Inicio Términos Tengu

Sobre el término: tengu

Los Tengu o «demonios tengu» son quizás los personajes mitológicos más inquietantes de la tradición japonesa, tanto por su aspecto (cara roja, gran nariz y mirada desafiante) como por su origen no del todo claro.

Nuestro interés por los Tengu proviene de una vieja serie de anime.

Tengu (天狗) es un demonio del folclore y la mitología japoneses que, en ocasiones, presenta aspecto zoomórfico (de animal).

Es un personaje mitológico de nariz larga y piel roja, en ocasiones representado también con alas de cuervo.

Suele representar a los yamabushi, ascetas que dominan una disciplina ascética rigurosa en las montañas y han adquirido por ello un poder mágico y espiritual.

Tiene su origen en el siglo VII, conocido como famoso enemigo del budismo y como asesino de la vanidad, inmerso en cientos de historias sobre reencarnaciones de monjes arrogantes.

Según la tradición, los tengu nacen de un enorme huevo y viven en los árboles de las zonas de montaña, sobre todo en los pinos y los cedros.

La principal localización que se atribuye a esta especie de demonios es Kurama, un pequeño pueblo al norte de Kioto.

Al lado de una enorme máscara de Tengu de Kurama (Kioto, Japón)

En concreto, a los «Kurama Tengu», que es como se conoce a los que supuestamente viven en esta zona, se les conoce también como «tengu yamabushi».

Los monjes yamabushi

Antiguamente, a los monjes yamabushi (山伏, «guerreros de las montañas»), monjes ascetas, se les atribuían poderes místicos, como la magia (kobudera), y el curanderismo, así como técnicas ancestrales de meditación, conjuros y hechicería.

Los monjes yamabushi habitaban las montañas, como monjes ermitaños.

Según las creencias shintō, los bosques y montañas son habitados por espíritus que provienen de otras existencias y, de forma sutil, viven en los árboles.

Pues bien, los yamabushi también eran mediums, entre estos seres y nuestro mundo, y precisamente, gracias a los relatos de  sus visiones, es como  llegó a conocerse que tenían forma humana, rostro colérico y enorme nariz.

Origen y simbología de los tengu

Como la mitología japonesa es confusa y llena de versiones (al igual que sucede en otras como la griega) no es fácil saber de dónde provienen los Tengu, pero parece ser que descienden del dios de la tormenta, hermano de la todopoderosa Amaterasu, la diosa Sol.

Dado su aspecto enrojecido y su enorme nariz, a veces se utiliza su imagen como sinónimo de extranjero, aunque también representa las artes marciales (como en el caso de la escuela Tenshin Shoden Katori Shinto Ryu), ya que se les atribuye un pasado como feroces guerreros.

De hecho, la labor principal de los tengu era salvar a los guerreros de catástrofes, o ayudarlos en los combates, así como transmitir las artes marciales a las personas e iniciarlas en ellas.

Shinji Shibusawa, maestro de la escuela Fuma Ryu contaba que estos seres son protectores del ninjutsu (también llamado shinobi-jutsu), el «arte del espía,» de los ancestrales guerreros ninja japoneses del siglo XII.

Dibujo publicitario de un tengu en un edificio del monte Koya (Wakayama, Japón)

Clasificación de los tengu

Dentro de la mitología japonesa, los tengu están incluidos en el panteón de las divinidades menores (el equivalente griego serían los semidioses y los héroes).

En el folclore aparecen dos tipos de Tengu:

  • Ō Tengu (大天狗): «Gran Tengu», de aspecto humano y, generalmente, con una expresión feroz y amenazante, que presenta una gran nariz que representa el orgullo y la arrogancia.
    Tiene un abanico de plumas y viste en ocasiones una capa roja.
    Se les presenta vestidos como si fueran yamabushis, y con alas de águila.
    Son jefes de un pequeño ejército de karasu tengus.
  • Karasu Tengu (烏天狗): «Tengu Cuervo».
    Son más pequeños que los anteriores, con cabeza de cuervo y con pies y manos en forma de garra. También alados.
    Se encargan , entre otras cosas, de entregar los mensajes de sus jefes, los Ō Tengu.

Entre los objetos a menudo asociados a los tengu se encuentran los shakujo, unos báculos en forma de anillo usados para la magia y combate físico; el tokin, un sombrero de extraña forma; y el abanico o hauchiwa, fabricado con hojas de Aralia Japonés o con plumas y que se dice que tiene el poder de crear grandes ráfagas de viento.

Según hemos podido saber, el templo del monte Takao, al oeste de Tokio, es uno de los templos con más figuras tengu de Japón.

Aquí puedes ver todos los artículos en los que mencionamos a los Tengu:

Estatuas de O tengu y Karasu Tengu en el Templo Yakuoin. Monte Takao o Takaosan en Tokio. Otoño. Momiji.

El Monte Takao: un tesoro natural muy cerca de Tokio

El Monte Takao de Tokio es un destino ideal para huir del ruido y el bullicio de la gran ciudad. Una excursión en el día que te permitirá disfrutar de rutas a pie por preciosos bosques en los que se encuentra un místico templo y algunos otros lugares de interés como un parque de macacos japoneses.
Japón. Ruta de peregrinación las tres Montañas de Dewa (Dewa Sanzan). Monte Yudono (Yudonosan). Gran puerta torii de entrada.

La ruta sagrada Dewa Sanzan: los Montes Gassan y Yudono (Yudonosan)

Dentro de la ruta de peregrinación Dewa Sanzan, los montes Gassan y Yudono (o Yudonosan) son los más desconocidos. Guardan numerosos secretos que solo pueden conocerse cuando se viaja hasta allí, como un santuario tan sagrado que no se puede hablar de lo que allí se ve o se escucha.
Japón. Ruta de peregrinación Dewa Sanzan. Monte Haguro (Hagurosan). Sendero de piedra. 2446 escalones.

Dewa Sanzan, la ruta de peregrinación de las tres Montañas de Dewa

La ruta sagrada de peregrinación de las Tres Montañas de Dewa (o "Dewa Sanzan") es uno de los lugares más impresionantes que se pueden visitar en Japón y, sin embargo, hasta ahora permanece oculta a los ojos de los turistas y de las rutas habituales de quienes visitan Japón. Esta ruta guarda numerosos secretos y lugares ocultos llenos de magia y encanto para quien no se conforma con visitar los lugares habituales de las guías de viaje. Se encuentra en Yamagata, una prefectura de la región de Tohoku considerada por los propios japoneses como el Japón secreto.
Japón. Ruta de peregrinación Dewa Sanzan. Monte Haguro (Hagurosan). Pagoda de cinco pisos Goju No To (Gojunoto). Senderismo. Ruta a pie

La ruta sagrada Dewa Sanzan: el Monte Haguro (Hagurosan)

Un antiguo bosque de cedros centenarios en el que se esconde una misteriosa pagoda de cinco pisos. Un camino de 2.446 escalones de piedra que conduce a la cima de un monte sagrado para los yamabushi. ​¿Te suena bien? Todos esto puedes descubrirlo en el monte Hagurosan, el lugar más sagrado de la ruta de peregrinación Dewa Sanzan.
"La fragilidad del crisantemo", novela de José Vicente Alfaro (Editorial Planeta, 2019) ambientada en el Japón clásico del periodo Heian

La fragilidad del crisantemo

La fragilidad del crisantemo" es un excepcional relato ambientado en el período Heian, una época de florecimiento cultural en Japón en la que surgieron numerosas tradiciones que han llegado hasta nuestros días.
Buda viviente o Sokushinbutsu (Tsuruoka, Yamagata). Momias en Japón

Japón misterioso: los monjes momificados en vida o Sokushinbutsu

Sokushinbutsu es una antigua y desconocida práctica en la que algunos monjes budistas se convertían por sí mismos en momias en vida. Actualmente pueden visitarse algunas de estas momias, ocultas en pequeños templos de Yamagata y otras prefecturas.

Los kappa, niños de los ríos

Los kappa son uno de los seres de la mitología japonesa más populares.