Situado en el extremo sur de los Alpes Japoneses, el tramo de la histórica ruta Nakasendō entre Magome y Tsumago, en pleno valle del Kiso, es una de las mejores oportunidades de disfrutar de un precioso recorrido a pie por el campo descubriendo el Japón rural y algunas de las villas medievales mejor conservadas de Japón.

 

Caminar por la ruta Nakasendo es más que una actividad en la naturaleza: es un viaje al Japón de hace tres siglos.

Recorrer el sendero boscoso entre Magome y Tsumago te transportará al Japón tradicional y te permitirá disfrutar de una atmósfera totalmente diferente a la de las ciudades japonesas.

Ruta Nakasendo. De Magome a Tsumago. Momiji. Valle del Kiso

 

Hasta ahora hemos tenido la suerte de recorrer este precioso sendero en dos ocasiones. La primera en noviembre de 2010.

Fue tanto lo que nos gustó la primera vez, que volvimos a recorrerlo una segunda vez acompañados de una amiga japonesa, para que ella también pudiera disfrutar y descubrir esta ruta.

Ruta Nakasendo. De Magome a Tsumago. Calle principal de Magome. Noviembre de 2012
Calle de subida en Magome

 

Voy a narrar aquí nuestra experiencia, las sensaciones vividas y todo lo necesario para que tú también puedas descubrir la ruta Nakasendo caminando de Magome a Tsumago e incluso durmiendo en un ryokan.

Si te gusta la naturaleza y los recorridos a pie, no te pierdas esta ruta.

 

 

El Valle del Kiso

El valle del Kiso (木曾谷, Kisodani) es una zona geográfica formada en la parte alta del río Kiso, al suroeste de la prefectura de Nagano.

Se trata de un precioso valle con una marcada forma de “V” y una longitud aproximada de 60 kilómetros a lo largo del río del mismo nombre (木曽川, Kisogawa) que fluye de norte a sur por la prefectura de Gifu.

De Magome a Tsumago (ruta Nakasendo). Valle del Kiso. Montañas y río
Valle del Kiso en otoño

 

 

Historia de la ruta Nakasendō

Caminar por la ruta Nakasendō es caminar por los adoquines de un trozo de la historia de Japón.

De Magome a Tsumago (ruta Nakasendo). Adoquines en el camino de piedra. Momiji. Koyo
Camino adoquinado entre Magome y Tsumago (ruta Nakasendo)

 

La Nakasendō (中山道, “camino entre montañas“) era una de las Gokaidō o cinco rutas principales de Japón durante el periodo Edo (junto con Tōkaidō, Kōshū Kaidō, Ōshū Kaidō y Nikkō Kaidō).

Era a su vez una de las dos rutas que comunicaban Edo (la actual Tokio) con Kioto, por lo que era un camino muy transitado tanto por comerciantes como por samurais entre los siglos XVII y XIX.

Durante la edad media japonesa, se estableció la ruta comercial Nakasendō, con un total de 11 estaciones a lo largo de la ruta, aprovechando la antigua ruta comercial Kisoji (木曽路) ya existente, también conocida como Kisokaidō (木曾街道).

De Magome a Tsumago (ruta Nakasendo). Edificio aduana histórico

 

Hay dos marcadores de piedra o “mojones” que indican los puntos finales del Kisoji. Uno se encuentra situado entre las villas de Motoyama y Niekawa, y en él se puede leer:

De aquí al sur, Kisoji

(是より南木曽路, kore yori minami kisoji)

 

El otro marcador se encuentra entre las villas de Magome y Ochiai, y en él se encuentra escrito:

De aquí al norte, Kisoji

(是より北木曽路, kore yori kita kisoji)

 

 

Caminando de Magome a Tsumago

Al igual que sucede con otros muchos caminos históricos de todo el mundo, ya quedan pocos tramos del camino original que se puedan recorrer a pie.

 

El tramo más famoso de la ruta Nakasendō es, sin duda alguna, el que une las villas de Magome (o 馬籠宿, “Magomejuku” en japonés) y Tsumago (o 妻籠宿, “Tsumagojuku“). Un segmento de 8 kilómetros por el Valle del Kiso, a través de unos parajes naturales bellísimos y jalonado de lugares históricos y llenos de encanto.

De Magome a Tsumago (ruta Nakasendo). Valle del Kiso. Rio

 

Aunque es un recorrido bastante popular, todavía la gran mayoría de viajeros que visitan Japón no saben nada de esta ruta a pie, por lo que he decidido incluirla en nuestra sección de lugares ocultos y el Japón desconocido.

Ruta Nakasendo. De Magome a Tsumago. Valle del Kiso. Momiji

 

Se trata de un sendero rural con un paisaje espectacular en el que atravesarás bosques, caminarás junto a arroyos y campos de cultivo, cruzarás pequeños y encantadores puentes, verás alguna pequeña cascada, pasarás por lo que queda de una antigua barrera de control aduanero… y más lugares que no desvelaré para que los descubras por ti mismo (confía en mí, es mejor no saber los detalles antes de ir).

Ruta Nakasendo. De Magome a Tsumago. Momiji. Koyo

 

No obstante, al final de este artículo encontrarás un mapa con el recorrido y los puntos de interés, por si viajas con internet en tu móvil (algo que recomendamos siempre) y consultar dicho mapa te hace sentir más cómodo y seguro.

Por cierto, aunque es un tramo pequeño, une dos prefecturas, pues la villa de Magome se encuentra en Nagano y Tsumago pertenece a la prefectura de Gifu.

 

¡Descúbrelo el camino por ti mismo!

Por lo general, en Japon-Secreto.com nos gusta publicar artículos extensos con todo detalle de los lugares de los que hablamos, pero en este caso, como excepción, no daremos apenas detalles de lo que encontrarás durante tu recorrido a pie entre Magome y Tsumago.

Quiero que puedas sentir a cada paso la aventura de descubrir todas las sorpresas que te aguardan en el camino tal y como las descubrimos nosotros la primera vez que hicimos esta caminata.

 

Magome es un pequeño pueblo lleno de encanto, pues parece perfectamente conservado y se ha cuidado hasta el detalle la atmósfera de tiempos pasados evitando elementos modernos.

De Magome a Tsumago (ruta Nakasendo). Valle del Kiso. Alpes Japoneses.

 

Los edificios son de estilo japonés tradicional y se puede escuchar el agua que discurre por los pequeños canales que bajan desde lo alto del pueblo.

Ruta Nakasendo. De Magome a Tsumago. Calle de Magome. Momiji. Koyo

 

Incluso puede verse un molino que en tiempos aprovechaba la fuerza de este agua canalizada.

 

Los primeros dos kilómetros del recorrido son de una pronunciada subida, y a ambos lados del sendero se pueden ver numerosos atractivos.

De Magome a Tsumago (ruta Nakasendo). Vista de Magome. Momiji. Koyo

 

A medida que vamos dejando atrás Magome, el silencio y el sonido de las hojas de los árboles moviéndose con el viento se tornan en protagonistas y compañeros de viaje.

Al poco rato de caminata comienzan a aparecer en el camino algunas vetustas construcciones pertenecientes a los antiguos puestos aduaneros y algunos molinos de agua.

El sendero también atraviesa algunas pequeñas poblaciones y campos de cultivo donde la maquinaria moderna nunca ha entrado.

De Magome a Tsumago (ruta Nakasendo). Campos de cultivo. Valle del Kiso

 

Si tienes suerte como tuvimos nosotros, una anciana te ofrecerá un poco de boniato recién recogido de su huerto.

De Magome a Tsumago (ruta Nakasendo). Valle del Kiso
Comiendo boniato por el camino gracias a la amable señora

 

Sin apenas darte cuenta, el denso bosque se apodera del paisaje y el camino comienza a serpentear y a cruzar riachuelos. Algo en el aire se antoja misterioso y mágico.

De Magome a Tsumago (ruta Nakasendo). Valle del Kiso. Rio

 

Incluso se ven algunos bosques de bambú a un lado del camino.

De Magome a Tsumago (ruta Nakasendo). Bosque de bambú

 

La primera vez que recorrimos este tramo de la Nakasendo tuvimos la “suerte” de que comenzara a llover levemente, creando una atmósfera mágica e irrepetible; uno de esos recuerdos imborrables en mi memoria.

 

De repente se abre un pequeño claro en el tupido bosque y se ve una antigua casa tradicional con las puertas abiertas.

Ruta Nakasendo. De Magome a Tsumago. casa de té

De Magome a Tsumago (ruta Nakasendo). Casa de té en el bosque. Irori

 

Resulta ser una casa de té en la que una persona vestida de manera tradicional nos ofrece té y un pequeño y delicioso refrigerio mientras no parece molestarle en absoluto que le tomemos fotos, sino todo lo contrario.

De Magome a Tsumago (ruta Nakasendo). Refrigerio, té y propina. Casa de té
Té y pequeño refrigerio

Ruta Nakasendo. De Magome a Tsumago. Casa de té en el bosque. Irori

 

Aunque no es costumbre dar propina en Japón, vemos un pequeño objeto de madera con una ranura en la que está escrito “gracias” y parece tener dinero dentro así que decidimos darle algo de dinero en agradecimiento.

Ruta Nakasendo. De Magome a Tsumago. Propina. Casa de té

 

Cuando viajes por Japón, evita las situaciones incómodas y el molestar a otras personas, siguiendo estas normas:

Normas básicas de comportamiento en Japón

 

Continuamos ruta y pasamos al lado de algún puesto de comida, algún pequeño santuario e incluso un conmovedor cementerio.

Ruta Nakasendo. De Magome a Tsumago. Cementerio cerca de Tsumago. Montañas
Cementerio cerca de Tsumago

 

Finalmente llegamos a Tsumago, una villa aún más medieval y mejor conservada que Magome, que ni siquiera cuenta con iluminación artificial ni cables eléctricos a la vista.

Tsumago (ruta Nakasendo entre Magome y Tsumago). Valle del Kiso en otoño
Tsumago en otoño

 

La calle principal resulta extraordinariamente pintoresca, con la montaña al fondo, ya medio envuelta en la bruma y la oscuridad, pues llegamos bien entrada la tarde.

Algunos farolillos comienzan a encenderse y el silencio se apodera de la villa.

Dicen que aquí suelen venir muchos turistas por la mañana y las pequeñas tiendas de comida y artesanía se encuentran en frenética actividad, pero al ser ya el final de la tarde, el ambiente es mágico y sin apenas nadie por la calle.

Ruta Nakasendo. De Magome a Tsumago. Valle del Kiso. Montañas.
Tsumago en otoño

 

No se me ocurre un consejo mejor que el de visitar Tsumago un poco antes de la puesta de sol.

 

 

Continuar hasta Nagiso

Si te gusta caminar y todavía es de día, puedes disfrutar del sendero que conduce desde Tsumago a la estación de Nagiso.

Este tramo cruza zonas más pobladas y no presenta pavimento original ishidatami (pavimentación de piedra original de la ruta Nakasendō), pero ofrece un ambiente rural agradable y una buena alternativa a un viaje en autobús o taxi entre Tsumago y la estación de Nagiso.

Este tramo del sendero es de aproximadamente 3,5 kilómetros y se tarda aproximadamente una hora en recorrer.

Al llegar a Nagiso puedes tomar el tren de vuelta hacia tu destino.

 

Más abajo explico cómo llegar hasta la ruta Nakasendo y las combinaciones de transporte disponibles.

 

 

 

(Sigue leyendo)

3 Comentarios

  1. Hola Erica
    Muchas gracias por leer nuestros artículos.
    En Hyperdia puedes ver los horarios exactos y las combinaciones de trenes más razonables para llegar: https://japon-secreto.com/como-viajar-en-tren-y-metro-por-japon-y-como-planificarlo/
    He buscado llegar a Nakatsugawa (que es donde debéis tomar el colectivo hasta Magome) a las 12:00 de la mañana.
    Existe una combinación de trenes que es la siguiente:
    -tomar un shinkansen hikari que sale de la estación de Tokio a las 8:33 y llega a Nagoya a las 10:17
    -en Nagoya, a las 10:24, tomar un tren de la línea JR Chuo a Nakatsugawa y que llega allí a las 11:39.
    – Afuera de la estación debéis tomar un autobús hacia Magome a las 12:15 y llega a las 12:38 a Magome.

    La ruta Nakasendo se recorre en unas 4 horas o menos por lo que podréis llegar a Osaka sin problema, aunque llegaréis de noche.
    Dependiendo de dónde os alojéis en Osaka, necesitaréis saber bien cómo llegar, pero es perfectamente posible.
    En el caso de que perdáis el tren de Nagoya a Nakatsugawa no pasa nada porque con el JR Pass podéis tomar el siguiente, que sale a las 10:46 y llega a Nakastugawa a las 12:07.

    Si tienes más dudas, contacta con nosotros a través de este formulario y te ayudaremos: https://japon-secreto.com/contacto/

    Saludos y gracias por contactar.

  2. Hola Javi, soy de Argentina, gracias por toda la info!! Viajo el 22 de marzo con mis 2 hijas de 15 y 11 años. El martes 31 de marzo con JRPass viajamos de Tokio a Osaka pero previamente despacharemos las valijas para poder hacer una parada en Nagoya. La consulta es si dentro de ese día (ya que la noche la tenemos en Osaka) podemos llevar a ver algo de Nagoya y algo o parte del Camino de Nakasendo. No me doy cuenta las distancias y tiempos. Te agradeceré tu sugerencia, al menos lo poquito que podamos hacer. Lamentablemente ya tengo todos los hoteles pagos. Muchisimas gracias! Saludos!

¡Déjanos aquí tus preguntas o comentarios!

¡Déjanos tu comentario!
Introduce tu nombre