El JR Pass al mejor precio
Viajar a Japón: las tarjetas monedero Suica y Pasmo
Puntuación de este artículo: 4.7 (94.29% de 14 votos)

IC Card: las tarjetas monedero de Japón

La primera vez que viajamos a Japón, en el año 2008, nos sorprendió mucho la generalización del uso de tarjetas monedero en Japón. Además nos parecieron enormemente futuristas, pues funcionaban acercándolas a los terminales de pago.

Todo el mundo usaba las IC Card, tanto para pagar el transporte público como para hacer pequeñas compras o pagar en bares y restaurantes.

En Occidente hemos comenzado a usarlas hace pocos años, mientras que en Japón llevan utilizándose desde el año 2001, cuando más de 25 operadores de trenes y autobuses de Japón comenzaron a emitir sus propias tarjetas IC Card.

Las IC Card son tarjetas monedero recargables que pueden usarse para pagar cómodamente los billetes de transporte público y para realizar pagos en un número cada vez mayor de máquinas expendedoras, tiendas y restaurantes simplemente colocando la tarjeta sobre un lector durante un instante.
Funcionan por saldo. Es decir, antes de utilizarlas es necesario cargarlas con dinero. No se asocian a ninguna tarjeta de crédito.

En este artículo vamos a hablar de las tarjetas monedero más populares en Japón y su uso para el transporte público, una de las maneras de sacar de ellas el mayor provecho.

Las tarjetas Suica y Pasmo

Suica (スイカ) y Pasmo (パスモ) son las dos tarjetas monedero (IC Card) más populares de Japón, aunque existen muchas más, todas ellas expedidas por las compañías de transporte público de cada zona del país: ICOCA, Kitaca, PiTaPa, Toica, Manaca, Hayakaken, Nimoca, SUGOCA, y otras muchas tarjetas menos conocidas.

¿Qué diferencias hay entre la tarjeta Suica y la Pasmo?

Son tarjetas completamente idénticas. Lo único que las diferencia es la empresa o zona del país en la que se emiten, lo que hace que también cambie el lugar en el que recuperar el depósito que se paga al comprar la tarjeta, como veremos más adelante.

Las Suica son emitidas por la empresa JR East (una de las principales compañías de trenes de Japón) y las Pasmo son emitidas por un consorcio de empresas privadas de transporte del Este de Japón.

Pero eso da igual porque puedes usar la Suica para líneas privadas de tren y metro al igual que puedes usar la Pasmo en las líneas JR.

¿Dónde pueden usarse?

Al ser tarjetas monedero, pueden utilizarse casi en tantos lugares como el propio dinero.

Los lugares más habituales (aunque no los únicos) son:

  • las estaciones de tren, las líneas de metro y los autobuses de Tokio (aunque no son los únicos transportes como luego veremos)
  • la mayoría de tiendas, sobre todo las famosas Konbini y las que se encuentran dentro de las estaciones
  • las utilísimas taquillas de las estaciones (ロッカー)
  • las máquinas expendedoras de bebidas

Más adelante explico cómo saber si se puede pagar con estas tarjetas y las restricciones de uso.

¿Por qué debes comprar una tarjeta Suica o Pasmo?

Las tarjetas Suica y Pasmo son enormemente útiles. Entre los muchos motivos que se me ocurren para recomendarlas, éstas son mis cinco razones de peso:

  • Ahorro de tiempo: éste es uno de los dos grandes motivos para llevarla de viaje por Japón. Sin ella, el cambio de líneas de tren (transfer) puede convertirse en algo estresante si vamos apurados de tiempo y necesitamos estar todo el tiempo parando en las máquinas expendedoras de tickets. Algo que es especialmente molesto en estaciones abarrotadas como las de Tokio, Shinjuku o Shibuya, por ejemplo.
  • Flexibilidad de destino y posibilidad de cambio de planes: éste es el otro gran motivo para tenerla. Al usar la IC no se está pagando el trayecto por adelantado, por lo que podemos cambiar de opinión y bajar en otra estación sin problemas (o en otra parada de autobús). El sistema calcula el precio en la estación de llegada.
  • Ahorro de dinero: es algo a tener en cuenta, porque no es raro equivocarse al comprar un billete sencillo de tren o metro e inmediatamente ver que nos hemos equivocado de tarifa. Además, las tarjetas IC ofrecen un pequeño descuento por trayecto. Son unos pocos yenes, pero no deja de ser un incentivo, ¿no?
  • Dinero siempre disponible para compras: como ya hemos dicho, las IC card son tarjetas monedero con las que podemos pagar en máquinas de bebidas y numerosos establecimientos, lo que las hace muy útiles, porque puede suceder que no llevemos dinero encima justo cuando necesitemos comprar algo. Y además se evita llevar muchos billetes e incómodas monedas en los bolsillos.
  • Mayor glamour al viajar en tren y metro: puede sonar frívolo, pero es fabuloso viajar de estación en estación a toda velocidad sin tener que parar en las máquinas expendedoras de billetes con largas colas de gente esperando. ¡Y es una experiencia muy japonesa!

Una de las salidas de la estación de Shibuya (Tokio, Japón)

Tokio: tarjetas Suica y Pasmo y los pases de metro de 24, 48 y 72 horas. ¿Qué es mejor?

Aunque se ahorra un poquito de dinero usando la tarjeta Suica o Pasmo, creo que hay motivos aún más poderosos para elegir estas tarjetas en lugar de otras opciones “baratas”:

  • Bonos de tren y metro de Tokio de 24, 48 y 72 horas. Aunque parecen rentables, los bonos son solo para tren o solo para metro y se excluyen mutuamente. Es decir, con estos pases te complicas aún más para hacer planes. Y créeme: hemos viajado un montón de veces a Japón, y puedo asegurarte que allí lo más importante es simplificar si quieres que el viaje sea fácil y agradable.
  • Billetes individuales: como ya he explicado antes, si eliges pagar cada billete individualmente, es necesario ir a las máquinas expendedoras en cada trayecto, y si el trayecto entre dos puntos implica dos o mas medios de transporte, necesitarás comprar el billete para cada tramo. Y como el uso de las máquinas y los planos de las líneas de Tokio resulta complicado para la gran mayoría de turistas, acabas gastando más dinero y tiempo del necesario cada vez que te equivocas. Además, acabas con el bolsillo lleno de pequeñas monedas que sobran en cada compra.

Y no olvides que las tarjetas Suica y Pasmo son tarjetas monedero, como ya he explicado. Con ellas puedes pagar en tiendas y máquinas de bebidas. Así ahorras espacio en tu bolsillo y ganas tiempo.

Y no son un gasto porque puedes devolver la tarjeta al final de tu viaje y recuperar los 500 yenes de depósito, si así lo deseas.

O mejor aún, guardarla de recuerdo y si decides volver en el futuro a Japón (en menos de diez años), la tendrás lista para usar nada más entrar en el país con el saldo que dejaste.

Que no te engañen

Algunas páginas web intentan venderte los pases de metro de Tokio porque así ganan una comisión. Y ocultan la verdadera realidad: que las tarjetas Suica y Pasmo son la mejor opción de transporte y pago en Japón.

¿Dónde puedo comprar las tarjetas Suica y Pasmo?

Ambas pueden adquirirse en las estaciones de tren de los aeropuertos de Narita y Haneda.

Además, las tarjetas Suica pueden comprarse en las máquinas expendedoras (vending machines) de las estaciones JR de Tokio, y en las ventanillas de venta de billetes de esas estaciones.

Máquinas expendedoras de billetes de metro. Estación de Shinjuku (Tokio, Japón)

Las tarjetas Pasmo pueden adquirirse en algunas de las numerosas máquinas expendedoras de las estaciones de metro de Tokio y en las ventanillas de venta de billetes de dichas estaciones.

El precio mínimo tanto de la tarjeta Suica como de la Pasmo es de 1.000 yenes, que incluye un saldo de 500 yenes y un depósito de 500 yenes reembolsable si se devuelve la tarjeta.
También se venden de 2.000, 3.000, 4.000, 5.000 y 10.000 yenes (todas ellas con un saldo igual a su precio menos los 500 yenes de depósito).

También puedes comprarla desde casa

Resulta muy útil tener la tarjeta desde el mismo momento en que aterrizas en Japón porque, como verás cuando llegues, todo puede ser estresante (cargado con maletas y tener que buscar una máquina de billetes de tren/metro no es agradable).

Tener una Suica o una Pasmo soluciona esos pequeños problemas desde el primer momento (y te permite comprar tu primera bebida japonesa en una máquina expendedora nada más llegar a Japón).

Máquinas expendedoras de bebidas en Japón con lector de tarjetas Suica

Hace años era imposible comprar una de estas tarjetas fuera de Japón pero ahora, gracias a la agencia Japan Experience, ya es posible. ¡Una gran suerte para quienes viajan ahora a Japón!

Pulsando sobre la imagen de la tarjeta Suica o de la tarjeta Pasmo se abrirá la página web de Japan Experience en la que se venden estas tarjetas:

Comprar tarjeta Suica desde casa con Japan Experience Comprar tarjeta Pasmo desde casa con Japan Experience

(Si la compras haciendo click desde aquí, nosotros ganaremos unos céntimos de comisión.
Muchas gracias)

Japan Experience es la agencia de viajes a Japón más famosa e importante del mundo hispano. Son la empresa de referencia en la venta de los famosos y útiles Japan Rail Pass (JR Pass).
Su sede está en París, por lo que los envíos tardan entre 3 y 5 días en llegar a tu casa.

Al comprarla, recibirás en tu casa la tarjeta o tarjetas que elijas. Cada una de ellas está cargada ya con 2.000 yenes (incluyendo el depósito de 500 yenes).

Se envían sin registrar, por lo que puede usarla cualquier persona.

Y puesto que caducan a los 10 años, puedes usarla siempre que vuelvas a Japón (o puedes dársela o dejársela a quien quieras porque, como ya hemos dicho, no están registradas a nombre de ninguna persona).

¿Es necesario devolverlas al final de un viaje?

No, pero hay personas que prefieren devolverla para recuperar la pequeña cantidad de dinero que se paga en concepto de depósito al adquirirlas (500 yenes).

Hasta el año 2013 se vendían unas tarjetas decoradas especiales para turistas. Nosotros tenemos varias y, por supuesto, decidimos quedarnos con ellas porque son preciosas y porque podían servirnos para futuros viajes.

Éstas son nuestras tarjetas Suica. La del Fuji la compramos en 2008. Su diseño es especial porque se vendían como oferta especial junto con el JR Pass.

La devolución de las tarjetas se hace en los mismos lugares en los que pueden adquirirse (ver más arriba). Solo pueden devolverse en los lugares específicos de la zona de Tokio.

En resumen:

  • Las tarjetas Suica pueden devolverse en cualquiera de las estaciones de la compañía JR East (JR東日本).
  • Las tarjetas Pasmo pueden devolverse en las oficinas de venta de billetes de las estaciones de las líneas Keihin o Keisei o de las estaciones de los aeropuertos de Narita o Haneda.

 

Tarjetas Suica obsoletas o caducadas

Tras 10 años, las tarjetas Suica y Pasmo dejan de estar operativas.

Si ese es tu caso (que también es nuestro caso), se puede transferir el saldo actual a una nueva tarjeta.

 

¿Qué hacer si pierdo mi tarjeta Suica o Pasmo?

Para estar preparado por si pierdes tu tarjeta IC, puedes personalizarla en el momento de comprarla dando tu nombre, sexo y fecha de nacimiento.

Otra opción es guardar el número que aparece en la esquina inferior derecha en la parte posterior de la tarjeta.

En caso de que la pierdas, vete a uno de los lugares en los que se vende tu tipo de tarjeta (Suica o Pasmo) y solicita una tarjeta de reemplazo.

La tarjeta original será cancelada y podrás recoger tu nueva tarjeta en los siguientes 14 días en ese mismo lugar, con el saldo que tenía tu tarjeta en el momento de perderla.

Si la perdiste con muy poco saldo, posiblemente no te interese pedir una copia, ya que para pedir la copia deberás pagar de nuevo los 500 yenes de depósito así como una tarifa de renovación de 510 yenes.

Cómo usar la tarjeta Suica o Pasmo

Pagar con las tarjetas Suica y Pasmo

Es muy sencillo.

Al igual que con las tarjetas de crédito contactless, para pagar con la Suica o la Pasmo tan solo es necesario acercar dicha tarjeta al lector que viene marcado con el siguiente logotipo:

Logotipo que marca la zona de lectura de las tarjetas IC Card como Suica, Pasmo o ICOCA

Si queremos utilizar un medio de transporte como el tren o el metro, necesitaremos pasar la tarjeta tanto a la entrada como a la salida del andén. El sistema restará el precio en función de la distancia recorrida entre ambas estaciones.

Es tan sencillo como hacer esto:

Modo de uso de las tarjetas Suica y Pasmo para entrar en el metro o tren en Japón

Aunque, si te dejas llevar de lo que hace la masa de gente, verás que es muy fácil.

Por el contrario, si queremos pagar el autobús, generalmente cogeremos primero un ticket al montar (generalmente por la puerta de atrás). Y al final del viaje, junto con la entrega del ticket al conductor, pagaremos pasando la tarjeta por el terminal de cobros del autobús.

¿En qué lugares puedo pagar con la tarjeta Suica o Pasmo?

En general puedes pagar en todos los lugares en los que veas alguno de estos logotipos:

La tarjeta Suica puede utilizarse en cualquiera de los establecimientos en que se muestre alguno de estos logotipos

De todos modos no es necesario que aprendas todos esos logotipos. Si se acepta alguna IC Card cuyo nombre acaba en “a”, la Suica también estará aceptada.

En este mapa se muestran las zonas de emisión de las tarjetas monedero IC Card más populares. De todos modos, como hemos visto en el diagrama anterior, la Suica y la Pasmo son aceptadas en todo el país:

Zonas de emisión de las tarjetas monedero IC Card más populares de Japón: Suica, Pasmo, etc

En establecimientos como tiendas, restaurantes o peluquerías, por ejemplo, te dirán si puedes usarla en el momento en que la muestres al encargado.

Pagar el transporte con Suica o Pasmo

Aunque originalmente las tarjetas Suica y Pasmo fueron creadas para pagar solamente en establecimientos de la zona de Tokio, desde marzo de 2013 es posible utilizarlas por todo Japón, incluyendo casi todas las redes ferroviarias y muchas líneas de autobús.

Como excepción, las tarjetas Suica y Pasmo no son aceptadas en los trenes rápidos (limited express) ni en los trenes bala (shinkansen).

Sin embargo, desde el 30 de septiembre de 2017, sí que es posible utilizar tarjetas IC como Suica, Pasmo o Icoca, en el Tokaido-Sanyo Shinkansen.

Para ello, debe registrarse previamente la tarjeta IC en una página web creada para este fin o a través de una aplicación que está disponible en inglés desde el 30 de octubre, junto con una tarjeta de crédito en la que se carga el coste del billete de tren (no se cobra del saldo de la tarjeta IC).
Después, es necesario comprar un billete de shinkansen por internet para poder tener acceso a los andenes con la tarjeta Suica, Pasmo, etc.

Utilizando este servicio, las tarifas de shinkansen tienen un descuento de 200 yenes.

La otra limitación de estas tarjetas es que no pueden usarse para pagar un transporte que comunique dos zonas diferentes del país, por ejemplo Tokio y Kioto.

Los medios que acepten las tarjetas Suica y Pasmo para pagar mostrarán en un lugar visible (generalmente en la máquina en la que se coge el ticket o en la puerta de entrada) alguna de estas pegatinas:

Logos mostrados en los medios de transporte japoneses que aceptan pagos con tarjetas Suica o Pasmo

Por cierto, respecto al transporte público, te recomendamos leer el artículo sobre cómo planificar los trayectos en tren y metro por Japón de manera sencilla y con información exacta y clara:

Cómo viajar en tren y metro por Japón y cómo planificarlo

¿Cómo comprobar el saldo y rellenar las tarjetas Suica y Pasmo?

Las tarjetas Suica y Pasmo pueden ser recargadas tantas veces como sea necesario.

El límite máximo de carga que aceptan es 20.000 yenes.

Ambas tarjetas pueden recargarse en las máquinas expendedoras de las estaciones de tren y metro. Las Pasmo pueden recargarse también en la mayoría de autobuses (aunque solo en incrementos de 1.000 yenes).

Prácticamente todas las máquinas pueden usarse en inglés (se selecciona idioma al comenzar la operación). Incluso en Tokio ya han comenzado a instalarse máquinas que pueden utilizarse en español.

Solo pueden recargarse con dinero en metálico. No pueden recargarse con tarjeta de crédito.

Este vídeo es bastante clarificador:

Para comprobar el saldo de la tarjeta tan solo hay que colocarla sobre el lector de cualquier tienda o en las máquinas expendedoras. También puede verse al cruzar la barrera de entrada a los andenes de las estaciones, justo después de oír el pitido.

Usando la tarjeta IC Card: la pantalla del lector muestra el dinero pagado y el saldo restante de la tarjeta Suica

Por cierto, si escuchas varios pitidos antes de entrar o salir a un andén, significa que no queda saldo suficiente. En ese caso debes ir a recargar.

Usando la tarjeta Suica en el metro: saldo insuficiente

Las máquinas expendedoras también permiten imprimir el historial de trayectos de tu tarjeta.

En caso de cometer algún error al pasar por la barrera de una estación, debes acudir a la ventanilla más cercana (generalmente situada al lado de los accesos). Muestra tu tarjeta y el encargado te arreglará el problema o te indicará lo que debes hacer (si te falta saldo).

Tarjeta Suica en los iPhone y Android

Recientemente, empresas como Apple y los fabricantes de móviles con sistema operativo Android han incluido sistemas en sus teléfonos móviles para pagar con aplicaciones que sustituyen a las tarjetas físicas Suica.

Curiosamente, este sistema de pago con el móvil ya existe en Japón desde enero de 2006 gracias al sistema Mobile Suica incluido en los teléfonos móviles con tecnología monedero FeliCa de Sony, llamados popularmente osaifu keitai.

Pues bien, desde junio de 2011 ese sistema está disponible también para móviles Android, y desde septiembre de 2016, también para productos de Apple con el sistema Apple Pay como el iPhone 7 y el Apple Watch Serie 2. Por desgracia ese sistema solo lo tienen los productos de Apple comprados en Japón.

Nosotros tenemos la suerte de tenerlo porque siempre compramos todos nuestros iPhone en Japón.

La buena noticia es que todos los iPhone 8, iPhone X y Apple Watch Serie 3 incluyen ya este sistema independientemente del país en el que se hayan comprado.

Con este sistema, se puede transferir el saldo de una tarjeta Suica física al monedero de Apple Pay (siempre que tengamos seleccionada la región de Japón en el dispositivo) o crear una Suica virtual en el monedero a través de la aplicación Suica.

Aquí puedes leer toda la información oficial de Apple sobre cómo usar tu iPhone para pagar como si fuera una tarjeta Suica.

De todos modos, sigue siendo una buena idea manejar la tarjeta Suica tradicional, para evitar dañar el móvil o que se caiga mientras cruzamos por una estación de metro a toda prisa, ¿no?

 

¿Son útiles las tarjetas Suica y Pasmo si ya tengo el Japan Rail Pass (JR Pass)?

Por supuesto que sí.

No olvides que el JR Pass solo sirve para tener acceso a las líneas de tren, metro y autobús de la compañía JR, pero en Japón hay infinidad de líneas de tren y autobús de otras empresas. Por ejemplo, en Tokio solo puedes usar el JR Pass en la línea Yamanote de tren. Todas las demás líneas de metro son privadas y necesitarás comprar los billetes sueltos si no tienes una Suica o una Pasmo.

Además estas tarjetas pueden servir para complementar el uso del JR Pass. Por ejemplo, si compras un JR Pass de dos semanas pero estás en Japón unos días más, pueden servirte para pagar el transporte adicional.

Otras IC Card: la interoperabilidad

Como ya he comentado, desde el año 2013 las tarjetas IC card son casi totalmente interoperantes en Japón, por lo que puede usarse cada una de ellas en todo Japón. No obstante, sigo prefiriendo usar la Suica, porque me da más confianza.

Si no has comprado tu Suica o Pasmo antes del viaje o al comenzarlo (comprar Suica y Pasmo antes de ir a Japón), puedes comprar la que te vendan en la zona en la que te encuentres porque seguramente podrás usarla por todo el país (especialmente si se trata de alguna de las que vimos en el mapa anterior).

La tarjeta ICOCA

La tarjeta ICOCA es la tercera tarjeta IC más popular de Japón. Es algo así como la tarjeta Suica de la zona de Kansai (Kioto, Osaka, Kobe, etc) por lo que todo lo que vamos a contar de ella es prácticamente lo mismo que en las Suica o Pasmo.

Puede utilizarse en todas las líneas de tren de Kansai así como el metro y los autobuses de esa zona.

Al igual que la Suica, también puede utilizarse en el sistema de transporte de otras zonas de Japón como Tokio, Nagoya, Hiroshima o Fukuoka, por ejemplo, pero sólo para las líneas JR.

Pueden adquirirse en las máquinas expendedoras de todas las estaciones de JR de Kansai (como el metro de Kioto o el de Osaka, por ejemplo). Dichas máquinas pueden usarse generalmente en inglés.

Al igual que la Suica y la Pasmo, dentro del precio de adquisición se incluyen 500 yenes en concepto de depósito, reembolsable en caso de devolución.

¿Tienes aún dudas sobre estas tarjetas?

Puedes preguntarnos todas tus dudas un poco más abajo.

 

Más información en las webs oficiales de Suica y Pasmo.

 

Javi

Javi

Soy Javi, bloggero desde hace más de una década.
Tras 13 largos viajes por Japón en 8 años acompañado de Pilar y, en ocasiones, de amigos japoneses, he aprendido mucho de aquel país y he descubierto muchos lugares ocultos.
Ahora, con mis artículos, espero poder acercar el Japón "oculto" a mucha gente y que nuestra experiencia sea útil para todos aquellos que, como nosotros, no se conforman con la información común de las guías y el turismo habitual.
Javi

Últimos artículos de Javi (ver todos)

Nuestra agencia de confianza

2 Comentarios

  1. En mi etapa universitaria (1999-2004), en Deusto, la BBK llegó a un acuerdo para que nuestras tarjetas de identificación estudiantil fuesen también tarjetas monedero, con un chip como el que tienen ahora los DNI. Supuestamente con ellas podías pagar en muchos sitios, ese era el plan de la entidad financiera, pero resultaba que en aquellos sitios donde deberías poder pagar (kioskos, supermercados, etc.) era como si les hablaras en chino; eso sí, me valía para la librería de la universidad, comprobando que yo era el único que la empleaba porque me parecía la idea la mar de útil. Aunque, claro, eran otros tiempos y yo era un friki porque tenía cuenta de correo electrónico y teléfono móvil.

    • Pues ya somos tres, porque nosotros también teníamos cuenta de email! jaja
      Por esas épocas el Banco Santander también hizo una campaña de tarjetas chip y, al igual que te pasó a ti, en nuestra Universidad tampoco tuvo mucho arraigo. Y en los establecimientos flipaban al enseñarla.

¡Déjanos aquí tus preguntas o comentarios!

¡Déjanos tu comentario!
Introduce tu nombre