Cada año, aproximadamente el 3 de febrero, se celebra en Japón el «setsubun», una festividad que celebra el final del invierno con un curioso ritual en el que se lanza soja y se comen sardinas y maki sushi.

Voy a explicar todo lo relacionado con esta festividad, llena de historia, de leyendas y de rituales, algunos de los cuales han caído en el olvido y son desconocidos incluso para los propios japoneses.

 

 

El final del invierno en Japón

El 3 de febrero se celebra, en la tierra de los samurais, el fin del invierno y, por tanto, la llegada de la primavera. No se trata de un festivo nacional (ver calendario de festivos nacionales), pero sí de una tradición bastante arraigada.

A la víspera del cambio de estación se le conoce como Setsubun (節分). La palabra significa, en su traducción literal, «división entre estaciones del año».

Dado que las fechas de setsubun está referenciadas con el antiguo calendario lunisolar (旧暦, kyūreki), algunos años pueden variar ligeramente.

 

Las divisiones estacionales en Japón

Las cuatro divisiones estacionales en Japón recibían tradicionalmente los nombres de risshun (立春, alrededor del 4 de febrero), rikka (立夏, alrededor del 5 de mayo), risshū (立秋, sobre el 7 de agosto) y rittō (立冬, en torno al 7 de noviembre).

Fueron copiadas en el siglo VIII de las divisiones estacionales chinas y estaban basadas en el antiguo calendario lunisolar.

 

En cada uno de estos cuatro setsubun solía realizarse algún ritual en la antigüedad.

Sin embargo, actualmente solo se celebra el primero del año, el risshun (立春), que ha acabado apropiándose del nombre de setsubun.

 

Durante el setsubun de 2011, con motivo de esta festividad, nuestra amiga Yukari nos explicó algunos aspectos de esta tradición que no conocíamos y que incluimos en este artículo.

Por ejemplo, nos contó que las personas que este año cumplen 24 años o los que cumplan 36, 48, etc, tendrán especial suerte.

 

 

La tradición del mamemaki: lanzar semillas de soja

Pues bien, el setsubun de primavera o «risshun» es, según la tradición, el más importante de los cuatro.

En él se despide al invierno.

El ritual del mamemaki en setsubun (Japón)Existe un ritual especial de purificación (que comenzó a celebrarse en el período Muromachi, es decir, a mediados del siglo XIV) llamado mamemaki (豆まき, que traducido literalmente significa «lanzar semillas»).

El mamemaki es un ritual para limpiar todas las cosas malas del año anterior y alejar los demonios en el nuevo año.

En la tradición de Japón se cree que los demonios son los portadores de las enfermedades y la pobreza.

 

En japonés, las semillas de soja se llaman «mame» (豆).

En japonés diablo se dice “akuma (悪魔) y ojo se dice ”me (目), por lo que «ojo del diablo» se dice ”akuma no me” (悪魔の目).

Es muy típico del japonés acortar palabras utilizando la primera y última sílaba de una expresión larga.

Así, la contracción de ojo del diablo sería “mame”, igual que las judías de soja. Quizás por ello se piensa que ahuyentar a los demonios lanzándoles mame con intención de darles en los ojos podría ahuyentar la mala suerte y atraer a la buena suerte (en Japón son muy habituales las supersticiones basadas en la polisemia de las palabras).

Oni expulsado lanzandole mame (Hokusai)
Oni expulsado lanzándole mame (Hokusai)

 

Este ritual suele llevarlo a cabo el cabeza de familia o la persona más importante del lugar en el que se celebra (escuela o templo, por ejemplo).

Consiste en lanzar semillas de soja mientras se grita:

¡oni wa soto! ¡fuku wa uchi!» (鬼は外! 福は内!)


que significa «
¡fuera los demonios! ¡que entre la buena suerte!» (los japoneses tienen mucha costumbre de gritar en estos casos, al igual que sucede en los matsuris.

Aunque es sobre todo una celebración familiar, numerosos templos y santuarios de Japón celebran el Setsubun.

 

 

Semillas de soja para el setsubun

Desde hace años las tiendas y supermercados que suelen reservar en estas fechas una zona con bolsas de semillas de soja tostadas, que incluyen generalmente una máscara de oni de regalo.

Semillas de soja para mamemaki (Foto: bionicbong.com)
Semillas de soja para mamemaki (Foto: bionicbong.com)

 

En las casas en las que hay niños, el padre suele ponerse la máscara y celebrar el ritual.

A algunos niños esto les divierte, mientras a otros les aterra.

En los colegios, son los profesores los que adquieren el papel de oni, recibiendo la lluvia de semillas de soja de los estudiantes.

Tras este ritual, es costumbre comer algunas semillas de soja. En concreto, tantas como años se tienen más una por el nuevo año que comienza, y para evitar coger un resfriado.

Máscara de Oni que nos regaló Yukari durante el setsubun de 2011
Máscara de Oni que nos regaló nuestra amiga Yukari durante el setsubun de 2011

 

 

El ehōmaki o maki sushi de la suerte

Otra costumbre propia de esta festividad es cenar maki sushi (o maki zushi) mirando hacia una dirección que cada año cambia y que recibe el nombre de Ehō (恵方) o «dirección de la suerte».

Por eso a este maki sushi se le conoce como «ehōmaki»(恵方巻き), juego de palabras entre Ehō y maki sushi.

 

El ritual consiste en comer todo el maki sushi de una sola vez (para que no se rompa la buena suerte) mirando en la dirección de la suerte y sin hablar.

Ya se sabe que los japoneses son bastante supersticiosos.

Dicha dirección varía en función del signo del nuevo año chino que comience, por lo que hay que conocer la orientación con una curiosa brújula que, con las nuevas tecnologías, está disponible ahora también en internet.

Así, nuestra amiga Yukari nos mostró una web (https://senrioka-info.net/0_s-info/ehou.htm) en la que se introduce la dirección del lugar en el que te encuentres y, sobre un mapa de google, se muestra la orientación adecuada.

Curioso, ¿no?

Aplicación para saber hacia donde comer el ehomaki en setsubun

 

La explicación básica es que, según la tradición china, los años que acaban en 0 o 5, hay que mirar al Oeste/Suroeste; los acabados en 1, 3, 6 u 8, hay que mirar al Sur/Sureste; los años acabados en 2 o 7 hay que mirar al Norte/Noroeste; y los años acabados en 4 o 9 hay que mirar al Este/Noreste. Por lo tanto, se trata de un ciclo de cinco años.

 

Ehō (恵方) o «dirección de la suerte»
AñosDirección
2016Sur/Sureste
2017Norte/Noreste
2018Sur/Sureste
2019Este/Noreste
2020Oeste/Suroeste
2021Sur/Sureste
2022Norte/Noreste
2023Sur/Sureste

 

 

 

Los orígenes de la tradición del ehōmaki

Hay dos teorías que tratan de explicar los orígenes de la costumbre de comer ehōmaki.

Una de ellas (la que nos explicó Yukari) es que los mercaderes, a finales del período Edo, de Senba (una zona de Ōsaka) comían este maki sushi especial durante Setsubun esperando con ello tener un año próspero.

Por ese motivo, esta costumbre está más extendida en Kansai (región de Japón en la que se encuentra Ōsaka) que en Kanto (región en la que se encuentra Tokio).

Otra teoría dice que un samurai que estaba a las órdenes de Toyotomi Hideyoshi casualmente comió maki sushi durante el Setsubun justo el día antes de una batalla, de la que acabó saliendo victorioso.

Por ese motivo acabó convirtiéndose en costumbre.

 

Sea como fuere, esta tradición cayó en desuso, especialmente después de la Segunda Guerra Mundial y sobre todo en las grandes ciudades, hasta que en 1973 la unión de productores de alga nori (la empleada para confeccionar el sushi) pusieron en funcionamiento una enorme campaña promocional que, obviamente, fue todo un éxito.

Según nos contó Yukari, en una encuesta llevada a cabo en 2003, un porcentaje pequeño de japoneses llevaban a cabo este ritual, y ya en 2009 otra encuesta decía que la mayoría de la población ya conocía esta tradición, gracias al empujón comercial.

 

La receta del ehōmaki

La receta de este maki sushi «especial» incluye siete ingredientes cuyos colores simbolizan a los siete dioses de la fortuna: pepino, anguila, setas shiitake, zanahoria, datemaki (tortilla japonesa), tofu y calabaza (del tipo kanpyō si es posible).

Ehōmaki

Ehōmaki

 

 

El setsubun y las sardinas

Lo que hemos comentado hasta ahora es cada día más popular y cada año son más los blogs y medios de comunicación que se hacen eco de esta tradición.

Comer sardinas durante el setsubun

 

Sin embargo, lo que aún sigue siendo muy poco conocida es la tradición de comer sardinas durante el setsubun.

En Japón se dice que a los demonios no les gusta el olor a sardinas.

Setsubun: a los demonios no les gusta el olor de las sardinas

 

Hīragi Iwashi: cabezas de sardinas empaladas en acebo

En realidad, la tradición de comer sardinas durante el setsubun proviene de la aún más antigua tradición de colocar a la entrada de las casas cabezas de sardina ensartadas en ramas de acebo.

Se trata de unos extraños talismanes denominados «Hīragi Iwashi» (柊鰯) que hoy en día todavía pueden verse en ambientes rurales o en locales comerciales con aire tradicional. La palabra es simplemente la unión de las palabras hīragi (柊, acebo) e iwashi (鰯, sardina).

"Hīragi Iwashi" (柊鰯): cabezas de sardina ensartadas en hojas de acebo, colocadas en las puertas de las casas en Japón durante la celebración del Setsubun

En la antigüedad se decía que a los demonios les asusta ver los ojos de las sardinas asomando por las afiladas puntas de las hojas del acebo.

De ese modo, si los demonios no se acercan a las casas, se librarán de comenzar el año con malos augurios.

 

 

Variaciones de esta tradición

En algunas celebraciones del mamemaki, en vez de lanzarse semillas de soja, se lanzan cacahuetes sin pelar, pero se considera un despilfarro (もったいない, mottainai en japonés).
En muchas celebraciones públicas de Setsubun en templos y santuarios, se lanzan regalos o boletos para sorteos.

Como ya hemos explicado, en la mayor parte del país, al lanzar las semillas de soja o «mame», se grita «¡Oni wa soto! ¡Fuku wa uchi!«.

 

Sin embargo, en la ciudad de Aizu Wakamatsu (en la prefectura de Fukushima) se grita una consigna un tanto más agresiva: «¡Oni no medama buttsubuse!» (鬼の目玉ぶっつぶせ!, ¡Ciega los ojos del demonio!).

 

En el templo Sensōji de Tokio se grita «¡Senshū banzei! ¡fuku wa uchi!» (千秋万歳! 福は内!, ¡que haya fortuna para toda la eternidad!).

Una costumbre ya casi desaparecida era disfrazarse de una profesión diferente a la que se tiene realmente para despistar a los demonios y que no puedan encontrarnos.
La desaparecida costumbre de disfrazarse de otra profesión para despistar a los demonios (oni) durante la celebración de Setsubun en Japón

Google Doodle sobre esta festividad

El 2 de febrero de 2015 Google mostró este «Doodle« en su versión japonesa del buscador:

Google Doodle durante el setsubun del 2 de febrero de 2015 en Japón

 

 

El setsubun en la serie Shinchan

Al igual que sucede con otras muchas tradiciones japonesas, en la serie Shinchan existe un capítulo dedicado al setsubun. Se trata del episodio 36, titulado «Celebramos que se acaba el invierno«

 

Calendario de celebraciones públicas del Setsubun

Además del carácter privado de esta celebración (generalmente en familia o en centros educativos) el setsubun también se celebra de manera pública en numerosos templos y santuarios.

Particularmente popular y especial es el festival Setsubun Mantōrō (節分万燈籠) celebrado en el famoso santuario Kasuga Taisha (春日大社) de Nara.

 

Es una de las dos únicas ocasiones anuales en las que puede disfrutarse de la mágica iluminación de sus más de 3.000 faroles de piedra y bronce.

Festivales de Japón: el Setsubun Mantoro. Iluminación de los más de 3.000 faroles del santuario Kasuga Taisha de Nara

 

Recomendamos echar un vistazo a nuestro calendario de festivales para conocer las diversas celebraciones del setsubun que pueden disfrutarse por todo Japón:

 

 

 


Este artículo fue publicado el 3 de febrero de 2010 en nuestro anterior blog y posteriormente trasladado a este blog, aprovechando para añadirle más información e imágenes así como el calendario de celebraciones públicas del setsubun.

Soy Javi, bloggero desde el año 2002. Tras muchísimos viajes por Japón con Pilar (y acompañado de amigos japoneses en algunas ocasiones), he aprendido mucho de aquel país y he descubierto muchos lugares ocultos. Ahora con mis artículos espero poder acercar el Japón "oculto" a mucha gente y que nuestra experiencia sea útil para todos aquellos que, como nosotros, no se conforman con la información común de las guías y el turismo habitual de masas. Creo que hay mucho Japón por descubrir y quiero mostrarlo.

¡Déjanos aquí tus preguntas o comentarios!

¡Déjanos tu comentario!
Introduce tu nombre