente y dí:

“Daijōbu desu. Arigatou gozaimasu”

acompañándo tus palabras de un gesto que haga entender a la otra persona que tienes prisa.

 

 

No molestes a geishas y maikos

La imagen de turistas a la “caza de geishas” para tomarles una foto se ha convertido en una práctica lamentable y que produce mucha vergüenza a quienes lo observamos cada vez que visitamos los barrios de geishas de Kioto y otros lugares.

Kioto: geishas paseando por el barrio de Gion

 

No seas desconsiderado y deja que las geishas y maikos, guardianas de las tradiciones y las costumbres de Japón, puedan recorrer las calles con tranquilidad.

 

Las geishas en Japón. Dónde verlas, festivales, entradas. Kioto, Kanazawa, Tokio

 

Si deseas tomarles una foto, hazlo con un teleobjetivo o el zoom de tu cámara.

Recuerda mantener en todo momento la distancia social que dictan sus normas sociales.

 

Los malos modales y las molestias causadas por los turistas maleducados han provocado que desde el 25 de octubre de 2019 esté prohibido fotografiar a las geishas y maikos de Kioto en la popular calle Hanamikoji y sus alrededores, en el más famoso de los barrios de geishas de Kioto.

 

 

Mantén las distancias

No te acerques en exceso a otras personas.

En Japón todo el mundo procura mantener una distancia con los demás para no incomodar, salvo que la situación sea inevitable (vagones de metro llenos en hora punta o matsuris, por ejemplo).

Estación de Shinjuku (Tokio) abarrotada de gente a la hora de ir a trabajar

 

Si deseas pedir ayuda o preguntar a alguien, asegúrate de hacer señas a la persona para indicar que vas a acercarte a preguntar. Una sonrisa será su respuesta.

Por supuesto, esta norma te la puedes saltar cuando estás con amigos.

Izakaya de Omoide Yokocho (Tokio)

 

 

Haz la cola. No te cueles

Esta norma, útil en casi todos los países del mundo, toma especial relevancia en Japón donde, si te cuelas, nadie te dirá nada, pero estarás haciendo daño a los sentimientos de quienes esperan antes que tú.

Sí, ya sé que posiblemente verás a algún abuelo colarse, pero en Japón ellos son la cúspide de la sociedad y se han ganado el derecho a ser un poquito maleducados.

 

 

Paga aunque nadie te atienda

En algunos lugares algo remotos de las zonas rurales de Japón (así como en caminos de peregrinación como Kumano Kodo) es común encontrar lo que allí se conoce como mujinhanbaijo, 無人販売所), que son puestos de venta desatendidos.

Si deseas comprar algo de lo que allí está expuesto, deja el dinero del precio en el sitio indicado.

Recuerda que hay gente humilde que vive de ello. En Japón NADIE ROBA.

Puesto desatendido de comida o mujinhanbaijo (無人販売所) en Kumano Kodo o Camino de Kumano

 

 

No comas ni bebas en la calle o en lugares inapropiados

No está bien visto comer y beber en la calle o en el interior de los autobuses y vagones de tren y metro.

Las buenas maneras de los japoneses son de tal calibre que incluso beben su bebida al lado de las máquinas expendedoras tras comprarlas o se ponen de cara a la pared para que no se les vea beber o comer (aunque eso es más habitual entre mujeres).

Máquinas de bebidas en Kumano Kodo o Camino de Kumano
Máquinas de bebidas en Kumano Kodo o Camino de Kumano

 

Como excepción, está aceptado comer y beber a bordo del Shinkansen (tren bala) o en viajes largos a bordo de otros trenes (siempre que no sean locales).

 

 

No está mal visto hacer ruido al comer

De hecho, sorber la sopa caliente del ramen es un signo de que estás disfrutando, así que es buena idea que aprendas a hacerlo.

Comiendo un tazón de kare udón

 

Te aseguro que disfrutarás mucho más y además evitarás quemarte la boca.

 

 

Ten cuidado con sus supersticiones

Y siguiendo con la comida, está MUY mal visto clavar los palillos en un cuenco de arroz o pasarse la comida de unos a otros con los palillos.

 

Son algunas de las costumbres japonesas que tienen su origen en supersticiones.

Es una muy buena idea que te familiarices con dichas supersticiones para no meter la pata:

Supersticiones japonesas

 

 

Sirve primero a los demás

Cuando estés con más personas en un lugar como un bar o izakaya, procura ser tú quien sirva a los demás (es un gesto de buena educación).

Callejones de restaurantes en Namba (Osaka).
Izakaya en Osaka

 

Y no olvides servirte el último.

Por cierto, para brindar en japonés se dice “kampai“.

 

 

Asegúrate de no molestar antes de tomar una fotografía

Antes de entrar en un espacio delimitado para tomar una foto, asegúrate de que no se trata de un terreno privado.

No grites para avisar a otras personas, no pisotees los jardines ni ensucies.

Gion Shinbashi: nuevas normas para visitantes.

 

Recuerda las normas recientemente aprobadas para los visitantes del famoso barrio de Gion (en Kioto):

Barrio de Gion: nuevas normas para turistas

 

 

Nada de propinas ni regateos

Japón no es Estados Unidos ni Tailandia.

En Japón no se negocian (no se “regatean”) los precios como en Tailandia. Ni siquiera en los puestos callejeros o negocios de aspecto más sencillo. Resulta de muy mala educación.

Por lo general, tampoco se aceptan propinas como en Estados Unidos, salvo contadísimas excepciones (como este lugar de la ruta Nakasendō).

En el caso de hoteles, bares o restaurantes de alto nivel, el pago por el servicio suele venir especificado en la factura.

Interior de Shinjuku Golden Gai (新宿ゴールデン街) en Tokio
Izakaya en Golden Gai (Shinjuku, Tokio)

 

Lo que sí puede estar mejor visto es dar un regalo material a cambio de un favor recibido. En ese caso, la fruta o los dulces suelen ser habituales. Pero siempre mejor si se acompañan de una tarjeta que deje claro que es un regalo de agradecimiento, no una propina.

 

 

Pequeños obsequios

Una norma social muy extendida es la de los pequeños obsequios.

Son una manera de mostrar agradecimiento a otras personas y también de facilitar el acercamiento social.

Resulta útil llevar unos pocos regalos pequeños (recuerdos de tu propio país, por ejemplo) para obsequiar a las personas que te ayuden o que conozcas durante tu viaje por Japón.

Si no quieres cargar tu maleta de regalos, en las estaciones se venden cajitas con dulces que son muy valorados y utilizados para este tipo de pequeños regalos de buena educación.

 

 

Guarda tus desperdicios

Japón es un país extremadamente limpio y, sin embargo, no existen las papeleras.

Los japoneses tienen una conciencia cívica muy desarrollada y se responsabilizan de sus propios desperdicios.

Guarda tus desperdicios en tu bolso o mochila hasta que encuentres un sitio adecuado en el que poder tirarlos.

 

 

Fumar está MUY prohibido

No se puede fumar en el transporte público, a excepción de los vagones de Shinkansen destinados específicamente a fumadores.

La prohibición de fumar llega hasta el extremo de que no se puede fumar mientras caminas por la calle.

Debes hacerlo en los lugares destinados a ello, para que dejes la colilla al acabar (verás a mucha gente fumando en un lugar generalmente apartado y separado por unas paredes de metacrilato o metal).

La dos grandes excepciones a la prohibición de fumar son los alojamientos hoteleros y las izakaya.

La gran mayoría de hoteles ofrecen habitaciones para fumadores.

 

 

El teléfono siempre en silencio

Lleva en todo momento tu teléfono en modo vibración.

No solo es de mala educación que suene tu teléfono en un lugar cerrado, sino que además está prohibido hablar por teléfono en lugares como el transporte público.

Subir al Monte Fuji (Japón): viajando en Shinkansen

 

De hecho, también está prohibido utilizar el teléfono en zonas de los vagones reservadas para ancianos o embarazadas. Verás pegatinas que lo avisan.

 

 

¡Zapatos fuera!

En los ryokan (alojamientos tradicionales japoneses) e incluso en algunos hoteles modernos así como en ciertos restaurantes (sobre todo izakaya) e incluso en algunos museos y en probadores de ropa de las tiendas, hay que dejar los zapatos en la entrada.

Por supuesto, también en el interior de templos, santuarios y castillos, y en todos aquellos lugares que tengan suelo de tatami o de madera reluciente.

Ryokan en Japón. Agari kamachi o zona de quitarse los zapatos
¡No olvides quitarte los zapatos antes de entrar!

 

Recuerda mirar bien antes de entrar en un sitio con zapatos incluso aunque parezca que puedes hacerlo. Nunca hay que pisar un tatami con zapatos.

 

Mejor zapatos sin cordones

Llevar zapatos sin cordones es muy útil ya que seguramente tendrás que descalzarte muy a menudo si visitas templos, santuarios y castillos.

No solo podrás quitarte los zapatos de manera más ágil y rápida, sino que también molestarás menos al resto de personas.

Como verás, todos los asiáticos suelen llevar calzado sin cordones.

 

Calcetines nuevos y con buen aspecto

Casi parece obvio, pero dado que vas a tener que descalzarte muy a menudo, te recomiendo que lleves muchos calcetines nuevos en tu maleta (incluso en verano).

Darás mejor imagen en lugares públicos con suelo de tatami.

No es necesario que sean negros o de color oscuro. De hecho, es habitual ver a japoneses con calcetines de infinidad de colores, incluso personas de avanzada edad.

De nuevo quiero recordar que Japón no es el Sudeste Asiático. Caminar con los pies desnudos resulta de mal gusto.

 

 

Procura vestir con buen gusto y recato

Puedes vestir como quieras, pero es recomendable vestir con gusto, evitando colores estridentes, pantalones cortos, camisetas de tirantes y ropa demasiado deportiva o acabarás siendo el típico extranjero fuera de lugar.

Disfrutando con amigas de los cerezos en flor del Paseo de la Filosofía, Kioto
Durante el florecimiento de los cerezos en el Camino del Filósofo (Kioto)

 

Si vas a ponerte minifalda o falda corta, es mejor que lleves leggins (o medias finas en verano).

Si quieres entender la cultura japonesa, comienza por vestir de manera chic y discreta.

 

 

Compórtate adecuadamente en los lugares sagrados

A diferencia de otros muchos lugares del mundo, no existe una etiqueta obligatoria en Japón para visitar templos y santuarios.

Como en otros aspectos de la vida, la norma básica es la misma: evita molestar a los demás.

Así que procura no ir demasiado destapado y, sobre todo, compórtate con tranquilidad y sin hacer ruido ni hablar en voz alta.

Si preguntas con educación, es posible que incluso quieran posar contigo en la fotografía.

Sokushinbutsu, momias de Japón: en el interior del templo Dainichibo con el monje guía (Tsuruoka, Yamagata). Tohoku.

 

Pero insisto en que es importante que tengas cuidado y mires bien los carteles antes de hacer fotos.

Japón. Ruta de peregrinación Dewa Sanzan. Monte Yudono (Yudonosan). Lugar sagrado. Prohibido tomar fotos
Cartel que avisa de la prohibición de tomar fotografías en el sagrado Monte Yudono

 

Por lo general, no está permitido fotografiar en el interior de templos y santuarios así como de algunos otros lugares (como el castillo de Nijō, por ejemplo).

 

Si no estás seguro de poder tomar fotos, pide permiso preguntado así:

Shashin wo totte mo iidesuka?

 

 

Evitas las demostraciones exageradas de afecto en público

Aunque la cultura japonesa es abierta a otras culturas, por lo general resulta incómodo e incluso violento el observar determinadas demostraciones de afecto en público, como besos prolongados, etc.

Gion Shinbashi: nuevas normas para visitantes.

 

Reserva tus muestras de afecto de pareja para lugares cerrados y privados, o para espacios reservados en izakayas y onsen.

Recuerda las normas recientemente aprobadas para los visitantes del famoso barrio de Gion (en Kioto):

Barrio de Gion: nuevas normas para turistas

 

 

Utiliza los baños públicos onsen adecuadamente

Siempre lo decimos: relajarse en el agua caliente de un baño termal onsen es una de las mejores experiencias que se pueden disfrutar en Japón.

Nyuto Onsen y Tsurunoyu: los baños mixtos más famosos y exóticos de Japón. En Akita (Tohoku)
Bañándonos en el onsen Tsurunoyu de Nyuto (Akita)

 

Pero para utilizar los baños termales adecuadamente necesitas conocer al detalle el ritual de baño en Japón.

Cómo bañarse en un onsen

 

Asegúrate de llevar el ritual bien entendido antes de bañarte en un onsen.

 

 

Los tatuajes no están bien vistos

Aunque el motivo no está del todo claro, lo cierto es que hay numerosos lugares (generalmente casas de baños) en que no está permitido entrar si se tienen tatuajes.

Cartel que informa de la prohibición de acceso a quienes luzcan tatuajes

 

Aquí lo explicamos más en detalle:

La prohibición de los tatuajes en Japón

 

 


 

Me ha costado bastante esfuerzo elaborar esta lista de consejos porque, con el paso de los años, he ido asimilando la manera de comportarse de los japoneses y ya no soy consciente de las diferencias entre Japón y el resto de países.

Por eso quizás haya olvidado hablar de algunos temas.

 

¿Conoces alguna otra norma de comportamiento especial en Japón?

 

¡Déjanos aquí tus preguntas o comentarios!

¡Déjanos tu comentario!
Introduce tu nombre