El JR Pass al mejor precio
Japón en invierno: algunos consejos para combatir el frío
Puntúa este artículo

Japón en invierno

Siempre que nos preguntan cuál es la mejor época para viajar a Japón, solemos desaconsejar el invierno por las bajas temperaturas, que hacen que los encantos del país se vean muy mermados.

Pero en realidad, viajar a Japón en invierno es muy interesante, no solo para quienes disfrutan de los deportes de nieve (en otra ocasión hablaremos de los motivos por los que es interesante viajar a Japón en invierno).

Además, mucha gente que quiere viajar a Japón solo puede, por cuestiones de agenda o de presupuesto, viajar en invierno.

Por ello, es necesario vencer los rigores invernales para poder disfrutar al máximo de este maravilloso país.

Los japoneses, que al fin y al cabo son los que deben sobrellevar las bajas temperaturas año tras año, a lo largo de los siglos han ideado y perfeccionado todo tipo de soluciones. Así, no solo existen maneras muy sofisticadas y modernas de combatir el frío, sino que siguen perdurando algunas de las más tradicionales.

Vamos a daros algunos consejos para sobrellevar el frío invernal en Japón.

Moda cálida

Ropa térmica de última generación

En los últimos años se ha desarrollado una rama dentro del sector de la moda que ha adquirirdo una enorme popularidad: la ropa térmica de última generación.

No es casual que esto haya sucedido porque, como ya hemos dicho, en Japón se registran temperaturas muy bajas durante el invierno.
Los japoneses pasan prácticamente todo el día fuera de casa, expuestos a los rigores del invierno.

Pero además hay otro motivo que en nuestra opinión ha ayudado a que se popularice la ropa térmica de alta tecnología: la costumbre de los japoneses de grandes ciudades como Tokio, Nagoya o Kioto de vestir de manera impecable y chic.

Por ese motivo, las camisetas térmicas interiores o los forros polares y de plumas ultraligeros permiten salir a la calle con ropa de otoño e incluso en traje, evitando ir encorvados, tiritando y con un rictus en la cara.

La marca Uniqlo (que muchos han rebautizado como “el ZARA japonés“) es la más popular y sus productos HeatTech, de gran calidad y precio muy razonable, son ya todo un souvenir, sobre todo para los turistas chinos que hacen acopio de enormes cantidades de estas prendas, abarrotando su equipaje.

El estilo de vestir con múltiples capas

El castizo refrán “ande yo caliente, ríase la gente” no tiene cabida en Japón (o al menos siempre que no hablemos de Osaka).

Como ya hemos dicho, allí no está reñido el vestir con estilo y el estar abrigado.

Para ello, una de las costumbres más extendidas (y que mejor encaja con los notables cambios de temperatura que hay en invierno entre las calles y lugares como el transporte público o los cafés y restaurantes) es la de vestir por capas.

Por ese motivo es muy habitual ver a gente (sobre todo mujeres) que al entrar en una cafetería o izakaya, comienzan a desvestirse, quitándose un buen número de prendas y accesorios.

Además, las mujeres en Japón suelen llevar dos bolsos: uno como el resto de mujeres del mundo, y otro que suele ser una bolsa bonita de, por ejemplo, alguna tienda de moda, donde llevan bebida, tal vez algo de comida, quizás unas zapatillas para cuando van montadas en el tren, algo de maquillaje y, en invierno, accesorios adicionales para el frío como bufandas, pañuelos e incluso parches kairo que veremos ahora.

Las que prefieren ir más sexys tienden a cumplir la regla del “gyaru style“: cuanto más quieras lucir las piernas o alguna otra parte del cuerpo, más capas debes ponerte en el resto.

Y si eres hombre y entras en un ofuro o sento verás en los vestuarios la gran cantidad de prendas que llevas los chicos debajo de un, a priori, sencillo traje.

Parches de calor o kairo

Los “kairo” (カイロ) (también llamados a veces “hokkairo”, ホッカイロ) suponen una medida adicional muy útil en determinadas circunstancias de frío más intenso.

Consisten en un pequeño parche compuesto por una sustancia química mezclada con polvo de hierro alojada en su interior que, por una reacción química provocada cuando entra en contacto con el aire, produce calor. Están diseñados para llevar en cualquier zona del cuerpo.

Son muy populares en Japón y durante el invierno se convierten en casi imprescindibles. Ya hablamos de ellos en otro artículo.

Invierno en Japón: Kairo, un parche de calor muy utilizado en Japón

Generar calor suficiente en el ambiente

La alta tecnología de los climatizadores japoneses convive hoy en día con las soluciones más tradicionales para combatir las bajas temperaturas invernales.

 

Calentadores

Uno de los aparatos cuya presencia era más común en las casas cuando comenzamos a viajar a Japón hace muchos años eran los calentadores o calefactores de keroseno, especialmente en el mundo rural y en enormes estancias en templos y santuarios.

Sin embargo, con el paso del tiempo han ido cediendo importancia en favor de los climatizadores de última generación.

Particularmente yo los odio por el olor que desprenden al quemarse el keroseno (un olor al que le cogí manía desde que escalamos el Fuji en 2011).

Invierno en Japón: las estufas de keroseno

 

Climatizadores de última generación

Los climatizadores japoneses son famosos en todo el mundo por sus diseños sofisticados y su altísima calidad en prestaciones que los hace ser increíblemente silenciosos además de muy eficientes en el consumo energético.

Si vas a viajar a Japón en invierno, te recomendamos que aprendas previamente a utilizar sus funciones básicas, pues en muchos lugares seguramente nadie te ayudará a ponerlos en marcha.

Invierno en Japón: cómo utilizar un climatizador en Japón: funciones básicas explicadas

 

Alfombras y mantas eléctricas

Nunca olvidaremos la enormemente agradable sensación que transmitía la alfombra eléctrica de la casa de los padres de nuestra amiga Miyuki, donde me quedé dormido profundamente el día de año nuevo de 2014.

Y es que, en un país donde la vida doméstica se hace en el suelo, las alfombras eléctricas son uno de los mejores inventos para disfrutar de una cálida sensación.

Por su parte, las mantas eléctricas, bien conocidas en todo el mundo, son uno de los accesorios que suelen estar presentes en las casas del mundo rural japonés.

 

El kotatsu

Si conoces algo de la cultura japonesa o del anime y el manga, entonces posiblemente conocerás esta mesa tan característica de la vida en Japón.

Se trata de una mesa bajita (dado que es para utilizarla sentados en el suelo) que lleva incorporada, bajo el tablero, una estufa así como una manta para taparse las piernas y evitar que se escape el calor. Algo así como las mesas camilla de España.

Invierno en Japón: el kotatsu, la mesa camilla de Japón

Aunque pueda parecer algo antiguo, siguen presentes en los hogares japoneses y están totalmente de actualidad, con nuevos y sofisticados modelos que cada año se anuncian en televisión.

Invierno en Japón: el kotatsu, la mesa camilla de Japón

Invierno en Japón: el kotatsu, la mesa camilla de Japón

Los inodoros con calentador

La alta tecnología japonesa hace ya muchos años que alcanzó fama mundial al inventar los inodoros robotizados.

Hay muchos modelos diferentes, pero básicamente todos incluyen la función de mantener templado el asiento. Unos se calientan al detectar una presencia cercana y otros simplemente se mantienen calientes todo el tiempo.

 

Gastronomía calórica

Una de las soluciones más comunes en todo el mundo para combatir la sensación de frío en invierno es comer platos muy calientes y con más calorías.

En Japón también, por supuesto.

El arroz con curry y el oden

Allí los platos invernales más populares son el karē raisu (カレーライス, arroz con curry) y el oden (おでん).

El karē raisu (カレーライス) consiste en una versión japonizada del plato típico indio, el curry. Es uno de los platos más populares de Japón. La receta incluye cebollas, zanahorias y patatas. También carne de ternera, cerdo o pollo. Suele servirse junto con arroz y tonkatsu u otros acompañamientos. Por cierto, no se come con palillos sino con cuchara.

Invierno en Japón: el arroz con curry, un plato tradicional para calentarse

El oden (おでん) es un plato netamente japonés cuyo origen se encuentra en la región de Kanto.
Se trata de un sencillo plato de diferentes ingredientes cocidos, entre los que suelen estar el huevo, el daikon, el konnyaku y la chikuwa (ésta es la lista completa de ingredientes), cocidos en un caldo de konbu y katsuobushi (bonito seco en escamas), acompañado habitualmente con mostaza japonesa picante como condimento.

Es muy típico encontrarlo al lado del mostrador de las tiendas de conveniencia (o konbini) de la cadena “Family Mart“, donde los clientes pueden servirse los ingredientes y la cantidad de caldo que deseen, y el cajero les cobrará un precio en consecuencia.

Invierno en Japón: el oden, un plato tradicional para calentarse

Pero además, es habitual (nosotros lo hacemos muy a menudo) comer enormes cuencos de ramen, ya que, al fin y al cabo, es algo así como la versión china del cocido madrileño.

 

Bebidas calientes de las máquinas expendedoras

Uno de los elementos que más envidio de Japón es la impresionante cantidad de máquinas expendedoras que hay repartidas por todo el país, con una enorme variedad de bebidas frías y calientes.

En una máquina situada en el barrio de Shinbashi (Tokio) hemos llegado a encontrar incluso ¡¡latas de sopa miso y anko (dulce)!!

Latas con sopa caliente de anko y de maíz en máquina expendedora de Japón

Pero si aún no has visitado nunca Japón, conviene que sepas que tanto las bebidas calientes como las frías vienen señaladas.
Generalmente es fácil distinguirlas porque las frías están señalizadas con el color azul y las calientes con el color rojo.

No obstante, en algunos sitios remotos nos hemos encontrado máquinas en las que las señalizaciones estaban escritas en japonés sin código de color.

Por eso, conviene saber que las bebidas calientes vienen señalizadas con la palabra あたたかい, あったかい o あったか~い, que significa “caliente pero sin quemar”.

Máquinas expendedoras de bebidas en Japón

Permanecer en estancias calientes

Quienes viajan a Japón en invierno, además de acudir a algunas o todas las soluciones anteriores, acaban pasando muchas horas en estancias calientes.

Y ello porque, desde mediados de noviembre hasta comienzos de marzo, se reducen drásticamente las horas de luz solar y queda poco margen de tiempo al día para visitar lugares.

Restaurantes y cafeterías

Los japoneses suelen utilizar las cafeterías para mucho más que mantener conversaciones acompañados de una agradable bebida o un delicioso plato.

Los estudiantes utilizan las cafeterías para hacer sus deberes y estudiar. Ello se debe a que las casas en Japón son muy pequeñas y generalmente se encuentran a cierta distancia de las zonas por las que se mueven los estudiantes o donde se encuentra el centro de estudios, por lo que tienden a utilizar las cafeterías como sala de estudio.

Lo mismo sucede con los restaurantes, lugares preferidos por las mujeres casadas para reunirse con las amigas durante las horas en las que los maridos se encuentran en el trabajo.

Tanto los restuarantes como las cafeterías suelen tener la calefacción muy fuerte, por lo que son un paraíso urbano durante los fríos días de invierno.

Salas de espera de las estaciones de tren

Son un recurso esencial si pretendes viajar bastante en tren en invierno.

Conviene tener esto en cuenta porque el frío intenso hace que incluso cinco minutos en el andén se hagan eternos.

Casi todas las estaciones, sobre todo en el mundo rural, cuentan con una sala de espera climatizada o, al menos, con una pequeña estufa que, por desgracia, a veces es insuficiente (como sucede con la estación de tren de Nagiso).

Muchas de estas salas cuentan también con máquina expendedora de bebidas (¡cómo no!).

En la maravillosa película de anime “Cinco Centímetros Por Segundo” (秒速5センチメートル) de Makoto Shinkai hay una preciosa escena en una de estas salas de espera.

Sala de espera de una estación de tren en invierno en Japón. "Cinco Centímetros Por Segundo" (秒速5センチメートル) de Makoto Shinkai

Centros comerciales

Los abuelos japoneses saben bien que los centros comerciales son uno de los lugares más agradables para pasar las frías tardes y noches de invierno. Pasear por ellos es gratis y, en ocasiones, incluso puedes disfrutar de degustaciones gratuitas de café caliente o dulces.

Es cutre, pero también muy socorrido si no tenemos planes y nuestro bolsillo comienza a resentirse peligrosamente.

Centro Comercial AEON Mall a las afueras de Kioto

Aunque la mejor de las opciones, si se tiene algo de dinero y tiempo es la de los centros de baño o “sento”.

Baños calientes

Onsen

Como una vez dijo nuestra amiga Chiori, Japón es el país del agua.
Una gran parte del territorio japonés posee un subsuelo por el que circulan millones de litros de agua caliente procedentes de su naturaleza volcánica.

Esas aguas termales naturales, conocidas como “onsen”, son aprovechadas, desde tiempos remotos, para bañarse y aprovechar tanto los minerales disueltos en el agua, tan beneficiosos para la piel, como para calentar el cuerpo.

Sento y supasento

Los “sento” son baños tradicionales situados en los barrios de las ciudades, donde la gente iba a bañarse, al estilo de las termas romanas, pues no solo eran sitios de aseo, sino también de socialización.

Con los años han ido desapareciendo y apenas quedan ya, pues han ido sustituyéndose por los Supasento, mucho más sofisticados, pues muchos de ellos son de estilo coreano, es decir, incluyen salas con alta temperatura para echarse la siesta, baños calientes y fríos, salas de masaje, etc.

Además, incluyen restaurantes con menús deliciosos y muy sanos.

Un ambiente donde la calefacción suele estar ajustada por encima de los 23º y se puede pasar una tarde realmente agradable.

Ofuros

Las casas en Japón no suelen tener ducha, sino “ofuro”, es decir, un cuarto en el que lavarse todo el cuerpo, y una bañera con agua muy caliente (por encima de los 40º) en la que meterse tras haberse aseado previamente.

Una de las maneras más baratas y agradables de quitarse de encima el frío que se ha ido metiendo en los huesos cuando se han pasado muchas horas en la calle.

 

Medida desesperada: huye de Japón

Parece una idea absurda, pero conviene recordar que Japón está a pocas de horas de vuelo de destinos paradisíacos y cálidos en invierno como Okinawa, la isla de Guam o el sudeste asiático, con las perfectas playas de Tailandia como mejor reclamo.

Con la aparición de compañías aéreas de bajo coste como Peach, no es descabellado pasar dos o tres días en uno de estos destinos cuando se visita Japón.

Por último, si vas a viajar a Japón en invierno, te recomendamos que primero eches un vistazo al calendario de festivales y festivos de Japón en invierno.

Japón en invierno. Calendario de festivales y festivos

Javi

Javi

Soy Javi, bloggero desde hace más de una década.
Tras 13 largos viajes por Japón en 8 años acompañado de Pilar y, en ocasiones, de amigos japoneses, he aprendido mucho de aquel país y he descubierto muchos lugares ocultos.
Ahora, con mis artículos, espero poder acercar el Japón "oculto" a mucha gente y que nuestra experiencia sea útil para todos aquellos que, como nosotros, no se conforman con la información común de las guías y el turismo habitual.
Javi

Últimos artículos de Javi (ver todos)

(Visited 732 times, 1 visits today)
Nuestra agencia de confianza

¡Déjanos aquí tus preguntas o comentarios!

¡Déjanos tu comentario!
Introduce tu nombre