El Monte Kōya o Kōyasan es uno de los retiros espirituales más importantes de Japón.

Un gran contraste en un viaje por Japón, tras visitar las enormes y ruidosas ciudades de Tokio y Ōsaka, llenas de coloridos y brillantes rótulos luminosos, tráfico y gente.

 

Cuando comenzamos a viajar por Japón en 2008, el Monte Kōya era uno de los destinos más populares entre los viajeros extranjeros.

En los últimos años su popularidad entre los turistas decayó pero de nuevo vuelve a atraer la atención de los viajeros que buscan en Japón una experiencia diferente.

 

 

Atractivos únicos de Kōyasan

El Monte Kōyasan es un lugar espectacular para visitar durante todo el año, ya que cuenta con numerosos lugares de interés histórico y cultural, de inusitada belleza, en un entorno natural precioso.

 

Entre dichos lugares destaca el místico y espectacular cementerio Okunoin, el más grande de Japón y el lugar más sagrado de Kōyasan.

Uno de los lugares más tranquilos, místicos y bellos que podrás visitar.

Viajar al Monte Koya o Koyasan: cementerio Okunoin. Camino hacia el Tōrōdō (燈籠堂) o sala de los faroles, el lugar más sagrado

 

Pero Koyasan no es solo un viaje recomendable por su maravilloso entorno natural sino también por el interesante viaje en tren cruzando el Japón rural, y sobre todo por la oportunidad que ofrece de alojarse en un templo budista de los muchos que ofrecen ese servicio (llamado “shukubo“).

De ese modo es posible ser testigo de la vida de los monjes, las antiquísimas tradiciones de la vida monástica japonesa, así como degustar su comida vegetariana y asistir a sus rezos de la mañana.

 

Por todo ello, Kōyasan es uno de los mejores lugares para visitar en la frondosa y exuberante prefectura de Wakayama, en la región de Kansai, nuestra prefectura favorita de Japón.

Además es fácil de llegar a Kōyasan desde Ōsaka, Kioto y Nara.

 

¿Koya o Koyasan?

Por cierto, en el artículo me referiré a este lugar indistintamente como Monte Kōya o Kōyasan por estar ambos términos muy extendidos e igualmente utilizados.

 

Espero que este artículo no te parezca demasiado extenso.

He creído conveniente documentar adecuadamente este lugar para que pueda visitarlo todo el mundo con planes diversos.

 

 

Kōyasan, el centro sagrado del budismo Shingon

El Monte Kōya (高野山, Kōyasan) es el lugar más sagrado del budismo Shingon y, por ello, lugar principal de peregrinación y oración para los fieles de dicha rama del budismo.

Este lugar se encuentra en la región de Kansai, no muy lejos de Ōsaka y está cubierto de densos bosques y rodeado de ocho cimas.

La rama Shingon (真言宗, Shingonshū) de budismo esotérico es una de las ramas o sectas principales del budismo en Japón.

El término “secta”

Habitualmente se denomina “secta” a las escuelas de pensamiento budistas.

No hay que confundir esa acepción de la palabra con el uso peyorativo de ese término para referirse a los movimientos pseudoreligiosos surgidos en todo el mundo generalmente con fines sectarios.

 

Tras la construcción del templo Garan, primer edificio religioso en la cima de este boscoso monte, en el año 826 por el propio Kōbō Daishi, fundador de esta escuela budista en Japón, toda la zona se ha convertido con los años en un pueblo de templos.

 

En la actualidad hay alrededor de 120 templos en Kōyasan, muchos de los cuales ofrecen alojamiento a los peregrinos, e incluso se ha construido allí una universidad de estudio del budismo Shingon.

Viajar al Monte Koya o Koyasan: altar de budismo Shingon

 

El más importante de los templos construidos en la cima del monte Kōya es el Kongōbuji, lugar de residencia del líder del budismo Shingon.

 

Pero también en Kōyasan se encuentra el famoso e impresionante cementerio Okunoin, dentro del cual se encuentra el mausoleo de Kōbō Daishi en un espectacular y sobrecogedor templo rodeado de una densa arboleda y numerosas tumbas.

Este mausoleo representa el principio y fin de la ruta de peregrinación de los 88 templos de Shikoku o “Shikoku Henro” (四国遍路).

Es tanta la importancia cultural y espiritual de Kōyasan, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2004 dentro del grupo Lugares Sagrados y Rutas de Peregrinación de los Montes Kii junto con la ruta de peregrinación Kumano Kodo.

 

 

Alojarse en un templo budista de Koyasan

Dormir en un templo japonés (lo que allí se conoce como “shukubō“, 宿坊) es una de las grandes experiencias que se pueden vivir en un viaje por Japón.

 

Viajar a Kōyasan puede convertirse en una de las mejores experiencias de tu viaje ya que, en tan solo un día, puedes disfrutar de un viaje espectacular por el Japón rural y visitar lugares impresionantes e históricos.

Pero además podrás descubrir cómo es la vida de los monjes budistas de Japón: alojarte en una habitación de un templo (estilo tradicional japonés), disfrutar de la comida vegetariana budista e incluso asistir a sus rezos muy pronto por la mañana.

Viajar al Monte Koya o Koyasan: cena en el templo Muryokoin (shukubo). Comida shōjin ryōri (精進料理)
Comida budista “shōjin ryōri” tradicional en un templo budista de Koyasan

 

Esta experiencia tan especial es, en nuestra opinión, el principal atractivo que tiene el Monte Kōya.

Viajar al Monte Koya o Koyasan: pasillo interior del templo Eko-in (shukubo)
Pasillo interior del templo Eko-in

 

Anímate a vivirlo y no te arrepentirás.

Aquí explicamos todos los detalles de esta experiencia única:

Dormir en un templo budista del monte Kōyasan

 

 

Lugares de interés en el Monte Kōya

Puede decirse que la villa de Kōyasan se divide en dos zonas principales:

  • el Garan, recinto sagrado situado al oeste, donde hay interesantes templos y pagodas
  • la zona conocida como Okunoin, al este, en la que se encuentra el cementerio de Okunoin

De todos los lugares de interés de Koyasan, los más importantes son el Kongōbuji, templo principal del budismo Shingon, y el cementerio Okunoin, lugar del mausoleo de Kōbō Daishi.

Una de las ventajas de alojarte una noche en Koyasan es que tendrás tiempo de sobra para visitar ambas zonas (algo que recomiendo).

 

Si haces una visita de unas pocas horas, quizás no tengas tiempo suficiente, salvo que tengas un buen plan (en invierno dispondrás de muchas menos horas de luz).

Más abajo explico cómo moverse por Kōyasan e incluyo un mapa.

Tanto si pasas una noche allí como si no, recuerda echar un vistazo a los pases y tickets de descuento que explico al final de este artículo porque posiblemente te interese alguno.

 

 

Cementerio Okunoin

Situado en un denso bosque de cedros y envuelto en neblina en algunas ocasiones, el cementerio Okunoin (奥の院) es, en nuestra opinión, el punto de mayor interés del Monte Koya.

Viajar al Monte Koya o Koyasan (Wakayama): cementerio Okunoin
Visitando el cementerio Okunoin en 2008

 

Un lugar sobrecogedor en el que miles de lápidas cubiertas de musgo se mezclan con los vetustos cedros creando una atmósfera sagrada cargada de paz y misterio.

 

Se dice que el cementerio de Okunoin es el primer lugar por el que comenzará la salvación de las almas el día de la resurrección (cuando el Buda Miroku llegue a la Tierra) por lo que aquí descansan los restos fúnebres de grandes personalidades y monjes importantes desde hace siglos.

Viajar al Monte Koya o Koyasan (Wakayama): cementerio Okunoin. Puente con musgo

 

Si se sabe observar (y se conoce algo el idioma japonés), es posible encontrarse con rincones realmente curiosos, como tumbas de líderes religiosos, señores feudales e incluso algunos empresarios importantes.

Viajar al Monte Koya o Koyasan (Wakayama): cementerio Okunoin. Estatuas Mizumuke Jizō cerca del Torodo.

 

¿Te apetece descubrirlo?

Aquí tienes toda la información sobre este lugar tan interesante y diferente:

Visitando el Cementerio Okunoin de Koyasan

 

 

El templo Kongōbuji

El edificio llamado Kongōbuji (金剛峯寺) fue ordenado construir por el famoso daimio (soberano feudal) Hideyoshi Toyotomi (豊臣秀吉) en 1593 en homenaje a su madre fallecida.

Viaje al Monte Koya o Koyasan: entrada a Kongobuji. Nieve en invierno

 

Años más tarde este edificio se añadió a otro templo cercano para crear el templo principal del budismo Shingon.

Viaje al Monte Koya o Koyasan (Wakayama): Kongobuji. Nieve en invierno

 

La visita a este templo es sobrecogedora especialmente en otoño (por el momiji) e invierno (porque la nieve cubre los tejados y parte de los terrenos) aunque maravillosa en cualquier época del año.

Viaje al Monte Koya o Koyasan: templo Kongobuji. Nieve en invierno

 

Pagando una pequeña entrada podrás visitar el interior de este templo.

Al acceder al interior del Kongōbuji lo primero que verás es la sala Ohiroma, utilizada para rituales importantes y ceremonias religiosas.

Las preciosas puertas correderas (“fusuma”) están adornadas con grullas pintadas a mano.

 

Al lado de la sala Ohiroma te encontrarás la sala de los ciruelos y la de los sauces.
Reciben estos nombres por el tema decorativo de sus puertas correderas también pintadas a mano, por supuesto.

La sala de los sauces guarda una truculenta historia pues en ella Hidetsugu Toyotomi se suicidó siguiendo el ritual seppuku (mal llamado “harakiri” en Occidente) por orden de su tío Hideyoshi.

Viaje al Monte Koya o Koyasan (Wakayama): Kongobuji. Pasillos exteriores. Nieve en invierno

 

Siguiendo por un largo pasillo se llega al ala nueva del edificio, añadida más recientemente.

Allí puedes sentarte en una enorme sala con suelo de tatami y disfrutar de un té verde y un dulce (aunque en invierno el frío en esa sala es intenso por estar todo abierto por lo que deberás estar bien abrigado).

Al lado podrás encontrar otro edificio en el que las puertas correderas de sus habitaciones están decoradas con pinturas de flores de temporada así como alusiones a la vida de Kōbō Daishi, de su viaje a China y de la fundación de Kōyasan.

 

Por cierto, detrás del edificio se encuentra el Banryutei, el jardín de rocas más grande de Japón, creado en 1984.

Está compuesta por enormes rocas traídas expresamente de Shikoku, lugar de nacimiento de Kōbō Daishi, que representan un par de dragones emergiendo de un mar de nubes.

Viaje al Monte Koya o Koyasan (Wakayama): Kongobuji. Pasillos exteriores. Nieve en invierno

 

Volviendo al edificio principal de Kongōbuji, pasarás por Jodannomala, una sala decorada de manera extravagante con paredes y puertas cubiertas de pan de oro, y con techos decorados con flores talladas.

Se utiliza para recepciones de grandes personalidades (como la familia imperial, por ejemplo).

Al final de la visita pasarás por las enormes y oscuras cocinas del Kongōbuji, con capacidad para cocinar para unas dos mil personas.

 

 

Garan, la sala Kondo y la Pagoda Konpon Daito

El Garan es el templo central del complejo de Kōyasan.

Está compuesto por varios edificios entre los que destacan el Salón Kondo y la enorme y preciosa pagoda Konpon Daito.

Viaje al Monte Koya o Koyasan (Wakayama): Garan, la sala Kondo y la Pagoda Konpon Daito
Garan, la sala Kondo y la Pagoda Konpon Daito

 

La Sala Kondo es una gran sala de templo de madera donde se celebran ceremonias importantes.

Allí se guarda como reliquia una imagen de Yakushi Nyorai, el Buda de la medicina y la curación.

Kōbō Daishi comenzó su construcción pero no la terminó.

Sus sucesores completaron la construcción de la sala Kondo y la pagoda Daito añadiendo más edificios y otras pagodas, como la Toto o pagoda del este, la Saito o pagoda del oeste, el Miedo (sala del fundador) y el santuario Kōya Myōjin, consagrado a los kami (deidades sintoístas) del monte Kōya.

 

Junto a la Sala Kondo se encuentra la pagoda Konpon Daito, de llamativo color bermellón y 45 metros de altura, que cuenta con dos plantas y estilo tahoto por lo quemás que una pagoda parece una estupa india.

 

Aviso importante

Actualmente la pagoda Konpon Daito se encuentra cubierta por andamios para realizar en ellas laborares de conservación y reparación.

Aquí tienes toda la información

 

Viaje al Monte Koya o Koyasan (Wakayama): Garan. Pagoda Konpon Daito
Garan. Pagoda Konpon Daito

 

En su interior se encuentra una estatua del Dainichi Nyōrai (Buda Cósmico, también llamado Variocana), Buda central del budismo Shingon.

Está rodeada de estatuas y pinturas colgadas en pilares, que en conjunto forman un extraño mandala (mapa metafísico del cosmos) tridimensional. Y digo extraño porque los mandalas son bidimensionales.

 

Según una leyenda que mitifica la figura de Kōbō Daishi, se dice que éste lanzó su sankosho (una herramienta ceremonial budista que parece una lanza corta de tres puntas a ambos lados) desde China (donde estuvo estudiando) hacia Japón.

A su vuelta a Japón, Kōbō Daishi encontró su sankosho enganchado en las ramas de un pino del monte Kōya y decidió elegir este lugar para construir el Garan (templo central de Kōyasan).

El pino en el que se dice que quedó enganchado el sankosho todavía sigue allí.

 

 

El mausoleo Tokugawa

El Mausoleo Tokugawa (徳川家霊台, Tokugawa Ke Reidai) de Kōyasan fue construido en 1643 por el tercer shōgun de la familia, llamado Iemitsu, con la intención de que su clan contara con un mausoleo cerca del de Kōbō Daishi.

La familia ya contaba con otros mausoleos situados por todo Japón, como el famoso santuario Toshogu de Nikkō.

 

Se compone de dos edificios en los que están consagrados el abuelo de Iemitsu, Ieyasu (en el edificio de la derecha) y el padre, Hidetada (en el edificio de la izquierda), los dos primeros shōgun del clan Tokugawa.

Ambos edificios están construidos en el pomposo estilo de comienzos del período Edo, con extravagante ornamentación.

El mausoleo Tokugawa está a diez minutos andando desde el cruce de Senjuinbashi, siguiendo la carretera que lleva a la estación de Koyasan. (ver mapa)

La parada de autobús más cercana es Namikiri Fudo Mae.

 

 

Ver Kōyasan en un día

Si no puedes alojarte en Kōyasan (una lástima) y solo puedes visitarlo en un día, los lugares que, en mi opinión, no debes perderte son el cementerio Okunoin y el templo Kongōbuji.

 

 

 

(Sigue leyendo)

12 Comentarios

  1. Despues de leer este post me habéis convencido. Koyasan estará en mi plan. Seguramente iré a Koyasán desde Osaka. Noviembre es buena época para visitar Koyasan? Muchas gracias por vuestro trabajo. Teneis una web fenomenal.

    • Hola Isa.
      Pues precisamente es posiblemente el mejor mes para visitar Koyasan, pues los árboles están profundamente rojos y el paisaje es espectacular. Además el clima es frío pero soportable.
      Muchas gracias por tu opinión sobre Japón Secreto. Trabajamos duro para ser de ayuda a viajeros intrépidos como tú.
      Saludos

  2. Hola!! Me ha encantado todo lo que has escrito sobre Koyasan. Recién llegada de Japón y habiendo sido el día que pase en Koyasan el mejor de todo mi viaje, me gustaría con tu permiso adjuntar la etapa de mi diario correspondiente a ese día con todos los detalles de lo que vivi en Koyasan.

  3. Me encantaron las fotos con nieve del cementerio Okunoin, muchas gracias por compartir tu experiencia, estoy planeando mi viaje dentro de 1 o 2 años mas y tu blog me es de mucha ayuda Javi, un saludo desde México !

    • Muchas gracias por tu comentario. Espero que puedas visitar este lugar lo más pronto posible, sobre todo en época de nieve o en otoño, dos momentos preciosos del año para disfrutarlo. Un saludo a ti y a México.

    • Hola Maria Paz

      ¡Qué ilusión me hace!

      Es una grandísima alegría saber que te será útil.

      Por favor, si encuentras algún error en el texto al recorrer esos lugares, házmelo saber.

      Que disfrutes de ese maravilloso lugar tanto como nosotros.

      Muchas gracias por tu comentario.

¡Déjanos aquí tus preguntas o comentarios!

¡Déjanos tu comentario!
Introduce tu nombre