El JR Pass al mejor precio

Tengu en una serie de anime

Hace un montón de años disfruté con la serie de anime Kabuto (el título completo de la serie era “Karasu Tengu Kabuto“, 鴉天狗カブト).

En ella, un guerrero luchaba contra las fuerzas del mal acompañado de un extraño ser de madera, de enorme estatura, con la cara de color rojo y una enorme nariz.
Se hacía llamar Tengu y, capítulo tras capítulo, iba convirtiéndose en un personaje entrañable e interesante.

A lo largo de los siguientes años, aquí y allá, pude ver que el personaje Tengu no era una creación de la serie, sino que, de alguna manera, formaba parte de la mitología japonesa o, al menos, de la cultura popular de ese país.

Los tengu en Japón

Desde la primera vez que viajamos a Japón, nos encontramos decenas de lugares en los que había una careta de Tengu colgada de la pared y donde se vendían dichas caretas.

Al lado de una enorme máscara de Tengu de Kurama (Kioto, Japón)

Incluso al preguntar si su nombre era “Tengu”, lo lugareños me respondían afirmativamente y a la vez muy sorprendidos de que conociera a dicho ser.

¿Qué es un tengu?

Pues bien, Tengu (天狗) es un demonio del folclore y la mitología japoneses que, en ocasiones, presenta aspecto zoomórfico (de animal). Tiene su origen en el siglo VII, conocido como famoso enemigo del budismo y como asesino de la vanidad, inmerso en cientos de historias sobre reencarnaciones de monjes arrogantes.

Para nosotros, los tengu son los seres más curiosos de la mitología japonesa.

Nacidos de un huevo y viviendo en las montañas

Los Kurama tengu

Tengu cazando un elefanteSegún la tradición, los tengu nacen de un enorme huevo y viven en los árboles de las zonas de montaña, sobre todo en los pinos y los cedros. De hecho, la principal localización que se atribuye a esta especie de demonios es Kurama, un pequeño pueblo al norte de Kioto.

En concreto, a los “Kurama Tengu”, que es como se conoce a los que supuestamente viven en esta zona, se les conoce también como “tengu yamabushi”.

Los monjes yamabushi

Antiguamente, a los monjes yamabushi (山伏, “guerreros de las montañas”), monjes ascetas, se les atribuían poderes místicos, como la magia (kobudera), y el curanderismo, así como técnicas ancestrales de meditación, conjuros y hechicería. Los monjes yamabushi habitaban las montañas, como monjes ermitaños.

Según las creencias shinto, los bosques y montañas son habitados por espíritus que provienen de otras existencias y, de forma sutil, viven en los árboles.

Pues bien, los yamabushi también eran mediums, entre estos seres y nuestro mundo, y precisamente, gracias a los relatos de  sus visiones, es como  llegó a conocerse que tenían forma humana, rostro colérico y enorme nariz.

Origen y simbología de los tengu

Como la mitología japonesa es confusa y llena de versiones (al igual que sucede en otras como la griega) no es fácil saber de dónde provienen los Tengu, pero parece ser que descienden del dios de la tormenta, hermano de la todopoderosa Amaterasu, la diosa Sol.

Dado su aspecto enrojecido y su enorme nariz, a veces se utiliza su imagen como sinónimo de extranjero, aunque también representa las artes marciales (como en el caso de la escuela Tenshin Shoden Katori Shinto Ryu), ya que se les atribuye un pasado como feroces guerreros.

De hecho, la labor principal de los tengu era salvar a los guerreros de catástrofes, o ayudarlos en los combates, así como transmitir las artes marciales a las personas e iniciarlas en ellas.

Shinji Shibusawa, maestro de la escuela Fuma Ryu contaba que estos seres son protectores del ninjutsu (también llamado shinobi-jutsu), el “arte del espía,” de los ancestrales guerreros ninja japoneses del siglo XII.

Dibujo publicitario de un tengu en un edificio del monte Koya (Wakayama, Japón)

Clasificación de los tengu

Dentro de la mitología japonesa, los tengu están incluidos en el panteón de las divinidades menores (el equivalente griego serían los semidioses y los héroes).

En el folclore aparecen dos tipos de Tengu:

  • Ō Tengu (大天狗): “Gran Tengu”, de aspecto humano y, generalmente, con una expresión feroz y amenazante, que presenta una gran nariz que representa el orgullo y la arrogancia. Tiene un abanico de plumas y viste en ocasiones una capa roja. Se les presenta vestidos como si fueran yamabushis, y con alas de águila. Son jefes de un pequeño ejército de karasu tengus.
  • Karasu Tengu (烏天狗): “Tengu Cuervo”. Son más pequeños que los anteriores, con cabeza de cuervo y con pies y manos en forma de garra. También alados. Se encargan , entre otras cosas, de entregar los mensajes de sus jefes, los Ō Tengu.

Entre los objetos a menudo asociados a los tengu se encuentran los shakujo, unos báculos en forma de anillo usados para la magia y combate físico; el tokin, un sombrero de extraña forma; y el abanico o hauchiwa, fabricado con hojas de Aralia Japonés o con plumas y que se dice que tiene el poder de crear grandes ráfagas de viento.

Según hemos podido saber, el templo del monte Takao, al oeste de Tokio, es uno de los templos con más figuras tengu de Japón.

Javi

Javi

Tras 13 largos viajes por Japón en 8 años acompañado de Pilar y, en ocasiones, de amigos japoneses, he aprendido mucho de aquel país y he descubierto muchos lugares ocultos.
Ahora, con mis artículos, espero poder acercar el Japón "oculto" a mucha gente y que nuestra experiencia sea útil para todos aquellos que, como nosotros, no se conforman con la información común de las guías y el turismo habitual.
Javi

Últimos artículos de Javi (ver todos)

Nuestra agencia de confianza

Escribe aquí tu comentario