Aizu Wakamatsu es una de las ciudades más importantes de la región de Tōhoku desde el punto de vista histórico, cultural y turístico.

He decidido publicar una guía completa de viaje para descubrir todos los lugares con encanto de Aizu Wakamatsu, una joya escondida de Tohoku.

 

Situada a dos horas y media en tren bala de Tokio, es uno de los destinos turísticos más visitados por los japoneses.

Sin embargo, sigue siendo un lugar muy desconocido para los turistas extranjeros.

 

Aizu Wakamatsu posee todos los encantos de Japón: historia, gastronomía local, artesanía, tradiciones y hasta baños termales.

En este artículo describiré qué ver y hacer en Aizu Wakamatsu.

Y es que la región de Tohoku está llena de lugares increíbles y al mismo tiempo muy desconocidos.

Nosotros hemos tenido la suerte de descubrir esta ciudad y sus encantos, y ahora queremos mostrarlos para que tú también los descubras.

 

 

La ciudad de Aizu Wakamatsu

Aizu Wakamatsu (会津若松) es una ciudad situada en Tōhoku (la región noreste de Honshū, la isla principal de Japón), dentro de la prefectura de Fukushima (福島県).

 

Es una población de tamaño pequeño/mediano y en ella se encuentran algunos de los lugares más emblemáticos de la historia de los samurais.

De hecho, Aizu Wakamatsu quedó destruida tras la Guerra Boshin (戊辰戦争), en el año 1868, y fue reconstrudida y refundada en 1899.

 

La tristemente famosa central nuclear de Fukushima

Aunque la ciudad de Aizu Wakamatsu se encuentra tan solo a 100 kilómetros al oeste de la central nuclear de Fukushima que fue tristemente noticia por liberar radiación tras el terremoto y posterior tsunami sufridos el 11 de marzo de 2011, la ciudad apenas recibió radiación por lo que nunca fue declarada zona peligrosa o de exclusión y se puede visitar sin ningún peligro.

 

 

Los samurais y Aizu Wakamatsu

Aizu Wakamatsu fue una antigua ciudad feudal japonesa y actualmente es una de las ciudades más importantes de la prefectura de Fukushima.

En ella se libró una batalla crucial que cambiaría la historia de Japón para siempre.

 

¿Sabías que…?

En Japón, en la antigüedad, se decía que las almas de los guerreros samurai muertos durante la batalla se convertían en luciérnagas.

 

 

La caída del shōgunato y el suicidio colectivo de Byakkotai

Entre los años 1868 y 1869 tuvo lugar en Japón la Guerra Boshin (戊辰戦争), una guerra civil ente los defensores del gobierno del shōgunato Tokugawa (aún en el poder en ese momento) y los que querían que el poder fuera devuelto al emperador.

Este conflicto se originó como consecuencia de la insatisfacción mostrada por muchos nobles y jóvenes samurais con el trato que se estaba dando a los extranjeros por parte del gobierno tras la apertura de Japón al comercio y la cultura occidentales en la década anterior.

Durante la Guerra Civil Boshin el clan Aizu, que apoyaba al shōgunato Tokugawa, luchó contra el ejército del emperador.

En el año 1867, tras la caída del shōgunato, las fuerzas aún leales al shōgun se concentraron en Tōhoku, la región norte de la isla principal de Japón e intentaron resistir al avance de las tropas del nuevo gobierno del emperador, pero sufrieron una derrota decisiva en el castillo Tsuruga (Aizu Wakamatsu) en 1868.

De las tropas leales al shōgun destacaba un grupo de veinte guerreros muy jóvenes (entre 14 y 16 años de edad) llamados Byakkotai (白虎隊, el “Cuerpo de los Tigres Blancos“).

Situados en lo alto del monte Iimoriyama, los Byakkotai vieron su castillo envuelto en llamas y al creerse vencidos, se quitaron la vida mediante el suicidio ritual seppuku (lo que en Occidente se conoce con el erróneo término de “hara kiri“).

Pero cometieron un error, pues las llamas que vieron no salían del castillo sino del exterior de sus murallas.

No obstante, su historia de lealtad se hizo muy famosa en todo Japón. En la actualidad se han hecho numerosas adaptaciones en cine y manga.

 

El final de esta guerra el 3 de mayo de 1868 provocó también el final del importantísimo período Edo (conocido también como shōgunato Tokugawa) y la llegada de la restauración imperial o período Meiji.

 

Tras la guerra Boshin, el clan Aizu fue derrotado y gran parte de la ciudad sufrió incendios y quedó destruida.

En la actualidad todavía puede percibirse el ambiente feudal de Aizu Wakamatsu en sus estrechas y sinuosas calles, y en sus edificios históricos, como la Aizu Buke Yashiki (la Residencia Samurai) o el castillo Tsuruga, además de las tumbas y monumentos en honor de los samurais que pueden visitarse en el monte Iimoriyama.

 

En el año 2018 la ciudad de Aizu Wakamatsu celebró precisamente 150 años como ciudad de samurais por los sucesos de la guerra Boshin y los Byakkotai

 

 

Por cierto, en la ciudad de Sukagawa, situada a tan solo dos horas de Aizu Wakamatsu en tren, se celebra un impresionante festival de fuego relacionado directamente también con la historia de las guerras samurais, el festival Taimatsu Akashi:

Festivales de Japón: festival del fuego Taimatsu Akashi de Sukagawa (prefectura de Fukushima)

 

Un festival que te recomiendo no perderte si visitas la zona el segundo sábado de noviembre.

Todo sobre el Festival taimatsu Akashi

 

 

Qué ver y hacer en Aizu Wakamatsu

En Aizu Wakamatsu hay un buen número de lugares de interés para visitar, casi todos ellos relacionados con la guerra Boshin y el grupo de los leales guerreros Byakkotai.

Los más significativos son el monte Iimoriyama (donde se encuentran las tumbas de Byakkotai y la extraña pagoda Sazaedo), el castillo (conocido como Tsuruga) y la calle Nanokamachi.

En mi opinión, si vas a hacer una visita rápida de la ciudad, no debes perderte al menos la visita al monte Iimoriyama y al castillo Tsuruga.

 

Aizu Wakamatsu como centro para otras visitas

Además de sus lugares de interés, Aizu Wakamatsu es un buen punto de partida para visitar las regiones de Kitakata, Urabandai e Inawashiro, así como para disfrutar de la línea de tren Tadami, la línea de tren más bella de Japón.

 

Vamos a ver un poco más detalladamente cada uno de esos lugares de interés.

 

 

Monte Iimoriyama

El Monte Iimoriyama (飯盛山, literalmente “Monte Iimori”) es uno de los lugares históricos más importantes de Japón por ser escenario de unos sucesos que cambiaron el curso de la historia de Japón para siempre.

 

Puede llegarse con el autobús turístico en 15 minutos desde la estación.

En la cima de ese monte se encuentra el sitio en el que los samurai Byakkotai se suicidaron. Se trata de un lugar muy popular de visita para los japoneses.

El Monte Iimoriyama no tiene hora de cierre por tratarse de un lugar abierto.

Para acceder hasta la cima es necesario subir unas escaleras de piedra de muchos escalones.

 

Si tu estado físico no te permite subir estas escaleras, existe una escalera mecánica que por 250 yenes te deja arriba del todo.

 

Este servicio es particularmente útil para personas con discapacidad y también cuando se visita en invierno, pues la nieve cubre la escalera y es muy peligroso subir a pie pues los escalones están muy resbaladizos.

 

A la entrada del parque hay carteles que recomiendan hacer el recorrido en sentido inverso a como lo hicimos nosotros para evitar la subida de esa elevada escalera.

 

 

¡Cuidado!

Durante el invierno casi todo el parque de Iimoriyama se encuentra cubierto de nieve y hielo por lo que es muy resbaladizo y resulta algo peligroso si no cuentas con buen calzado.

Por ello, te recomiendo que uses crampones para caminar.

Nosotros usamos estos crampones de marcha que ahora se venden en Amazon muy baratos.

 

 

Tumba de Byakkotai y lugar del suicidio ritual

Al llegar a la cumbre pueden verse las tumbas de 19 de los soldados Byakkotai (puesto que uno de ellos no consiguió finalmente quitarse la vida).

 

Al igual que sucede en las tumbas de otros guerreros ilustres (como los 47 Rōnin de Ako) es habitual encontrar a gente rezando frente a las tumbas y depositando varillas de incienso.

 

También puede verse la estatua de un soldado Byakkotai mirando a lo lejos.

En esa parte de Iimoriyama hay un monumento que nos pareció muy curioso: una columna regalada por el ejército fascista italiano con una placa regalada por los nazis alemanes.

Ambos son regalos al gobierno de Japón por ser aliado de las fuerzas del Eje durante la Segunda Guerra Mundial.

 

La columna se distingue desde lejos por tener en lo alto una enorme estatua de un águila.

 

La pagoda Sazaedō

Uno de los puntos que más nos atrajo a la hora de querer visitar Iimoriyama fue la pagoda Sazaedō (さざえ堂), una curiosa edificación única en todo Japón situada en el lado norte del monte Iimoriyama, perteneciente al templo budista situado allí.

 

Única por su construcción, en la que los listones de madera van entrelazados.

Única por su forma de espiral (de ahí que reciba el nombre de un popular molusco que probamos por primera vez en una izakaya de Omoide Yokochō).

Y única porque es la única pagoda de Japón en la que se permite entrar (y de hecho, se puede visitar sin necesidad de descalzarse, lo cual también es muy raro en Japón).

 

Por su estructura helicoidal y su escalera de doble vuelta, se accede y se sale por la misma puerta pero sin cruzarse las personas que suben con las que bajan.

 

Este edificio, catalogado como bien cultural de Japón, está abierto todos los días del año desde las 8:15 hasta la puesta de sol entre Abril y Diciembre, y de 9:00 a 16:00 entre Enero y Marzo.

 

Entrar en la pagoda cuesta 400 yenes.

 

Cueva de Tonoguchiseki

Si seguimos caminando, muy cerca de la pagoda se encuentra la Cueva de Tonoguchiseki o Cueva Benten, excavada en 1623 para traer el agua del lago Inawashiro hasta la zona de Hattano y a Aizu Wakamatsu.

 

Durante la guerra Boshin fue el paso secreto utilizado por los soldados.

 

Museos de Byakkotai

En este monte se encuentran dos museos interesantes dedicados a la batalla de los Byakkotai:

  • el “Museo Conmemorativo de los Byakkotai“, al lado del camino principal de subida al monte. Abre todos los días del año de 8:00 a 17:00 (entre Abril y Noviembre) y de
    9:00 a 16:00 (entre Diciembre y Marzo). En él se exponen objetos auténticos de los Byakkotai. La entrada cuesta 400 yenes.
  • el “Museo Histórico y de Folklore de los Byakkotai“, mucho más pequeño que el otro, situado en la base del monte Iimoriyama. Abre todos los días del año de 8:00 a 17:00 (entre Abril y Noviembre) y de 8:30 a 16:30 (entre Diciembre y Marzo). La entrada cuesta 300 yenes.

 

 

Castillo Tsuruga

El Castillo de Aizu Wakamatsu (会津若松城), más conocido como Castillo Tsuruga (鶴ヶ城, Tsurugajō), está situado en el centro de la ciudad de Aizu Wakamatsu y es el símbolo de la ciudad.

 

En el pasado fue el castillo más grande del Este de Japón y el segundo más grande de todo Japón después del palacio imperial de Tokio.

Uno de sus rasgos más famosos y particulares es su tejado de color rojo.

 

Durante el mes de abril florecen los cientos de cerezos de los jardines que lo rodean dando al castillo un aspecto precioso.

 

Cerezos en flor en Japón. Primavera. Qué ver y hacer. Clima. Consejos.

 

Recuerda que la flor del cerezo es el símbolo de los samurais.

 

La construcción original del castillo Tsuruga data del año 1384 cuando se decidió llamarlo Castillo Kurokawa (黒川城).

 

Fue el centro administrativo y militar de Aizu así como una importante fortaleza de los Tokugawa en la región de Tōhoku hasta la caída del shōgunato Tokugawa en 1868 como ya he explicado.

Al finalizar la Guerra Boshin fue destruido en 1874 por el nuevo gobierno del emperador Meiji.

Los fosos y muros de piedra son lo único que queda de la construcción original.

 

La torre principal del castillo (“tenshu”) fue reconstruida en 1965 y en ella se encuentra en la actualidad un museo y un mirador desde el que se ve toda la ciudad.

Está abierto todo el año y la entrada al castillo cuesta unos 500 yenes. Puede visitarse de 8:00 a 16:30.

Con la entrada se tiene derecho a acceder a la sala de té Rinkaku, a la que solo podían acceder los guerreros dejando la espada fuera.

 

 

 

(Sigue leyendo)

6 Comentarios

  1. Hola! Yo vivo en Aizu hace 11 años, mi esposo es de esta ciudad, que bueno que hayan venido, también hago tours y lo que mas le gusta a la gente es ir a sus onsen y los shinsengumi. Y el. Castillo tsuruga, si pueden venir en primavera sería ideal, las flores de cerezo estan en todo su esplendor, saludos.

  2. hola Pilar, yo pienso viajar en marzo del 2020, y realmente agradezco sus consejos, ya de lo que uds opinan voy reorganizando mi viaje. tengo una consulta para hacerles ya que es un pedido de mis hijos. saben donde esta la tumba de hattori hanzo, porque lo busque pero no logro encontrarla. desde ya les agradezco, les mando saludos

    • Hola Gabriela.
      La tumba de Hattori Hanzo se encuentra en el templo Sainenji (西念寺) de Tokio.
      Para llegar hasta allí deben viajar hasta la estación de metro Yotsuya (四ツ谷駅).
      Pueden llegar a esa estación con las líneas JR Chuo o Chuo Sobu.
      También con las líneas de metro Marunouchi o Namboku.
      Si necesitan más ayuda, contacte con nosotros aquí: https://japon-secreto.com/contacto/

      Muchas gracias por leer nuestros artículos.

¡Déjanos aquí tus preguntas o comentarios!

¡Déjanos tu comentario!
Introduce tu nombre