El JR Pass al mejor precio

El “shunbun no hi” o fiesta del equinoccio de primavera

Esta fiesta en Japón se conoce como Fiesta del Equinoccio Primaveral (春分の日, Shunbun no Hi). No siempre se celebra el día 21 de marzo; algunos años se celebra el día 20. No hay que confundirla con el setsubun (節分), en el que se celebra el final del invierno.

En Japón se dice que el frío del invierno desaparece después del Shunbun No Hi, al tiempo que florecen los cerezos, el símbolo más popular de la primavera (otra flor, el higanbana, marca la fiesta del equinoccio de otoño, Higan No Chu Nichi).

Tradicionalmente tenía un importante significado para el mundo rural, momento en el que solía rezarse para tener una buena cosecha y salud en la cabaña ganadera con la llegada de la nueva estación.

La fiesta de Shunbun No Hi se instauró en 1948 como día de respeto y admiración hacia la naturaleza, y amor por las cosas vivas, algo muy en consonancia con el pensamiento shintō propio de Japón, pero también veneración hacia los difuntos, la vertiente budista de la celebración.

Hasta ese año, se había venido celebrando el Shunki Kōrei Sai (春季古例祭遥拝), la antigua versión imperial de esta fiesta, que proviene del siglo VIII y era un día de culto por parte de la familia imperial a los espíritus de sus antecesores que, a partir de la Era Meiji (1868-1912) , se convirtió en un dia festivo nacional en Japón.

Reuniones familiares y tributo a los difuntos

El Shunbun No Hi comienza tres días antes del equinoccio y dura siete días en total. Es el día más importante del Higan (彼岸), una importante fiesta budista procedente de China que dura siete días. El nombre de Higan significa, en chino, “la otra orilla”, haciendo referencia metafórica al momento en que se supera el estado de ignorancia y sufrimiento y se pasa a un estado permanente de iluminación y paz (nirvana).

La creencia dice que durante el equinoccio de primavera los muertos pueden cruzar el río y pasar de este mundo, shigan, al otro, higan (traducido literalmente como “la otra orilla”).

El pensamiento budista dice que, cuando se igualan el día y la noche (lo que ocurre en el equinoccio) Buda aparece en la tierra para salvar a las almas errantes y ayudarlas a cruzar el río que sirve de frontera entre esta vida y el otro mundo o lugar de salvación. Solo cruzando este río hasta la otra orilla se puede llegar a la iluminación y entrar en el nirvana.

Por ello, la visita de los familiares a los cementerios es una celebración feliz.

En Japón, el significado de Higan evolucionó hasta simbolizar el paso del río Sanzu (三途の川), que es el que separa la vida de la muerte.

Por ese motivo durante los días anteriores y posteriores al equinoccio las familias suelen visitar las tumbas para recordar a sus antepasados, mostrarles respeto (limpiando las tumbas, haciendo ofrendas de flores y de incienso, etc).

También se suele participar en servicios religiosos en los templos budistas, y rezar en el altar de los difuntos que se tiene en casa.

En uno de los cementerios más famosos de Japón

Oficialmente no es una celebración religiosa (porque los festivos nacionales no pueden hacer referencia a ninguna religión).

Existe otra creencia más pagana que afirma que los equinoccios, por ser los únicos momentos del año en que el día dura tanto como la noche, son un buen momento para realizar cambios en la vida, como cambiar de trabajo o de estudios, mudarse de casa, comenzar una nueva afición, o simplemente hacer limpieza en casa con vistas a la llegada de la primavera.

Una festividad similar al equinoccio de primavera es el Obon, celebrado en agosto:

El Obon, la fiesta japonesa de los difuntos

Gastronomía tradicional de estas fechas

BotamochiComo en casi todas las fiestas japoneses, existen platos tradicionales para ésta, que además presentan forma redonda puesto que, según la creencia, los espíritus la prefieren así.

Un plato típico es el botamochi (牡丹餅), que sirve de ofrenda en los altares budistas, junto con el sake, para que los difuntos tengan algo que comer mientras viajan hacia el higan (la orilla del otro mundo).

El botamochi es una bola de arroz hervido cubierta con pasta dulce de alubias (la base dulce típica del budismo japonés), que suele regalarse también a amigos y vecinos.

Botamochi presentado para regalarEl botamochi recibe diferentes nombres en función de la estación del año en que nos encontremos. Así, en verano se conoce como yofune (夜船), en otoño como ohagi (御萩) y en invierno como hokusou (北窓).

Por cierto, volviendo al tema de la primavera, para todos aquellos que os encontréis en Japón, probablemente, el mejor lugar de Tokio para celebrar el hanami sea el parque Gyoen de Shinjuku, aunque los parques de Yoyogi y Ueno también son buenas opciones. Eso sí, evita a toda costa el parque Inokashira de Kichijoji.

 

Calendario de festivos nacionales

Éste y el resto de festivos nacionales de Japón están recogidos en detalle en nuestro calendario interactivo:

Calendario de festivos nacionales de Japón

Recomendamos consultarlo antes de hacer planes para viajar a Japón.

Javi

Javi

Soy Javi, bloggero desde hace más de una década.
Tras 13 largos viajes por Japón en 8 años acompañado de Pilar y, en ocasiones, de amigos japoneses, he aprendido mucho de aquel país y he descubierto muchos lugares ocultos.
Ahora, con mis artículos, espero poder acercar el Japón "oculto" a mucha gente y que nuestra experiencia sea útil para todos aquellos que, como nosotros, no se conforman con la información común de las guías y el turismo habitual.
Javi

Últimos artículos de Javi (ver todos)

Nuestra agencia de confianza

2 Comentarios

Escribe aquí tu comentario